Descargá la app
Danos tu opinión
Anuncie en Taringa!
Sobre nosotros
Ayuda
Reglas de la comunidad
Desarrolladores
Denuncias
Reportar Abuso - DMCA
Términos y condiciones
Reportar un bug
  1. Entretenimiento
  2. »
  3. Humor
  4. »
  5. Humor

Me convertí en ladrón y no me lincharon





El título los puede poner un poco susceptibles, pero todo tiene una explicación. Esto sucedió hace unos 6 o 7 años, yo estaba en plena etapa de mi adolescencia y era más tonto de lo que soy ahora.

Todo ocurrió un día de semana, en que hacía la misma rutina de siempre por ese entonces; me levantaba temprano para luego ir al colegio secundario. Y lamentablemente ya me estaba demorando demasiado me demoré en bañarme, me demoré en vestirme, me demoré en desayunar y almorzar y otras cosas más, tenía muchas posibilidades de llegar tarde. No me importaba alguna que otra vez comerme una media falta en el cole, pero ése día era especial, era especial porque tenía un examen muy importante de geografía. Entonces no podía tardar en llegar al cole, porque pasado los 30 minutos de haber comenzado dicho examen la profesora me reprobaría por inasistencia.

Para colmo tenía un cierto viaje desde mi casa hasta el colegio que concurría. Salí de mi casa muy apurado, tomé el colectivo, que irónicamente en ocasiones como esas siempre iba lento, "esto no me puede estar pasando..." me decía a mi mismo. Una vez que llegué al colegio, me di cuenta de que me había olvidado algo, algo bastante importante, me había olvidado que para el examen necesitaría un mapa de físico-político de Argentina, numero 5. Ya en ése momento me había tardado 20 minutos.




Me dirigí hacia la librería que estaba en frente del colegio, y para peor había mucha gente esperando a ser atendida, la librería era bastante grande; pero tenía un gran problema: Solo atendía una persona, y esa persona era un anciana que procedía muy lentamente en su trabajo. Eso me ponía en estado de mucha desesperación, no quería tardarme más de lo que lo había hecho. Sabía que iba ser una gran demora si esperaba en el lugar hasta ser atendido, pero no podía entrar al cole sin el mapa.

Pasaron unos cinco minutos y tomé una decisión, tenía una ventaja, los mapas estaban ubicados en un estante más alejado, y yo podía agarrar uno, sin tener que pedirle a la señora que atendía, entonces me decidí a hacer eso (en una situación normal debía pagarle) pero no, decidí salir de la librería con el mapa sin hacerlo o sea opté por robar. Como había mucha gente, con la discreción que tengo, nadie iba a notar nada sospechoso. Además, ¿que tan terrible puede ser que alguien robe un mapa del montón que había? Me fijé si la librería tenía uno de esos carteles de "Sonría lo estamos filmando", al no verlo, salí apurado de ahí con destino al colegio, lo más rápido posible. Debo admitir que al principio mi conciencia me pesaba un poco, luego al correr los minutos me chupó un huevo.

Llegué al cole, entré a mi aula, no me sobró nada de tiempo, pero pude dar el examen. Y lo aprobé, como genio que soy, ¿y todos gracias a qué? Al robo, sin dudas.









Esto fue el show de:





Para más tonterías visiten mi blog: ciber-inadaptado.tk



Cualquiera que se atreva a comentar en mayúsculas será declarado un ciudadano de segunda y por ende vive en la más completa miseria existente.




Muchas veces la vida te lleva a hacer éste tipo de cosas xD

0
0
0
0No hay comentarios