Canales populares
  1. Entretenimiento
  2. »
  3. Humor
  4. »
  5. Humor

México: Porqué odian a los capitalinos?






Decidí salir unos días de la ciudad. En cuanto la gente empezó a hablar medio culero y mis pulmones comenzaron a sentir el aire fresco de las montañas, me di cuenta que había llegado con los “Cuates de la provincia”. Un señor me preguntó que de dónde venía, a lo que contesté: “Del D.F.” -“Uy, no lo vaya a decir, que aquí no los quieren” Me contestó mientras paseaba una vaca (O.K. no había ninguna vaca) Pero bueno, el chiste es que no es la primera vez que me lo dicen.

¿Qué tenemos los defeños que nos hace tan detestables?

Después de hacer una pequeña investigación, estas fueron algunas de las razones:


1.- “Los del D.F. sólo vienen acá a hacer sus desmadres”








2.- “Piden las quesadillas con queso”







3.- “Son unos nacos”







4.- “Los conciertos y festivales siempre son en el D.F”






5.- “ Hablan horrible”






6.- “Siempre hay noticias del D.F. metidas en los canales locales y a nosotros nos vale madres”







7.- “Manejan horrible”







8.- “ Se creen los muy chingones”








En general, el odio se debe a que, según ellos, “Nos creemos un chingo”

Pero la verdad es que los defeños sufrimos mucho, y en lugar de agredirnos deberían abrazarnos.




1.- El tiempo de transporte de tu casa a trabajo es de 1-3 horas. Nunca menos.







2.- No existe una hora pico. Todas las horas son pico.







3.- Con lo que pagas en una renta aquí, puedes comprar una casa en algún estado.








4.- La gente inconforme de provincia siempre viene a hacer sus marchas al D.F. Cierran avenidas principales y nos joden a todos.







5.- Todo está lleno todo el tiempo.







6.- El aire que respiramos está más contaminado que la sangre de Lindsay Lohan.







7.- 1 de cada 3 personas padece alguna enfermedad relacionada al estrés.







8.- Peña Nieto vive aquí.







Así que si no eres del D.F. y te hierve la sangre cuando escuchas a un forastero pedir una “quesadilla de queso”, no lo juzgues, sólo es un alma en pena queriendo pasar una bonita estancia en tierras ajenas.








0No hay comentarios