Check the new version here

Popular channels

Las fobias más raras del mundo y las más comunes.





Fobia, es el miedo irracional que se tiene a algo. Aquí os dejo este curioso ranking.



Fobias raras:

Allodoxafobia: Miedo a las opiniones de los demás

Apeirofobia :Miedo al infinito

Araquibutirofobia: Miedo a las cáscaras de los cacahuetes

Autofobia :Miedo a uno mismo

Bogifobia :Miedo al hombre del saco, el monstruo del armario…

Cacofobia: Miedo a la gente fea o a la fealdad de uno mismo

Caliginefobia :Miedo a las chicas guapas

Catisofobia: Miedo a sentarse

Chamainofobia: Miedo a Halloween

Cipridofobia :Miedo a las prostitutas

Colpofobia: Miedo a los genitales

Consecotaleofobia: Miedo a los palillos chinos

Cromatofobia: Miedo a los colores

Crometofobia: Miedo al dinero

Dextrofobia :Miedo a los objetos a la derecha del cuerpo

Dutchfobia :Miedo a alemanes y holandeses

Eisoptrofobia: Miedo a los espejos

Epistemofobia: Miedo al saber y al conocimiento

Escatofobia :Miedo a la mierda (?)

Ecofobia: Miedo al hogar

Efebifobia: Miedo a los adolescentes

Escriptofobia :Miedo a escribir en público

Espermatofobia: Miedo al semen

Estasifobia: Miedo a estar de pie

Fagofobia :Miedo a comer

Falofobia: Miedo a una erección

Fronemofobia :Miedo a pensar

Genufobia: Miedo a las rodillas

Hagiofobia: Miedo a los santos

Hobofobia: Miedo a los vagabundos

Kinesofobia: Miedo al movimiento

Macrofobia :Miedo a las largas esperas

Micofobia: Miedo a las setas

Mixofobia :Miedo a juntarse con gente diferente

Negrofobia :Miedo a la gente de raza negra

Nostofobia: Miedo a volver a casa

Octofobia :Miedo al número 8

Onirogmofobia: Miedo a los sueños húmedos

Optofobia :Miedo a abrir los ojos

Ostraconofobia: Miedo al marisco

Panofobia: Miedo a todo

Parascevedecatriafobia: Miedo al viernes 13

Rabdofobia :Miedo a las baritas mágicas

Rectofobia: Miedo a culo

Sarmasofobia :Miedo a los juegos eróticos

Socerafobia :Miedo a los suegros

Tetrafobia :Miedo al número cuatro

Uranofobia :Miedo al paraíso

Xirofobia :Miedo a las navajas de barbero

Zeusofobia: Miedo a seres superiores, como dioses

Crometofobia o Crematofobia: Es una de las que más llaman la atención. Es el miedo al dinero y valores de capital. Los expertos señalan que esta fobia no es algo pasajero, sino persistente (e injustificada) en quienes la padecen. Por otro lado está la aurofobia, que es el miedo al oro.

Enofobia: Temor o asco al vino. Efebifobia: miedo a los adolescentes. Provocado por el temor que para los que la padecen tienen en función de su desconfianza basada en prejuicios de edad.

Somnifobia: temor a dormir. Puede producirse cuando el sujeto cree que puede no despertar nunca, o tener sueños que no desea (onirofobia). Es un fobia que puede conducir a problemas serios por los trastornos alimenticios que provoca y, en casos severos, a problemas mentales.

La noctifobia, por ejemplo, es el miedo a la noche y la clinofobia el temor a ir a la cama.

Antrofobia: miedo irracional a las flores. No confundir con antropofobia, que es el miedo a las personas.

Dipsofobia: el miedo extremo a las bebidas alcohólicas y a la embriaguez.

Agirofobia: miedo a la calle y a cruzar la calle.

La ambulofobia, por su parte, es el miedo a caminar. Otra fobia relacionada con cruzar, esta vez puentes, es la gefirofobia.

Basofobia: miedo a caerse muy común en personas que han sufrido una operación o se han roto un hueso. Aparte de la psicología, el fisioterapeuta ha de contar con este temor y ayudar a ganar confianza al afectado. Fobias a lo procedentes de otros países y razas: aquí podemos encontrar multitud de miedos irracionales, como la germanofobia (a los alemanes), gringofobia (a lo norteamericano), etc... la xenofobia es el miedo y odio a los extranjero. A colores: la xantofobia, por ejemplo, es el miedo al amarillo (color asociado a la muerte o la mala suerte en muchas culturas). La eritrofobia es el temor al rojo.

Fagofobia: miedo a comer y tragar. Se traduce en una dificultad para tragar (disfagia) injustificada en el momento en el que, al examinar el esófago los médicos no encuentran nada anormal.

Bromidrosifobia: miedo al mal olor corporal, tanto propio como ajeno.

Ecofobia: miedo al hogar. En ocasiones causada por un abandono paterno en la infancia y que se traduce en el temor a estar solo en el hogar.

Genofobia: miedo al sexo. La espermatofobia, por otro lado, es el miedo al semen.

Medortofobia: definida como el miedo a tener una erección.

