Check the new version here

Popular channels

Remedio para el estrés y depresión




Nada mejor que pasar la tarde en compañía de tus grandes amigos compartiendo los más agradables y divertidos recuerdos que han formado juntos. ¿Por qué lo decimos?





Cuando recordamos gratos momentos el cerebro liberaba dopamina lo que nos proporciona felicidad y sentimientos de euforia.






Existen buenos momentos que merece la pena disfrutar y cultivar una y mil veces. Por suerte, los seres humanos podemos saborear desde el momento presente vivencias que quedaron lejanas en el tiempo pero que con solo un recuerdo, se hacen actuales y nos llenan el alma de colores y de vida. Es la vida del pasado que a veces pide a gritos volver al presente.





Es decir, centra tu atención en revivir con frecuencia todo lo bueno que forma parte de tu vida precisamente porque es tuyo, y solo tú puedes dar el valor a todo aquello.
Para recordar los buenos recuerdos del pasado, puedes animarte a elaborar un powerpoint con imágenes familiares en las que incluyas fotos de tus antepasados que ya no están.






El contacto con la naturaleza también supone entrar en contacto con el silencio que es tan propicio para pensar en uno mismo y reflexionar sobre la propia vida. Para ello, puedes dar un paseo por el campo mientras dejas que las ideas fluyan en tu mente de forma libre.

La única condición es aparcar de tu mente los pensamientos negativos y dar rienda suelta a las imágenes bonitas. Puedes releer las páginas de tu diario para disfrutar desde la perspectiva actual de momentos tan dulces del ayer que gracias al poder de la lectura, son eterno en tu alma y en tu corazón.





Volver la vista atrás es bueno a veces y nos permite mirar hacia delante con menos temor. En especial si lo que sacamos del mítico baúl son recuerdos de los momentos agradables que hemos dejado atrás. Y es que este pasatiempo tan sencillo y aparentemente insustancial que hacemos de forma natural con cierta frecuencia es muy útil, porque nos ayuda a regular mejor las emociones, a alejar la depresión y nos hace más fuertes frente al estrés.





Aferrarnos a los buenos recuerdos que nos dejan muchas de las situaciones que vivimos en nuestra existencia, apartando a un lado los momentos negativos, supone un punto de apoyo que nos ayuda a superar circunstancias desagradables que se pueden dar en nuestras vidas. Y es que según algunos estudios psicológicos actuales, ésta puede ser una terapia muy constructiva a la hora de mantener una actitud positiva en nuestra vida y, por extensión, para evitar que un proceso depresivo se alargue más de lo deseable.





















































0
0
0
1
0No comments yet