Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?


  • Cuando tus padres te piden consejo.
  • Cuando recibes llamadas del banco.
  • Cuando descubres lo que significa que una sartén sea anti-adherente.
  • Cuando en tu lista de contactos del teléfono cambias el número de “Casa”.
  • Cuando participas en la conversación de la sobremesa de Navidad.
  • Cuando estás enfermo y tienes que salir de la cama a prepararte la medicina.
  • Cuando recibes la primera factura a tu nombre.
  • Cuando las 12 de la noche es demasiado tarde para salir de casa.
  • Cuando tratas a tus tíos como si fueran tus amigos.
  • Cuando te descubres leyendo la sección de economía del periódico.
  • Cuando una banda a la que viste de adolescente hace una “gira de reunificación”.
  • Cuando te enteras de un secreto familiar que habías ignorado hasta la fecha.
  • Cuando empiezas a fijarte en el dedo anular de las chicas que te gustan, por si acaso hay un anillo.
  • Cuando tienes un tipo de manzana favorito.
  • Cuando te roban la cartera en el extranjero y tienes que ir al consulado.
  • Cuando compras una lavadora.
  • Cuando haces “planes de parejas”.
  • Cuando pones marcos en las cosas que cuelgas en las paredes.
  • Cuando se acerca la Navidad y nadie cambia la decoración de la casa.
  • Cuando te regalan calcetines por Navidad y lo agradeces.
  • Cuando te das cuenta de que tus ídolos son más jóvenes que tú.
  • Cuando te tomas una cerveza antes de coger un avión.
  • Cuando te quedas a solas por primera vez en tu propio apartamento.
  • Cuando te obsesiona apagar las luces que no estás usando.
  • Cuando encontrar sábanas de lino de oferta te alegra el día.
  • Cuando empiezas a contar las horas que duermes.
  • Cuando te quedas colgado en un aeropuerto a solas por primera vez.
  • Cuando comes solo en un restaurante por primera vez.
  • Cuando prefieres dejar de salir un sábado para hacer un vermut el domingo.
  • Cuanto te das cuenta de que no pintas nada en Snapchat.
  • Cuando los fines de semana sirven para poner orden en casa.
  • Cuando conduces por una carretera remota en un país lejano.
  • Cuando decides que llevar paraguas no es ridículo, al fin y al cabo.
  • Cuando tienes acidez de estomago.
  • Cuando te marcas una hora límite para irte a la cama.
  • Cuando ya no tienes que mentir en las webs porno.
  • Cuando se rompe el condón.
  • Cuanto te haces la tarjeta del supermercado.
  • Cuando no sabes qué novedades hay que escuchar en Spotify, y te da igual.
  • Cuando un niño se refiere a ti como “ese señor”.
  • Cuando negocias tu salario por primera vez.
  • Cuando necesitas un gestor.
  • Cuando tienes conversaciones sobre seguros.
  • Cuando te das cuenta de lo que realmente necesitas no puede comprarse.
  • Cuando te pasas al pan integral.
  • Cuando te levantas y te cruje la espalda.
  • Cuando te enteras de lo que valen los colchones.
  • Cuando te toca hablar en un funeral.
  • Cuando piensas el futuro y, en lugar de imaginar el ideal, te pones en el peor escenario.
  • Cuando empiezas a buscar señales que te indiquen que todavía eres joven.