Canales populares

La Muerte Del Diamond: Una Historia de Terror. Pasa.




Fue en una noche de trueno, lágrima y putas cuanto me encontré aquella casa que el propio diablo negaba a visitar.
Yo Estaba viajando en busca de nuevas presas.



Cuando en el horizonte, en un lugar del cual no quiero recordar ni memorizar aunque ahí mismo saliese sátanas junto a Hitler, Stalin y Walt Disney.



Visualicé una casa destruida, y en ella unos gemidos de jirafa violada por un pulpo en celo zumbaron en mi cabeza, aquel ruido diarreico debía ser investigado.


Cuando entre al lugar, en seguida noté la presencia della misma muerte -alias: Katrina para los amigos- en estado de descomposición.
Aquel lugar -con jodido olor a muerte marca Axe- debía de ser la cuna de un enfermo cuyas filias vomitivas harían vomitar al mismísimo Salvador Dalí.



Cada vez que me iba sumergiendo en aquel mar de deshechos tóxicos, noté (a esta alturas) con temor aquel horrible ruido que alguna vez me trajó aquí.
Minutos más tardes, (después de pasar por la zona dellos doritos y pizzas mutantes) llegé a un habitación con un olor del cual no quiero mencionar.
Sólo había una puerta entre mi entidad y la identidad producto del aparreamiento entre un Cthulhu borracho y Wanda Zeus que producía esos sonidos.
Me armé de valor, tomé la pegajosa manija olor a s*men y abrí la puerta.



Un enjambre de cucarachas, moscas y abejas se precipitó hacia mí.
Temeroso de ser descubierto por la criatura, huí nuevamente a la cocina.
Sorpresivamente el monstruo no dió signos de vida.
Así pués, Armándome de valor y de mi machete apodado Ñoñostacio voloví al lugar.
Al entrar en el, ví el cuerpo inerte de una abominación.
Ahí, ensuciando a la basura, yacía el cuerpo grasoso de un Diamond.
Analizando el lugar, ví variados computadores, un altar a la deidad Dross y una video cámara.
Les dejó la última captura para que ustedes mismo juzgen. Yo, de mi parte, me voy a pegar un tiro.
Que el olor y el horror (pero principalmente el olor) no se me quitará nunca jamás.



Les ha hablado Jason, buenas noches.



0
0
0
0No hay comentarios