Popular channels

Monologo. Escuela primaria. Lo viviste!

La escuela primaria, la mejor época de la vida. Aprendías sin pensar, sin estudiar, sin darte cuenta y jugando. Tocaba la campana, todos adentro y cuando entraba la señorita.... todos a coro “buenos días señorita...!!!”. Y lo primero que escribías era “hoy es un día soleado”, por supuesto que colocando la primera letra con mayúscula y con birome roja (no se para que carajo!!!... igual nunca tuve roja).

Y claro estaban todos los personajes: el que era chupamedias de la maestra y se sentaba adelante y siempre levantaba la mano; el botón (señorita!!!!, juancito me está copiando); el repetidor (que era el mas alto y dirigía todo el grado... todo un nelson!!); el que nunca prestaba atención (bue... en realidad, ese no era el problema. Porque prestaba atención, pero.... la prestaba toda y no le quedaba nada para él!!!); el que tenía de todo en la cartuchera (tijera, boligoma, cinta scotch, lápices de colores, fibras, etc. A ese yo le pedía siempre la fibra roja, porque me la habían robado, y el sacapuntas, porque sacaba mejor que el mío).

Probablemente hayas tenido esta conversación, un domingo a las 23:00 hs.:


Vos: _ Mamá!!!, necesito un mapa de Santa Fe y papel satinado.
Mamá:_ Qué?!!!, para cuándo?!!
Vos: _ Mañana.
Mamá:_ Y ahora te acordás?!!! Tuviste viernes, sábado y domingo!!!, justo ahora a las 11?!!

Y no se como, pero tu mamá te terminaba consiguiendo el mapa y el papel satinado. Y cuando te lo daba, vos le decías, “no!!, tiene que ser físico-político”.
Pero mucho peor cuando tenías que hacer tarea, o una lámina, y te acordabas el domingo a la noche.... pobre tu vieja!!!.
Típico que te pidan, “para mañana traer papel satinado, tijera y plasticola”.
Hablando de tarea, ¿alguien alguna vez hizo la tarea de vacaciones?, yo cuando volvía de las vacaciones, no me acordaba ni de cómo escribir!!!.

En los actos de la escuela alguna vez te tocó salir:

* De indio (generalmente improvisabas un traje con una bolsa arpillera, una bincha y un arco y flecha. Una vez, un pibe se vino con una bolsa arpillera que tenía unos dibujos de unas manzanas... re-ratas los padres!!!).
* De granadero (para eso venían unos trajes de cartulina que vendían en los cotillones, pero.... siempre hay una mamá despreocupada, que se olvidaba de comprarle el traje al nene, y entonces terminaba saliendo con uno improvisado y precario, como el de indio!!. Y encima todos, incluso los padres, se le cagaban de risa. Pobre pibe!!).
* De esclavo (para esto, la maestra te pintaba la cara con corcho quemado... sí, seguro te acordás!!!. Pobre Juan, que era negro, entonces la maestra no lo pintaba... que forra!!!. Y nosotros nos cagabamos de risa. Y cuando terminaba el acto, le decíamos, “dale Juan, lavate la cara, que ya terminó el acto”. Muy garcas éramos!!!).

Esta es personal....
Una vez me tocó salir de leñador, junto con otros chicos. Teníamos que ir disfrazaditos de leñador y llevar una hacha de juguete, de mentira.... ya se imaginarán!!!.
Por supuesto, típico de mí, me acordé la misma noche del acto. Le dije a mi papá y dijo “Qué?!! Una hacha?!!”, de donde iba a sacar una hacha de juguete!!!.
Con el disfraz no hubo problema, me puse una camisa a cuadros un enterito y listo!!!, pero la hacha?!!!. La solución de mi viejo fue conseguir una hacha de verdad, pero yo le dije “nooo.... tiene que ser de juguete. Mirá si voy a ir con una hacha de verdad!!!”. Y mi viejo encontró una rápida solución. Me dijo: “andá al quiosco y comprá un papel crepe marrón”.
Lo compré, y con eso envolvió todo el palo, pero.... la parte del filo todavía quedaba al descubierto, y la idea era camuflarla por completo. La solución fue envolverla con papel de aluminio (ese que se usa en la cocina, para envolver el pollo).
Ya con todo lo necesario, me dirigí hacia la escuela, con la esperanza de no ser el único que recurrió a esta salida. Pero...., cuando llegué, me encontré con hachas talladas en madera, o hechas con palos de escoba y cartones de vino dados vuelta.... como debía ser!!!.
Imaginen que, a pesar de que estaba bastante camuflada, no dejaba de ser una hacha de verdad!!!, y para los 9 años que yo tenía, me resultaba muy pesada!!!.
Por las dimensiones y peso del hacha, se me hacía muy difícil controlarla ( imagínense, que es mas peligroso que un chico de 9 años con una hacha, influenciado por dibujos como caballeros del zodíaco y juegos como el Mortal Kombat!!!).
POBRE EL CHICO QUE HIZO DE ARBOL!!!.


