About Taringa!

Popular channels

Me hice amigo de un Turro y casi me agarra la policía

Bienvenidos a otro post de:



En esta ocasión les voy a contar el como me vi en medio de un robo y casi me agarra la policía así que ¡Abróchense los cinturones, Maquinolas, por que el Crap está por comenzar!



Eran las vacaciones de Julio por fin. Merecía descansar de la facultad y de la cara de [email protected] de los profesores (cobran una miseria y encima se desquitan con nosotros). Con Roberto y Reptiloide(Virgo no porque se había lesionado el bld) planeamos irnos de viaje a un lugar donde no existe el hambre ni la violencia, un sitio sagrado en donde los elegidos son liberados de las pasiones terrenales, conocido como Santiago del Estero.











El viaje como cualquier otro fue una mier... Obviamente para entretenernos hacíamos las bldeces de siempre: molestar a los demás conductores, escuchar música a todo volumen o más bien imitar a una Mascota Taringuera (Ej: "Basta chicos".



Nos hospedamos en algún hotel de mier... en la capital, total la idea era pasear por la ciudad y [email protected] en algunos locales. Hicimos lo que todo grupo de Taringueros haría: Entramos a una "Otaku fest" y rompimos las bolas a todos los presentes, nos corrieron cuando Roberto empezó a llamarlos "putakos". También paramos a algún bar para pedir Manaos, se nos [email protected] de risa.



Íbamos a estar allí siete días, hicimos todo lo que teníamos previsto en tan solo un día (más o menos). Para el segundo ya me quería volver. Nos comenzamos a pelear al punto que un día me rajé del hotel. Tenía pensado ir a algún Shopping o a donde sea, para eso tenía que tomar el colectivo por que el auto era de Roberto. Caminé hasta un kiosko.



En la entrada había un turro promedio



-Eh vo' ¿Me podé dar una monedita amego?

-¿Para que es?-le pregunté mirándolo con desconfianza, tenía cagazo que saque un chumbo o algo así

-Eh pal bondi amego

Yo con toda la amabilidad del mundo le invito a pasar conmigo al kiosko y compro dos cospeles. En realidad era todo una "jugada", yo sospechaba que la moneda no era exactamente para el colectivo así que quería ver hasta donde llegaba su paciencia. No dio muchos indicios de estar enojado. Fuimos hasta la parada de colectivo y nos subimos los dos cuando llegó. Estaba un poco vacío así que pudimos encontrar un asiento para los dos, por las dudas hice que el se sentara primero.



Empezamos a hablar, del frío, del sueño, del día. Pronto la conversación se volvió mucho más íntima. Hablamos de religión, dinero y hasta incluso política. Obviamente teníamos diferencias entre nosotros pero pensábamos de manera muy similar, no lo podía creer. Por ejemplo su color favorito era el azul (como yo). De pronto comenzamos a hacernos "amigos", lo invité a bajar conmigo. Tomamos algo. Hinchamos las pelotas. Les gritábamos cosas a las Lincesas que pasaban. Era espectacular. Obviamente la gente nos miraba, no por que hacíamos cosas "inusuales" (como gritar cagadas) si no por que yo era blanco pálido como una vela y el turro era negro con aritos, una extraña combinación.

Llegaba la tarde y el Turro (a quién llamaremos "Yonatam" para proteger su intimidad) me ofreció que visitáramos un barrio que estaba cerca. Obviamente yo me asusté y dudé, el se dio cuenta de esto y se cagó de risa mientras me convencía de que le siguiera, yo acepté.



Fuimos hasta alguna villa que había por ahí. Generalmente una persona como yo debería pensárselo más de veintisiete veces antes de irse a una villa pero mientras estaba en compañía de Yonatam era como si tuviera alguna especie de "inmunidad". Me presentó a sus "amigos": Chamullo, Cheto y Gato (a quienes me habrán hecho acordar...). Hablamos y nos cagábamos de risa, inclusive agradecía estar con estos villeros que con Roberto, Reptiloide y Virgo. Cayó la noche y me invitaron a pasear;, yo sin pensarlo dos veces acepté. Estuvimos rondando por boliches a los que generalmente acuden. También andábamos en banda por la calle. ¿Se lo imaginan? Cuatro villeros y un blanco, cualquiera pensaría que me estaban por robar.



En un momento determinado paramos frente a un local y lo villeros comenzaron a trepar. Me dijeron que suba con ellos. Obviamente yo ya había hecho Parkour antes. Bueno, no exactamente pero si tuve que trepar hasta el techo de mi casa algunas veces. No importa, el punto es que yo les seguí: Te trepabas por un árbol y saltabas al local. No sabía que mierda estaban haciendo.



No sabría explicar muy bien que pero el punto es que el techo, además de ser de chapas, tenía como una especie de hueco pequeño con el que habrías una especie de techo corredizo. Allí abajo había una pequeña habitación llena de damajuanas de vino. Cheto tiró una soga y Gato se bajó a agarrar unas cuantas, después Cheto y Yonatam lo subían y apilaban las damajuanas al lado. Repetían el proceso unas cuantas veces.



Yo le pregunté a Chamullo el por que hacían eso. Resulta que ese negocio compraba botellas y damajuanas (además de otras cosas). Los blds estos las afanaban y después las vendían en el local. Yo me sorprendí, nunca pensé que vería un afano tan de cerca. Pasó un rato hasta que se escuchó los pasos de alguien que se acercaba. Ahí nomas lo hicieron subir a Gato y rajamos todos. Yo fui el último en bajar. Cuando miré abajo, los villeros ya se habían ido a la [email protected] dejándome a mi solo.

-¡¿Quién [email protected] anda ahí?!-preguntaba un tipo.

No iba a salir corriendo, habría sido obvio que fui yo. Simplemente me paré junto a un negocio al frente y empecé a tocar una melodía fácil con mi armónica cromática que casualmente la llevaba conmigo (la canción era "Oh Susana", muy infantil y pelotuda para disimular).



Después de un rato vi a un tipo salir del techo del local. Me hizo un gesto de advertencia con la mano. Yo me hice el bld y empecé a saludarlo. Se metió adentro y pasaron unos minutos hasta que salió alguien del local.

-Che ¿Vos sos el que se trepó?-me preguntó

-¿Qué?-le pregunté yo haciéndome el flor de giil.

-Pasa que hubo robos desde alguna semana-contestó el tipo en tono de disculpa.

Obviamente, en este mundo prejuicioso ¿Quién iba a sospechar de mi?.

-¿No viste a alguien saliendo?-me preguntó el bld del local.

-Si, vi a unos negros corriendo hacia esa dirección-le contesté señalando hacia la dirección por la cual mis "amigos" habían escapado.

Ahí nomas apareció un patrullero, entraron algunos policías al local, registraron todo.



Yo me fui rajando y regresé al hotel. La habitación estaba vacía así que me acosté en mi cama como todo campeón.



0No comments yet
      GIF