Popular channels

la culpa de los cuernos ! te engañaron? entra..

Les dejo esto q encontre para q lean xD Pura verdad..


Todos hemos metido cuernos alguna vez, o nos los han metido. ¿Por qué?, eso es lo que tenemos que descubrir hoy mediante éste texto que será poco explicativo y muy confuso.

Uno se encuentra en pareja y le mete los cuernos. En ese momento pueden pasar varias cosas:

1. Sentir dolor por la traición.
2. Que te chupe un huevo.
3. Cantar.

Uno siente traición la primera vez que cornea. Pero ojo, la segunda ya no sentirá traición, sino molestia. Y después de esa, no lo frena nadie.

Uno siente que le chupa un huevo, despues de la tercera.

Y uno canta, luego de haber cogido con su amante. El viaje de vuelta luego del polvo pirata uno festeja, canta, y hasta le gustaria contarle a su propio novio/a el polvazo que se tiró y lo muy puta que era ella en la cama.

Lo ideal:

-Amor, acabo de meterte los cuernos!
-Neh!!, posta?, contame!
-Divina la pendeja, una cola… unas tetitas… Aparte, la chupa re dulce, no como vos que te la comes como un sanguche de salame. Ella es re delicada!
-Traela que la cojemos!

Yendo a lo concreto, y hablando con el grupo de amigas con el que suelo relacionarme, una de ellas me cuenta de un cuerno muy reciente a su pareja.

La puta de mi amiga que engañó a su novio, siente dolor por haberle fallado. Llora y llora sobre mi hombro y a mi me aburre.

- Llorabas mientras te lo cogías, también?
- No!
- Acabaste?
- Si!
- Cuantas veces acabaste?
- Tres!
- Y el?
- Una!
- Es de los míos!
- Dale Ari ayudame!
- Ayudarte a que?, y dejá de poner signos de exclamación en cada linea.
- Estoy mal, nunca lo habia engañado a mi novio!

Las minas son así. Primero chupan la pija de otro y despues se arrepienten. En cambio el hombre es un poco más forro, la cagan, se rien, y no le van con el cuentito a nadie.

¿Cuál es el secreto?. Yo creo que si sos hombre, y estando en pareja te cojes a otra mujer MÁS DE UNA VEZ, ya pasa de largo la necesidad física y nos encontramos bajo otro problema: Tu novia no está cubriendo la parte afectiva como debería ser.

Y de quien es la culpa en ese entonces?. Pues yo creo que de la mujer.

No. No pienses en darle la cola para retenerlo. Te estoy hablando de que le rompas menos las pelotas, que lo trates mejor, que lo escuches o que seas más divertida.

En el caso de que el tipo recurra a un cuerno UNA SOLA VEZ por mujer, estamos hablando de una necesidad básica del hombre.

El hombre necesita seducir, necesita saber si está todavía a tiro o si perdió su magia. Esto pasa absolutamente TODOS los días. El hombre ve que se le cae el pelo y se siente inseguro. Se mira al espejo, se pregunta si está lindo, y como el espejo no responde abre su msn y lo consulta. Muchos de ellos, hoy llamados histéricos, son los que seducen y cuando conquistan a la mujer, no se la cojen. Lograron su objetivo, saber que todavía están en carrera.

Como advertí, estamos ante un texto confuso, si no entendés por que una cosa tiene que ver con la otra y pensás que estoy disparando para cualquier lado, posiblemente estés en lo correcto.

- Te sentis mal entonces por haberle metido un cuerno?
- Si
- Y le meterías otro?
- No!!! Nunca más.
- Entonces no te encaro ni en pedo, ¿no?…
- Dale Ari ayudame!
- Bueno, hace cuanto salías con él?
- Tres meses
- Y?
- Y se lo voy a decir!!, no puedo ocultarselo. LO AMO.
- Pará un poco!!, y por que le metiste los cuernos??
- Porque el otro chico es un dulce!. Lo conocí en el Gimnasio, se llama Nicolás, me partió la cabeza, es un dulce total!
- Sos muy puta nena.
- Ayudame tarado!!
- Ok, posiblemente Nicolás despertó en vos lo que tu novio dejó apagarse.
- A que te referis?
- A que éste Nicolas, no solo te cogió bien, sino que te dió un cariño y ternura que el otro no te dió.
- Si, pero mi novio era así antes.
- Entonces?
- SOY UNA HIJA DE PUTA
- Nooo. Pará. Sos muy puta, si, lo engañaste. Eso no quedan dudas, pero ojo, todo se dió porque tu novio durmió.
- Si, puede ser.
- Contame, ¿la tiene más grande que tu novio?
- No sabes lo que es!, un cañonazo!
- Mmmm, ….
- “Mmmm…” qué?
- Nada, me la estoy imaginando.
- Y?
- Y era venosa?
- Si. Aparte, riquísima. Estaba a punto justo. Jugosa es la palabra.
- Y a vos te gustaría que te cojan entre los 2?, tu novio y él?
- Ari estás loco? No se puede hablar con vos.
- A ver, el flaco éste no va a ser tu novio para toda la vida. Llevás 3 meses y ya lo cagás.
- Eso es cierto.
- Entonces, disfrutá. Al de la pija grande lo vas a dejar de ver?
- No, me encanta. Aparte tiene una linda cola.
- Entonces SI te gustaría que entre los 2 te cojan toda!
- Si, pero como hago para lograr eso??
- Sos muy puta!!
- Dale Ariiiii
- Cortala con el “Ariii” que me calienta que me digan así
- Bueno, pero dale!, cómo hago?
- Te voy a contar una pequeña historia, querida amiga.

