Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?


Un perrito descubrió una estrategia infalible a la hora de librarse de interactuar con los típicos familiares pesados que suelen cargarlo durante las reuniones sociales. Como si fuera una zarigüeya hogareña, el can "hace el muertito" cada vez que lo toma uno de los humanos que le caen mal y revive en momento en que vuelve al regazo de su dueño.