El efecto lunes.



Luego de un buen fín de semana como todo taringuero cansado de garchar llega el efécto lunes para la rutina.