Check the new version here

Popular channels

Cómo putear al marido

(ARTÍCULO DE MI BLOG:
Crónicas de una Española en Viena:
http://www.cronicasvienesas.blogspot.com

Lógicamente, de vez en cuando salimos cada uno por su lado , pero si sale él y yo me quedo en casa porque mis amigas no pueden, sobre todo si es viernes, me jode y mucho.

Así que una de las citadas noches en que para más inri no me puedo dormir, empiezo a darle al magín y para mala suerte del mariden me pasa una mala idea por la cabeza, y después de mucho rumiarla decido que sí, que es muy divertida y la voy a llevar a cabo.

Entusiasmada por la nueva aventura me levanto, voy al despacho, busco en un cajón la cinta aislante, voy al baño, pego un trozo de cinta en la taza y con la tapa cerrada , ras , ras, ras, le doy varias vueltas y la precinto. Me voy a la cama y como una niña pequeña esperando a los Reyes Magos me dispongo a recibirle.

Sobre las 3.00 oigo la cerradura, entra, cierra, oigo pasos corriendo al salón . Como viene del centro andando, sé que siempre llega meándose. Efectivamente no me equivoco. Oigo sus pasos corriendo hacia el baño, abre, cierra la puerta:

"¡HOSTIAS! , RAS, RAS, ¡CABRONA, HOSTIAS, HOSTIAS, HOSTIAS! RAS, RAS, RAS, ¡HOSTIAS, CABRONA, HOSTIAS! RAS RAS."

Yo, claro, muerta de la risa. No suelo hacer estas cabronadas, la verdad, no sé qué me pasó por la mente. ¿Un mal aire?


Cabronada 2

Cenamos en casa de unos buenos amigos y como viven en una urbanización y sabemos que va a correr el alcohol , nos quedamos a dormir por el tema del coche.

Con los vapores etílicos saliéndome por las orejas decido que es suficiente y me retiro a dormir. Los demás se quedan.

Subo al dormitorio. Al llegar arriba , al pie de la escalera , hay una alfombra de piel de oso con cabeza y todo, que me hace tilín y no para llevármela a casa precisamente.

Con la mosca detrás de la oreja, me acuesto no obstante. Abajo se oye jarana y no me dejan dormir. Finalmente oigo la voz del mariden en el salón diciendo que se va a la cama.

Ahora o nunca, pienso.

Salto de la cama, corro a la alfombra, me tiro al suelo y cubro mi cabeza con la cabeza del oso.

Está a oscuras porque la luz de abajo alumbra suficiente. Oigo los pasos: Tac, tac, tac. Se acercan . Tac, tac. Ya están aquí. Tac , tac. EL OSO da un salto con los brazos en alto :

—GROOOOAAAAUUUUUUUU!!!!!!!!!!!!!!!!!!
—UUAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHH!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Y no me abandona, el pobre.


CRÓNICAS ESPAÑOLA EN VIENA : http://cronicasvienesas.blogspot.com
0
0
0
0
0No comments yet