Humor

Frases típicas de Colombia 2da Parte.



¿amigo? ¡El ratón del queso! Voz de desconfianza utilizada por los descreídos para dar realce a su mantra vital de nula confianza en la humanidad.

¡apúrele, que estoy botao! Clásico slogan publicitario empleado por el comerciante y mago José Simhón durante las décadas de los 80 y 90 del siglo XX, con el objeto de promocionar por vía televisiva y periódicamente algunos de los tapices, alfombras o papeles de colgadura expendidos en el desaparecido almacén Konker, de su propiedad.

aquí: ¡jodido pero contento! Fórmula de contestación de muy recurrente uso entre los bogotanos para señalar su sorprendente capacidad para sobreponerse con alegría a la desdicha, el desempleo y las veleidades económicas.

¡aquí estoy, y aquí me quedo! Célebre y antañona frase de la que un antiguo primer ex mandatario de la nación echó mano, en el marco de una de las peores crisis gubernamentales en la historia del país. Su trascendencia fue tal que ésta sirvió como título para un conmovedor libro en el que se resumiría el viacrucis experimentado por él y los suyos durante tal periodo.

búsqueme, y vera que me encuentra. Fórmula de amenaza utilizada para disuadir a alguien de seguir perturbando a su interlocutor. Es una derivación del clásico refrán aquel de ‘el que busca encuentra’, expresión que durante años daría nombre a una de las secciones del clásico seriado cómico ‘Sábados felices’.

caído de la hamaca. Curiosa expresión empleada para aludir a un individuo cuyo comportamiento da evidentes manifestaciones de desequilibrio mental o de razonamiento ilógico.

como mosco en leche. Utilizase para indicar la inoportuna presencia de un individuo descontextualizado. De acuerdo con el concepto encerrado en la frase -equivocado, por cierto- el color blanco de la leche es símbolo de pureza e higiene.

confunda, pero no ofenda. Expresión de disgusto en la que se indica al interlocutor lo desafortunado de una asociación mental o de una equivocación en la que el hablante haya sido involucrado.

dejen miar al macho. Expresión propia de la jerga agropecuaria, en principio empleada para indicar a los presentes en una faena reproductiva veterinaria, la necesidad de dar espera al macho, para deshacerse de sus efluvios urinarios antes del ayuntamiento. Con el tiempo ésta comenzó a ser utilizada para solicitar al interlocutor tener paciencia o abandonar la excesiva prisa en el desarrollo de una actividad determinada.

¿dormimos juntos, que no saluda? Fórmula de reclamo utilizada para quien -tras presentarse en un lugar determinado- olvida decir hola a los presentes. Está basada en la creencia popular de que aquellos que pernoctan en un mismo espacio no ven necesario el decirse ‘hola’, en las mañanas.

escóndase, que llego la basura. Fórmula humillativa para despedazar sin compasión la autoestima de un individuo al compararlo con los desechos a diario recogidos por los recolectores de desperdicios.

¡flaca: tírame un hueso! Fórmula de halago callejero empleada por miembros de la clase obrera para halagar las virtudes físicas de una dama delgada.

habla hasta por los codos.Fórmula despectiva para aludir a un individuo cuya costumbre es la de hablar en demasía hasta hartar o aturdir a sus interlocutores, quienes claman por que guarde silencio.

¿le gusto? ¿le debo? ¿o se le perdió uno igualito?
Expresión amenazante empleada por quien se siente imprudentemente observado por alguien.

más caliente que un negro en un baile. Expresión con la que se pretende equiparar la temperatura ambiental o de una sustancia, o el estado de ánimo de uno o varios individuos, con el nivel de alegría experimentado por un individuo de raza negra en medio de una danza festiva.

más cerrado que culo de muñeca. Figura despectiva a la que se acude al momento de criticar a un individuo hermético y poco abierto a la interacción, comparándolo con las formas traseras de un juguete.

más colgado que salchichón de tienda. Símil que equipara a un embutido guindante en un expendio de víveres de barrio a una situación comprometida y apurada, experimentada por un determinado individuo.

más cansón que una tostada en un brasier. Alusión despectiva a un individuo o circunstancia insoportables, al compararlos con la presencia molesta y a la sensación de picor provocada por un las migas de un panecillo tostado en un sostén y su roce con las glándulas mamarias de una dama.

más contento que policía estrenando bolillo. Comparación humorística de un estado de absoluta complacencia con aquel experimentado por un miembro de la fuerza pública al recibir una nueva pieza de su clásica herramienta de dotación.

más feo(a) que un carro por debajo. Odiosa y despectiva figura para ejemplificar la horripilancia de un individuo al comparársele con la estructura mecánica de un vehículo automotriz.


SI TE GUSTO ESTE POST DEJA PUNTOS