Humor

¿Querés pedir un deseo? Encontrá los billetes del dragón!

Buenas taringueros, hoy les contaré una historia muy particular. Un día recibí como parte del vuelto de una compra un billete con un mensaje, de eso que te dicen que si haces tal cosa se te cumpliran tus deseos, al momento de leer el mensaje pensé internamente, "no papá, la única forma de que se cumplan tus deseos es reuniendo las siete esferas del dragón".



Entonces recordé una imagen que andaba dando vueltas por el internet, me refiero a esta:



Fue cuando tuve un momento de brillantez...



Ustedes ya se imaginaran más o menos por donde viene la mano...



¡SÍ!, Utilizando mis poderes de Argentuseín me decidí a crear los billetes del dragón!



Los billetes del dragón son dinero mágico que pueden cumplir cualquier deseo, hay siete esferas en total representadas dentro del billete, a continuación les presento mis maravillosas creaciones.



Primero, como no podía ser de otra forma, en el billete de $100 se encuentra el poderoso @Freezer_inmortal, también conocido como Julio Argentino Freezer, custodiando la esfera de 7 estrellas



Segundo está Sarmienkrillin, más parecido a voldemort que a krillin, pero bue.. es el custodio de la esfera de 3 estrellas y se encuentra en el billete de $50



En tercer lugar encontramos al Gran Rosasman, al parecer diciendo 'Deal with it' y custodiando, en el billete de $20, a la esfera de 5 estrellas.



El cuarto puesto se lo lleva nada más y nada menos que el poderoso Don Manuel Belgokú, custodiando la esfera de su abuelito en el billete de $10, hablamos de la esfera de 4 estrellas.



Quinto se encuentra a el principe de los Sanmartín, al parecer, después de haber sido alcanzado por un rayo y con su detector de robertos listo para la acción, custodia la esfera de dos estrellas en el billete de $5.



El sexto lugar es para el doctror Mitre Gero, custodio de la esfera de 6 estrellas en el billete de $2.



Y en último lugar iría milk en el billete de $100 de evita, pero como ya me había quedado seco despues de pelotudear con todos mis ahorros haciendoles estos estupidos dibujos que acaban de ver, tuve que pensar en una alternativa.

Y de pronto...¡Flash!... La chica del bikini azul...(8)



Emm... No. Quiser decir que de pronto ¡Flash!, se me encendió la lamparita otra vez. Se me ocurrió hacer la última esfera en una moneda de dos pesos, de esta manera confundiría a los que no vean este post, para que solo los taringueros conozcan todos los secretos de "Los billetes del dragón" (Fijense que hasta el nombre es confuso, porque dice que son billetes pero nunca advierte que hay una moneda escondida entre ellos)

Y bueno, a esfera de una estrella quedó así:



Por fin con las siete esferas pude invocar al poderoso Sheng Long (nota: Además de de las siete esfera también se requiere de una netbook del gobierno para la correcta invocación, pero no se requiere hablar en dialectos raros como lo hace Dende.)



- CUAL ES TU DESEO?
- Deseo que T! vuelva a ser la de antes.
- ESO ES IMPOSIBLE, LOS PODERES HOMOSEXUALES DE EL GRAN "H" SON TAN GRANDES QUE OPACAN TODO MI PODER, PÍDEME OTRA COSA
- Bueno entonces... deseo que mi próximo post en T! sea top.
- ES LO MÁS ZARPADO EN VIRGO QUE ME HAN PEDIDO PAPU, TE DEJO UNA DENUNCIA Y ARREGLATE CON ESO, NOS VEMOS LINCE.

entonces sheng long desapareció y llegó la hora de que las esferas se dispersen por el país.



Y como estamos en Argentina el dinero desapareció más rápido que las esferas en la serie
Los 100 no me los agarraba nadie, hasta que me lo aceptaron en un supermercado chino, lo use pa comprar un fernet.



Los 50 se fueron a parar a una pizzería, cuando compré una de muzza para acercarme más a la talla diamond



Los 20 los puse para pagar la cancha de fútbol 5 después de un doparti con lo mushasho



Los 10 quedaron en el kiosquito de la esquina, cuando puse pa la coca después del encuentro futbolístico.



Los 5 murieron como parte de pago a un taxi por llevarme hasta la facu un día de lluvia



los 2 me vinieron como anillo al dedo para comprar un par de tarugos o tacos fischer que necesitaba para fijar mi estantería de libros a la pared



y finalmente la moneda se la dí a un mendigo que andaba pidiendo en la calle, camuflada entre otras monedas.



Ahora sí muchachos, las esferas han sido dispersadas por el terreno argentino, es su turno de buscarlas para llegar a cumplir sus tan añorados deseo.



Suerte en su busqueda, y hasta la próxima!