Música de suspenso:

Ella y yo eramos una pareja bastante normal y estable. Ella un poco mayor que yo. No era un infierno, pero tenía un cuerpo muy interesante. Cintura delgada, piernas largas, tetas grandes operadas y una cara de gata impresionante.

Dije que “eramos” una pareja normal hasta que sucedió algo que voy a expresar a continuación.

Compré una revista para adultos, de esas tipo “Hombres”, o “Maxim”, y ví una sección de cartas de lectores. En ella, ví personas escribiendo preocupados por su necesidad de lograr desviaciónes o perversiones sexuales.

Habia mucha gente que decía que le gustaba ver a su parejita garchando con otros hombres, y eso se me fijó en la cabeza. ¿Pero cómo le explicaba a mi mujer que quería ver como se la cojen?. Encima que es medio cerrada, sumarle eso detonaría todo y me tendría que bancar unos planteos inimaginables.

De a poco fuí convenciendola (o intentando) de que entienda que podría estar muy bueno!.
Empecé diciendole, mientras me la cogía, que el que se la estaba metiendo era otro. En el momento del sexo, cuando tu pareja está muy caliente, se pueden decir algunas cositas que, ponele, estando en la sala de espera del dentista no le dirías jamás.

Yo notaba que en ese momento, la cosa se ponía más caliente, y pensaba.
“Esssta puta se calienta cuando le digo éstas cosas, pero si se lo propongo ahora, se va a enojar”

A toda mujer le gusta en algun momento de la vida, la situación o actuación de una violación. Entonces mientras me la cogía, le contaba cuentitos de que mientras ella estaba en la cama dormidita, entraba alguien que yo suponia que a ella le caería atractivo junto a un amigo, y le hacian el amor casi contra su voluntad. Con ésto queria lograr que ella perdiera el sentimiento de culpa. Mientras tanto, notaba que se mojaba y se exitaba de sobremanera.

Avancé un casillero. El segundo se dio de forma inesperada a través del pintor del departamento, ya que para ese entonces nos habiamos mudado. Noté que mi pareja se llevó una grata impresión de él, ya que era muy simpático y educado a comparación de los demás pintores.
Ella me aclaró que era un caballero con todas las letras y por sobre todo profesional.

Y sí, ahí nomás pensé que el podría ser la carnada, ya que al tipo lo voy a ver hasta el final del dpto y nunca más. Termina de pintar y se las toma.
Entonces, las próximas veces que me la cogía, le contaba que el llegaria mas temprano a revisar las paredes y ella, estando sola, sería violada por el.
Para mi fue muy lindo, porque noté que se excitaba como loca de tan solo imaginárselo, asi que me decidí por decirle a Coco (así le deciamos), que el viernes a la noche vaya al Dpto para pagarle por los trabajos realizados.
A mi mujer no le dije nada, porque se que a la noche se pone un camisón livianísimo para andar por el dpto donde se le ve un poquito la cola y los pezones se le transparentan.
Lo esperé en el pasillo para que Coco no toque timbre. De ésta manera, yo agarraba a mi guacha desprevenida.

Llego Coco, y lo hice pasar. Le empecé a preguntar cosas de la pintura, y el tipo no podía disimular de ver a mi mujer casi desnuda. Ella estaba hiper tímida y corrió hacia el cuarto para intentar cambiarse.
Las cartas estaban sobre la mesa, y yo no iba a arrugar a esta altura. O sale una fatal fest, o me separo.

Le dije a Coquito que teniamos un problema en la habitación, y que le pagaba el DOBLE si me ayudaba, asi que pasó a verlo y se encontró con mi mujer. Ella estaba recostada y se le veían las piernas hasta la tanga, y media nalga afuera.

Ella se sorprendió muchísimo, y yo le pedi que le indique cual era el problema mientras me iba al cajero a sacar plata para pagarle.
Cerré la puerta y me fui a los pedos.
Espiaba por la cerradura y escuchaba que Coco le pedía disculpas por verla en esas condiciones, y ella le decia que la culpa era mía por no avisar que el llegaba.