Y en el recreo, te acordás de ...?:

* La tocada (que cuando tocaba la campana, todos corrían con los dedos índices unidos por la punta, gritando... cortame!!, ... nunca supe para que, pero yo por las dudas también lo hacía).
* La escondida ( seguro que siempre te escondías en el mismo lugar..., reboludo!!).
*
Al fútbol (con la pelotita formada por pruebas fallidas y hojas Rivadavia, muchas veces sin usar).
* Los avioncitos de papel (por desgracia para el bolsillo de mamá, las mejores hojas para hacerlos eran las Rivadavia).
* Las figuritas, del chavo, batman, dragon ball, etc. (nada mas divertido que ir al quiosco y pedir “dame 3 paquetes!!!”. Ni hablar de la alegría que te daba encontrar la que te faltaba. Y llenar el álbum!!!. Seguro que te acordás de las palabras “late, nola”. Pero a pesar de eso, con las figuritas que te quedaban, podías jugar a la tapadita!!!).
* El elástico (era un juego de chicas, pero mas de una vez probé a ver que tal..., un queso, por supuesto!!!).
* Las carreras (un buen método para perder dientes!!!)
*
El yo-yo magic ( en eso era el mejor!!!, me salía el perrito, el dormilón, el columpio, la vuelta al mundo, y otros mas).
*
El tiki-taka (llegúe a tener tantos moretones en el brazo, que la maestra me preguntó si mi papá me pegaba. Y le dije que sí, para encubrir mi poca habilidad como deportista de tiki-taka!!!).
* La rayuela (también para las nenas, aunque por ahí... probábamos unas pasaditas).



A lo largo de toda la primaria, tuviste una de estás cartucheras:

* La que se tenía dos tapas y un elástico con múltiples divisiones, para poner los lápices. Generalmente en la tapa tenia la foto de un héroe contemporáneo (muy buena, pero... nunca te entraba la plasticola).
* La de dos pisos(igual que la anterior, pero para chicos con más útiles. Por supuesto..., con la foto del chavo, de ferrari, de los power ranger, etc.).
* La de tela común (que la terminabas escribiendo con liquid y con fibras, hasta que se convertía en un pedazo de trapo sucio).
* La cartuchera transparente (un descuido contra los ojos ajenos).

Seguro que por tu cartuchera alguna vez pasó:

*
El lápiz con goma roja en la punta (que en vez de borrar, pintaba).
* La goma con espejito y cepillo (muy utilizada para joder a tus compañeros con el reflejo del sol, o para copiarle al de atrás).
*
La goma dos banderas ( esa que era mitad gris, para tinta y mitad blanca, para lápiz).
*
Los lápices de colores y fibras Faber Castel (en su estuche de plástico).
*
Los lápices ecológicos (esos verdes que parecen de plástico, y que no marcan una mierda!!).
* La Topolino (para pegar los papeles satinados y las notitas en el cuaderno de comunicaciones).
* La tijerita plegable (que no cortaba ni un diario).
* El sacapuntas metálico (ese que venía con una hojita de repuesto al costado).
* La cuchillita (para sacar punta y destruir bancos).
* El liquid paper (para marcar territorio escribiendo bancos).
* La birome que cambiaba de color (por el calor de la mano).
* La regla con lupa (únicamente para poder leer los machetes, porque para quemar no servía!!).
* La regla con holograma (esas que las movías y se veía un dibujito que se movía).
*
La regla con las tablas atrás (para ayudarte en las pruebas de matemática. El complemento ideal para el reloj con calculadora!!!).
* La regla con líquido y brillantina adentro (una vez, a un chico se le pinchó, y le dijimos “¿a qué no te lo tomás?”. Su orgullo le costó una intoxicación y una semana sin ir a la escuela...jaja, que salame!!!. Era yo).
* El transportador de metal (también ayudaba en el proceso de romper bancos).
* La birome de varios colores(esa que le bajabas una trabita y tenía distintos colores: rojo, verde, azul, negro...).
* Las fibras mágicas ( que venían con una transparente, para pasar sobre los otros colores y desaparecía..... creo).

En fin, muchas de estas cosas vividas, ya son parte de nuestra historia y practicamente, en el secundario, universidad, y trabajo, no las vivimos mas.
Tenemos una opcion que puede alegrarnos la vida, y es volver a vivir esto a traves de nuestros hijos.

A mi me falta mucho, jeje.

Un saludo!
+11
0
0
0No comments yet