Canales populares

Capusotto, la vuelta de un grande



El programa de Capusotto vuelve el próximo lunes a la pantalla chica argentina por octavo año consecutivo. "Lo veré con mi familia, nosotros nos hemos encomendado la misión de poblar el mundo y somos unos 137.000", bromea el humorista, con una sonrisa pícara en la cara.

A cuatro pedales, Capusotto y su cómplice Saborido constituyen ya un sólido tándem del humor argentino generando personajes de culto ligados a la música, como el egocéntrico rockero Pomelo, la empalagosa estrella pop Fabián Crema o esos situacionales en los que a la hora de la conquista de una mujer aparece un "tipo que bailando se convierte en un idiota". Una sucesión de sketches de la mano de un desopilante presentador donde, como en la vida misma, lo absurdo siempre dice presente y se mecha con videoclips esenciales con verdadero "rock and roll nene-ne".

Juntos, y en lo que Capusotto denomina como "un circuito de creación cerrado" que una vez puesto en el aire ya deja de pertenecerles", lograron un código que ya no sólo les permite "tomarle el pelo" al aura rockera, sino también tratar con precisión casi quirúrgica temas delicados que imperan en los imaginarios a nivel social y político. Una forma de hacer humor que se ha afianzado, produce el seguimiento de un público para el cual el ver el programa es casi un ritual y que a la espera por esa "dosis anual de Capusotto" lo reviven en YouTube. Fenómeno en las redes sociales por el que los seguidores uruguayos lograron que en 2008 cruzara el charco y se instalara en la TV local. Es que hacer humor es cosa seria y así lo refleja el involucrado en la entrevista que se reproduce a continuación.

-¿Qué creés que genera la continuidad del programa a lo largo de los años?

-Calculo que tres cosas, primero que hacemos un número acotado de programas y eso me parece que hace que podamos continuar, que no se desgaste para nosotros y supongo que eso también puede rebotar en la gente que lo mira y a la vez hace que siempre puede sumarse otra. Claramente los 13 programas no te permiten entrar en la formulita de lo que supuestamente funciona y hacer una remarcación de personajes que a lo mejor los querés dejar de lado y la propia dinámica de la Tv te hace volver otra vez a hacerlo, entonces lo hacés más por completar. Si vos hacés un programa de abril hasta diciembre en algún momento te vas a desgastar creativamente. No sabemos cuándo será eso, pero creo que hacer 13 programas es la medida justa como para sentir que algo sigue faltando para nosotros. La carencia es lo que hace que nosotros sigamos y se hace carne cuando aparece un personaje nuevo.

-El programa genera rituales de gente que se junta a verlo o que lo comparte a través de las redes sociales. No sos de esas personas a las que se ve hiperconectadas a las nuevas tecnologías. ¿Cómo lo toman?

-Son los signos de estos tiempos que permiten que el programa siempre esté presente, volver a reencontrase con algún número o personaje y creo que eso va por el disfrute que tienen los otros con lo que hacemos y se da una especie de ritual. Pero así circula y está bien, y supongo que uno elige qué mirar.

-¿Cómo es tu relación con los personajes? ¿Estás cansado de alguno?

-Hay algunos personajes que se han dejado de lado porque sentíamos que no tenían más para decir. En esta temporada hay ingresos de otros personajes que tienen que ver con el espíritu del programa para poder continuar con la cosa y que no vienen a reemplazar sino que vienen a sumarse. Después viene lo misterioso que es cuando algo se emite y ya esa idea te deja de pertenecer o al menos no es más ese proceso anterior más cerrado, y te sorprendés con la mirada del otro. Cuando un personaje pega, y la gente lo pide, y elegís volver a hacerlo, lo hacés con más ganas. Pero cómo funciona es un misterio.

-¿Cómo es ese trabajo que lleva tantos años en dupla creativa con Saborido? ¿Qué los inspira?

