Check the new version here

Popular channels

El miedo despertado

Buenas a todos, hoy tengo una historia para ustedes.


En mi vida... he sufrido un par de situaciones aterradoras. Un par. No muchas. Pero ninguna se lleva el premio como esta-

Es tan... bueno. Tan seria que la debería escribir en cursiva. Con un tamaño de fuente de treinta puntos. O sea, POSTA. MIRÁ. Y debería ir en Times New Roman, así que sabés que es en serio.Porque si estuviera en Comic Sans no te la tomarías tan en serio, todos nos estaríamos riendo ahora. Pero no.



Empezaré por el principio, es hora de que todos sepan algo sobre mí. Soy un dormilón salvaje. ¡Culpable de todos los cargos! Ya para mí, dormir es una religión. Es un estilo de vida para mí. Una pasión.
¿Y sabías que hay distintos tipos de dormilones? Tenés a los que duermen de espaldas.



Yo no puedo dormir así. Me da miedo. Siempre me imagino que no sé... que alguien REVIENTA MI VENTANA. SE METE A MI HABITACIÓN Y ME APUÑALA EN EL PECHO CON UNA ESTACA, AL CORAZÓN. Tipo Van Hellsing, ¿veían eso de pibes? Alta serie. Alguien como él haría algo así. Sería entregarse para ser ejecutado. Nop, ese no voy a ser yo.



También debo agregar que hay gente que suena como si un oso se estuviera atragantando con un pollo vivo. O sea, roncan más fuerte que motor de Scania descompuesto. Bueno, tema aparte.

A ver, ¿en qué estaba? Ah sí, tipos de dormilones. Tenemos a los que duermen de panza:



A los que se hacen bolita (buena técnica para mantener el calor):



"Un pie adentro, un pie afuera":



"Taringueros":



Y después tenés a los dormilones "Carrera a muerte", pero esos involucran una bici con rueditas y tomates cherry. Y por último tenemos a los "dormilones de costado". Esos que se creen que están listos para ser dibujados como una chica francesa sexy. Pero les tengo una noticia... ese barco ya se hundió hace mucho. De hecho, nunca zarpó. O SEA nunca va a pasar.




En fin, la cosa es que me fui a dormir. Muerto luego de una noche de películas por Telefe, dieron "Matilda" y luego Virginia Lagos pasó "En busca de la felicidad".  No me las podía perder. La cosa es que me dormí de tal manera que ya no recuerdo ni que día era. Cuando yo dormía podían pasar meses, si nadie me molestaba seguía durmiendo. Pero dormir tanto tiene sus consecuencias... físicas. Dolores. Muchos dolores. Dolores de cuello, de hombros. Calambres en las piernas, UF. Esa era la PEOR forma de despertarse. O sino despertarse de repente porque VAN HELLSING SE METIÓ POR LA VENTANA Y TE CLAVABA UNA ESTACA EN EL PECHO. Esa no estaba tan mal. 




Bueno, al menos eso era lo que pensaba hasta que, una mañana de primavera. Mi yo de 9 años se despierta. Y recuerdo que lo primero que pensé fue "Tengo que mear 4 litros antes de que mi vejiga estalle."



El primero de la mañana. El más importante. Como el desayuno. Ese meo fosforescente que hacés sintiendo el frío en tus patas al entrar descalzo al baño. Que- uh, no daré mas detalles, son muy personales ya.
Agarro y me dirijo hacia la puerta. Despavilándome en mi trecho de unos pasos desde la cama a la puerta. Y ni bien llego hasta ahí, mi brazo derecho CACHETEA la puerta.  ._. Parecía un tallarín recién escurrido de la olla.




Mi brazo derecho estaba totalmente entumecido. Dormido. No lo sentía, es como si me lo hubieran amputado. Como si hubiese nacido sin él. "Tranquilo hilo, ¿para que tengo dos?" me dije a mí mismo. Entonces procedo a mover mi brazo izquierdo y SE CHOCA CONTRA LA PUERTA TAMBIÉN. D:



AMBOS BRAZOS estaban dormidos, ni siquiera sé como corno es que pasó eso. Como dormí o que hice jajaj Pero todavía me estaba meando. El pichín a punto de ser despedido y dos brazos insensibilizados. ESTABA DESESPERADO. No sabía que hacer. Entonces dije, "Todo va a estar bien. Tengo que abrir la puerta y TODO VA A ESTAR BIEN UH LOCO ABRITEEE" Entonces empecé a revolear mis brazos hacia la puerta en un intento frustrado por abrirla. No podía sostener el picaporte, por mucho que intentara. Era como tener dos tentáculos con mente y voluntad propia.



Así que decido ir al medio de mi habitación,
Se me ocurre sacudir mis extremidades por alguna razón,
Como un helicóptero a punto de despegar,
Para así mi salida poder intentar. 

