Humor

Hablé con una chica gracias a PokemonGo

Hola linces, vengo con otro crap a contarles una experiencia grata que tuve gracias a PokemonGO


Todo empezó como a eso de las 19, me levante de dormir la siesta y fui camino a buscar mi celular que se estaba cargando en la cocina, porque quería ver el nuevo episodio del YoYos en el celular mientras estaba acostado.



Volvía con el celular en mano, buscando la aplicación del navegador para ver anime, y observo la del Pokemon y entro para ver si tenía algún pokemon cerca y capturarlo sin salir de casa.




Y efectivamente, apareció un Ninetales, uno de los mas "facheros".



Emocionado y eufórico, presiono la pantalla repetidas veces para interactuar,pero cuando el pokemon ya estaba en la pantalla me aparece la siguiente frase "No quedan mas pokeballs"



Furibundo y triste, me fui a vestir para ir a una "Pokeparada" que queda a 5 cuadras de mi casa, me puse un par de jeans, un buso azul con canguro y las llantas. Me eche desodorante en el chivo, agarre el celular y fui directo a la parada en busca de pokebolas, con la esperanza de que cuando volviera, ese Ninetales siguiera ahí. Iba tirando facha y yendo por la sombrita.



Por fin llegué al "Paseo de las Frases", es un paseo de como 3 cuadras todo "azulejeado" y con cascadas en las paredes y palmeras, tiene asientos, luces y una pantalla de cine, generalmente va la gente "bien", osea nunca hay "negros" (brayans y kevins). Tiene 2 "pokeparadas" juntas y un gimnasio, todo lo que quieren wachas.



Abrí la aplicación y junte 8 pokeballs, decidido a volver a la virgocueva, veo que en ambas paradas estaba puesto el "cebo", esa cosa que atrae pokemons a las paradas, asi que decidí quedarme un rato para farmear pokeballs y ver si atrapaba un par de pokemons.



Había varia gente en grupo jugando pokemon, y yo como todo virgo me senté en un banco solo, esperando que se recargaran las paradas. Mientras esperaba, me di cuenta de que la gente decía "mira mira, es igual" y cosas así, levanto la vista y veo una chica vestida con unas calzas negras, zapatillas deportivas blancas, una "camperita" negra, un morral, y una gorra pokemon, la chica de pelo castaño, mas o menos asi:



La chica estaba dando vueltas, y seguía dando vueltas, hasta que hicimos contacto visual, agache la vista al celular defendiendo mi virginidad, después la veo de lejos que me seguía mirando, y yo me hacía el boludo, como que no la estaba mirando a ella.



Vibró mi celular y había aparecido un "Machop", alegre porque era la primera vez que lo veía, me concentro en atraparlo. Hasta que escuché una voz femenina que me dijo: 
-Hola, disculpa, te puedo hacer una pregunta ?
Levanto la cabeza para ver quien me hablaba y era ELLA, yo por dentro estaba así:



Yo: -Si, que necesitas ?
Ella: Me preguntaba si vos sabias cada cuanto se recargan las pokeparadas.
Yo: Leí por ahi que se recargan cada 5min, vaya a saber si es verdad.
Luego de que yo respondiera, pensé que la "conversación" había terminado, asi que agache mi cabeza en dirección a mi celular nuevamente, cuando escucho:
Ella: Tenes razón, yo estoy dando vuelta hace como 10min y recién ahora se recarga.

Para mi sorpresa, la mina no se había ido, no supe que responderle, la mire y asentí con una sonrisa como diciendo "Mira vos che".



Pasaron como 10 segundos de silencio incomodo y usé todo el valor y hombría que tenia y le dije como todo un macho:
Yo: No te queres sentar un rato mientras esperas ?
Ella: Dale, estoy cansada de tanto caminar y que solo aparezcan Ratattas.
Yo: Jaja( risa falsa ), tenes razón, un dolor de huevos eso, no te olvides de los pidgey.
Ella: Tambien, son re cansadores, yo soy nivel 16 y parece que entre mas subís de nivel, mas pidgeys aparecen.


Y seguimos hablando de pokemon y boludeces varias, nos dijimos el nombre, que haciamos, que queriamos ser, cosas favoritas y esas cosas.


Estuvimos hablando como 1 hora, hasta que ella se fijo en la hora y dijo que se tenía que ir, nos despedimos con un beso en el cachete y listo.


Luego de la despedida, recargue la ultima parada y así, emprendí mi largo viaje de vuelta a casa, con un total de 25 pokeballs y una sensación de macho alfa en mi.

 
En el camino me sentía un campeón, el lider, macho alfa



Al final, gracias a PokemonGo, termine caminando 1.5km y tuve una conversación agradable con una persona desconocida, sin la aplicación, no hubiera ni salido de casa.


Y asi termina esta historia, volví a mi casa, y ese Ninetales JAMAS volvio a aparecer 



Seguime y comenta papu