-Si fuéramos pareja nos aburriríamos, pero somos todo lo contrario a un matrimonio y es una relación en la que pasamos por todos los estadios, pero que también tiene su disciplina. Cada uno trabaja por su lado y encuentra una idea y luego la modificamos. No quiero ser tan contundente en la afirmación, pero el humor es un poco transformar la realidad en otra cosa más amena. Es cómo sería una situación si se convirtiese en otra cosa. Ese descubrimiento nos pasa todo el tiempo. Qué otra cosa te puede inspirar mejor que la realidad: lo que hacemos en el programa es una manera de tomar posición sobre lo que nos rodea, y de cómo accionar en la propia realidad. Es una descarga y un punto de fuga. La vida es absurda de por sí y no hacemos más que copiar lo que vemos. Luego está el proceso de grabación donde hay que estar más concentrado y meticuloso e ir al hueso.

-¿Qué creés que tiene tu humor que hace que sea tan querido en Uruguay?

-Si bien hablamos todo el tiempo de lo argentino, también excedemos eso de hablar sobre el suelo o la patria y hablamos de seres en el mundo. Hay mucha afinidad con Uruguay y yo calculo que, salvo algunos localismos, entenderán claramente de qué estamos hablando.

-¿Incluso los sketchs sobre el peronismo?

-Creo que sí. En Uruguay saben que el peronismo es un movimiento que puede instalar un montón de imaginarios. Si bien va a haber una distancia con respecto a lo que es el peronismo para un argentino, también hay argentinos distanciados con el peronismo, que no saben bien lo que es, por más que vivan acá. Porque el peronismo siempre es una mirada personal de un fenómeno que hasta te diría excede lo político.

-Has hablado de "Telecataplum" y la presencia de esos humoristas uruguayos en la TV argentina. ¿Esas eran épocas doradas del humor en el Río de la Plata?

-No sé si doradas, porque también hubo otras épocas. Por ejemplo, para mí el cine mudo es la mejor época del humor. Buster Keaton y toda esa gente hizo que toda esa época para mí sea insuperable. Pero en todas las épocas ha habido y habrá humor, con mejores o peores cosas y con mayor o menor proliferación, porque reírse es una necesidad primaria. Hoy a lo mejor el humor está colocado de forma un poco más confusa, en lugares donde quizás no debería estar o en los que cualquiera puede hacerse el gracioso y tener la categorización de humorista.

-¿Cómo ves a Uruguay desde Argentina?

-¡Ah, no sé ni cómo está Jujuy! No sé cómo está, pero desde ya te puedo decir que me cae simpático Mujica y no Lacalle. Porque desde ya todo lo que ponga nerviosos a los conservadores me gusta, aún en gobiernos de izquierda que también sean conservadores, porque cuando están en el poder hay que sentarse a negociar con todos y no existe un proceso revolucionario. A lo mejor ahora yo veo un proceso de cambio y de transformación en Latinoamérica. Pero bueno, muchachos, hay que ver hasta dónde se equivocan y a hasta dónde no, qué sé yo. Me ha gustado estar en Uruguay, y tengo una empatía, y quiero que le vaya bien. Capaz que si voy a Guatemala, no sé, ya con Arjona empiezo con ciertas reticencias.
Uruguayos "made in Peter"

Casi todos los años algún personaje de impronta uruguaya asoma en Peter Capusotto y sus videos, un programa de rock". Sin embargo este 2013 Diego Capusotto ha dicho que no habrá personajes, pero el "homenaje" estará en la apertura del programa, aunque se negó a adelantar lo que será.

"Creo que las veces que nosotros caracterizamos a algún personaje uruguayo es por la cercanía, no por algo en particular que nos hace reír de los uruguayos, como por ejemplo pasa con Pepeu Palala que es un brasileño trucho y donde sí hay una especie de parodia a la exacerbación brasileña del baile, del grito, y que además a mí me causa gracia hablar mal el portugués", señala. "La verdad que a nosotros, como bonaerenses, nos resuena más la burla al porteño, que tiene unas características que también tenemos nosotros. Aunque le pongamos distancia ya estamos contagiados de esa porteñidad por la que terminamos hablando como ese otro al que no te querés parecer. También es una obviedad verduguear al porteño, porque la caracterización arquetípica es falsa No todos son iguales". Incidentalmente, Capusotto y Saborido son de las localidades bonaerenses de Morón y Gerli.



link: http://www.youtube.com/watch?v=FzrV7ifykAI&feature=player_embedded

http://www.elpais.com.uy/divertite/cine/humor-transforma-realidad-entrevista-capusotto.html
0
0
0
0No hay comentarios