Iatrofobia: miedo al médico. Tiene su origen en innumerables temores, que van desde el miedo al dignóstico, a una cirugía o a una inyección, como a una experiencia traumática en una sala médica, bien propia o por la de una ser allegado...

Optofobia: miedo a abrir los ojos. Los ojos reúnen algunas otras fobias como la omatofobia (miedo a los ojos) o la fotofobia (miedo a la luz por temor a que afecte a la vista). Relacionadas con el trabajo: la ergofobia (miedo al trabajo) y en los últimos años la logicomecanofobia (miedo a los ordenadores).

Vestifobia: miedo a la ropa. Puede estar relacionada con la bacteriofobia.

Hipopotomonstrosesquipedaliofobia: temor a las palabras grandes.


Fobias comunes:

Aracnofobia: Se trata del miedo a las arañas. Se calcula que la mitad de las mujeres y el 10% de los hombres padecen esta fobia en algún grado. Las reacciones de estas personas resultan exageradas para los demás, e incluso para los mismos afectados. Éstos procuran mantenerse apartados de los sitios en donde pueden encontrarse arañas, o donde han visto telas de araña. En los casos más serios, el pánico puede ser detonado incluso al ver una fotografía.

Sociofobia: Se trata de un persistente e intenso miedo a ser juzgado negativamente en situaciones sociales. Es una fobia de las más comunes entre adolescentes y jóvenes, se calcula que cerca de un 4% de las personas entre 18 y 55 años la padecen. A diferencia de lo que sucede en la mayoría de las fobias, esta fobia social es igualmente común en hombres y mujeres.

Aerofobia: Se trata del tan común miedo a viajar en avión (de hecho, se calcula que sólo el 5% de los pasajeros abordan el avión sin temores de ningún tipo). Sin embargo, las personas que padecen de esta fobia no experimentan sólo una ligera inquietud en el momento del aterrizaje y del despegue, sino que en ocasiones las fobias les impiden planear siquiera un viaje de este tipo, o les ocasionan trastornos de ansiedad ante la perspectiva de un futuro viaje, incluso meses antes de llevarlo a cabo.
Agorafobia: Se trata del miedo a los espacios abiertos, y es un trastorno más común entre las mujeres que entre los hombres. El agorafóbico teme todo aquel lugar donde no se sienta “seguro” o no pueda “recibir ayuda”. El que presenta este tipo de trastorno suele refugiarse en su hogar y rara vez sale, ya que en esas ocasiones experimenta una gran ansiedad. Es la fobia que motiva más a menudo consultas a especialistas.
Claustrofobia: Al contrario que la agorafobia, este trastorno implica el temor a quedar confinado a espacios cerrados. Se estima que entre un 2 y un 5% de la población padece esta fobia. Estas personas suelen evitar los ascensores, el metro, los túneles, las habitaciones pequeñas, hasta las puertas giratorias les pueden presentar dificultades, así como también el uso de equipos para técnicas de diagnóstico médico como el TAC.
Acrofobia: Se trata del miedo a las alturas, no simple vértigo sino un temor que ocasiona ansiedad a quienes lo padecen. La fobia suele manifestarse en situaciones tales como las de asomarse a un balcón, estar en un mirador elevado o junto a un precipicio. Al igual que sucede en otras fobias, aquellos individuos que la sufren buscarán evitar la situación temida.

Emetofobia: Se trata de la fobia al vómito o a vomitar. Hay personas que sienten más que una simple aversión hacia el acto de vomitar, y que incluso cambian sus hábitos alimenticios y sociales en consecuencia (por ejemplo, evitar ir a comer a restaurantes por temor a que la comida que le sirvan allí le siente mal al estómago). Si bien sólo en casos extremos se considera fobia, se calcula que el 6% de la población siente temor de vomitar.

Carcinofobia: Se trata del miedo a contraer cáncer. Es uno de los temores más comunes desde el momento en que la mayoría de los adultos siente aprensión ante la posibilidad de manifestar esta enfermedad. Sin embargo, en el caso de los fóbicos, se trata de un miedo muy antinatural, ya que demostrarán temerle a cualquier síntoma físico negativo, asociándolos todos a síntomas de la enfermedad.

Brontofobia: Son comunes las fobias que involucran elementos climáticos o determinados fenómenos meteorológicos, y éste es el caso de la brontofobia. Consiste en el miedo extremo ante los rayos y truenos de las tormentas. Alguien con esta fobia estará alarmado tanto antes como durante las tormentas, y en casos extremos, padecerán los síntomas de la ansiedad. Incluso puede verse afectada su vida social, ya que su planificación de actividades depende del pronóstico meteorológico, y pueden llegar a faltar al trabajo o modificar sus hábitos debido al clima.

Necrofobia: El miedo a la muerte es algo natural e instintivo en el hombre, posiblemente porque la muerte es lo desconocido. Además, se asocia la muerte con los padecimientos que la preceden, dolor, sufrimiento, etc. Sin embargo, algunas personas padecen de una verdadera fobia a la muerte y a los seres muertos. Quienes padecen de esta condición no pueden explicar con claridad el sentimiento escalofriante que experimentan al estar frente a una momia o a un cadáver.



¿Tenes alguna de estas fobias?

0
0
0
0No comments yet