Yo estoy seguro que mi pareja estaba exitada por todo lo que estaba pasando, y si no era así, yo me tenía que ir del Pais.

Coco era muy buen tipo. Se fue de la habitación a esperarme en el Living hasta que yo llegue.
Le pagué y le ofrecí un trago de Jagermeister. El tipo no podia creer qu e estaba tomando algo con alcohol diferente a la cerveza. Estuvimos hablando un largo rato de mujeres, de sexo, y de lo lindas que son las mujeres casadas.

Me hice el borrachito y le conté que mi mujer era muy putita, y que podia hacer feliz a cualquier hombre sexualmente, aunque al principio era muy tímida. Habia que hacer las cosas a la fuerza.

Le pedí que me esperara, ya que me iba al cuarto un minutito.
Mi mujer estaba casi dormida. Yo me desnudé, me metí en la cama y empecé a acariciarla y chuparle las tetas, el clítoris, y dandole luego, besos en el cuellito.
Ella me preguntó si ya se habia ido Coco, y le dije que SI.
Le empece a contar un cuentito poniendo todo lo que habia pasado hace un rato en juego, y ella empezo a exitarse pero de manera increible!. Le chorreaban las piernas de tanta calentura, y yo le dije que lo deberiamos actuar de verdad.

- Me voy a ir de la habitación por 1 minuto, y cuando vuelva a entrar, quiero que te imagines que soy Coco, putita…
- Sii, dale

Me fui de la habitacion, y le dije a Coquito que mi esposa estaba muy caliente y que yo ya estaba re borracho, así que podría darme una mano.

- En serio?
- Claro, el tema es que es un poco tímida, vas a tener que forzarla.

Entro a la habitación y yo detrás de él. La luz estaba apagada y ella no supo quien entró. Tampoco supo que yo no era el que se estaba desnudando y agarrandole las tetas.
Cuando notó las manos asperas del pintor, gritó : “Ayyy NO, POR FAVOR”.
Pero Coco ya venía educado por mi, y siguió manoseandola y metiendole los dedos.
Ella notó que yo también estaba ahí, y me gritó: “No quiero, estás loco?”
Yo me acerqué, la tomé de la cara, y le dije “Esto lo soñamos juntos, dejate llevar. Soy tu Julian Weich y te cumpliré el sueño. Estoy acá justamente para que no pase nada. Cooperá”.
Se empezó a dejar llevar, y Coco la besa.
Acompañe la mano de mi mujer hasta la pija de Coco, y también su boca. Se la empezó a chupar.
Él la acostó boca arriba, y se la metió todita hasta el fondo. Ella empezó a gritar como yo nunca la había oido, diciendole “Asiii Papito”, etc. Muy puta.

Tuvo 2 orgamos antes que Coco acabe. Se la sacó, la puso en cuatro, y se la volvió a coger.
Ella decia cosas sin sentido, o yo no le entendía. Mezcla de gritos, gemidos y palabras como “me estan cogiendo por tu culpa hijodeputa”.
Los 2 acabaron juntos con un polvo tremendo que de pedo no rompieron la cama.
Coco se la sacó y murió a su lado acariciandola. Yo fui a tomar agua a la cocina y los dejé ahí.
Me puse a ver la tele en el living porque queria ver que carajos pasaba ahora. Me asomé al cuarto a la media hora y Coco estaba otra vez encima de ella cogiendosela.
La muy puta le decia que no se la sacara nunca, que le encantaba tenerla adentro. Terminaron de coger como perros y Coco se vistió y se fue.
Le aclaré que si queria cogerse a mi mujer en otras ocasiones no tenía que saberlo nadie o jamás se volvería a repetir.

Entre al cuarto, hice el amor con mi mujer como nunca, y cuando acabamos me dijo que era un hijo de puta pero que me agradecía por la experiencia. Le encantó.

- Muy buena la historia Ari, pero si no me equivoco, no se la cogieron los 2 al mismo tiempo, se la cogió Coco por su lado y vos por el otro!
- Tenes razón
- Entonces?
- Hablé al pedo…, dejá, no te dije nada. Seguí corneandolo al boludo ese.
- Bueno, pero que pasó con Coco al final?, desapareció?
- Le pasó el email a mi mujer y se escribian.
- Es muy puta!!
- Si, claro que es muy puta!
- Y despues vos me decis a mi?
- Vas en camino.
- Pero un pintor con EMAIL?
- Claro, no tenes que subestimar así
- Me sorprende, nunca vi un pintor con email Ari.
- Yo nunca vi un Coreano con rulos. Pero los debe haber.

Ariel Blanco




Fuente: http://www.arielblanco.com/2009/07/17/la-culpa-de-los-cuernos/
0
0
0
0No comments yet