Era como si no tuviera huesos en mis brazos.




Y es allí cuando quebré. Empecé a llorar de manera excesiva. Un fluído de mucosidades y líquidos saliendo de mi cara. CHORREANDO por mi cara, lágrimas de soledad, de desesperación, de misericordia. :c  En ese momento mi vida se convirtió en un recuerdo, pero a futuro. En el que mis brazos se alargaban de tanto revolearlos y tenía que aprender a usar los pies para mis tareas diarias. Me vi a mí mismo tomando un helado, escribiendo, taringueando, TODO CON LOS PIES. Lo ví tan claro como la luz del día.





Pero de repente... lo único que me viene a la cabeza es un bol. Un bol lleno de cereal. Estaba DEVASTADO ante la idea de que no iba a poder disfrutar del cereal como Dios manda.  A menos que me convirtiera en Matilda de un momento al otro y manejara la cuchara con la mente, cosa que era improbable. Para empezar SOY VARÓN, no me voy a llamar MATILDO, y segundo soy alto tonto.




link: https://www.youtube.com/watch?v=Iw97hfmIspk  (1:20)

No iba a poder disfrutar del cereal con AMBAS MANOS. Devorar mi desayuno... con los pies. NO. NO QUERÍA ESO. El cereal era mi vida. Era de ese barato que comprás suelto en el almacén del barrio y que casi siempre viene húmedo y no está crocante, PERO A MI ME ENCANTABA. No sé ustedes, pero el yogur "Parmalat" era lo mejor que había para acompañarlo. El complemento perfecto de mi cereal genérico.



Me arrodillé. Y mis últimas palabras antes de explotar en orina fueron un juramento. Un juramento al cereal. Juré que si alguna vez recobraba el control de mis extremidades, comería todo el cereal del mundo. Lo juré con pasión, con esperanza. Podía sentirlo... como el piz se iba acercando al canal de salida. Ya no me podía aguantar más. Cerré los ojos. Los volví a abrir y miré al techo. Y en ese, em bueno "abrir y cerrar de ojos", literalmente, empecé a sentir un cosquilleo en mis brazos. En ambos brazos al mismo tiempo. Podía sentir la sangre comenzando a fluir en ellos... eran como miles de hormigas caminando en sintonía en mis brazos.



Y lo que es aún más. Mi puerta chilla lentamente y luz comienza a entrar... ¡era mi papá! Venía a decirme que me levante que ya era tarde. Imaginá su cara cuando me di vuelta lentamente y me vio así todo llorado, moqueado y dormido todavía:




Se quedó parado en la puerta mirándome así:



Lo único que hice fue mirar mis manos, fascinado y extasiado. Acordate que estaba a punto de mearme, dormido, desesperado, lo único que atiné a decir fueron las palabras más inspiradoras y filosóficas de mi vida. Fue como si un ángel hubiese bajado en un unicornio y me susurrara al oído lo que tenía que decir de la manera más apropiada: "Baño, voy a usar ambas, por todo el cereal del mundo."  (mientras levantaba las manos)
En ese momento mi papá me dio la más sincera mirada de confusión, seriedad, preocupación y tristeza que me llegó al alma. La primera de muchas miradas iguales que experimenté durante mi crecimiento, de toda clase de personas. A lo que yo agregué: "Y una cuchara, no soy Matilda." O sea, bueno, en mi mente yo SABÍA lo que intentaba decir y estaba claro para mí. Quizá no lo pensé del todo, pero es lo que me salió decir. Iba a comer mucho cereal, porque había hecho una promesa y todo eso... quizá no fue la mejor manera de ordenar mis palabras, no sé que habrá entendido, y mucho ahora no importa.

Sin dar más vueltas, salí corriendo lo más rápido que pude al baño y... bueno no tengo que explicar lo que hice. Solo que me alivió en gran manera.


link: https://www.youtube.com/watch?v=DkXl80x6ntY

La cuestión es que al final logré mi cometido. Llegué a la cocina y me comí todo el cereal. Y... me castigaron. Por comerme todo el cereal. Porque no le dejé nada a mi hermano. Y... por tomarme todo el yogur. Ah, y por vomitar en toda la cocina. Resulta que tomarte un litro de yogur te cae mal y bueh.



Pero, si hay algo que aprendí es que cuando se te duermen los brazos o piernas lo único que podés hacer es esperar. ¡Ah! Y que el vómito puede volar más lejos de lo que yo pensaba.


........................................................................................................................................................



¿Te gustó la historia? ¿Tuviste alguna experiencia parecida? ¿Te gustan los cereales con azúcar o sin azúcar? ¡Contame en un comentario! 
0
0
0
0No comments yet