Check the new version here

Popular channels

Tas al pedo entra este post!!

Bueno taringueros vengo a crear algo que todos les gusta un post crap

Para comenzar un par de los comentarios para post mierda o que tardan en cargar (como el mio) xd































Bueno después de ver estos gift vamos a empezar a mostrar algo gracioso y algo que no sabias


Curiosidades

¿Por qué el ambientador de coche tiene forma de pino?




Seguro que has visto uno de esos ambientadores de coche en forma de pino colgando del espejo retrovisor y esparciendo su aroma por el interior del vehículo.

Pero… ¿por qué el aroma a pino? Aunque actualmente hay multitud de aromas.

Pero… ¿por qué la silueta de pino? Aunque actualmente los haya de muchas formas.

El inventor de este tipo de ambientador fue Julius Sämann, un químico de origen alemán que tuvo que huir de la Alemania nazi debido a su ascendencia judía.

Con residencia en Watertown, NY, visitaba frecuentemente los bosques canadienses para estudiar las fragancias que desprendían los árboles y la manera de poder obtener esos aceites aromáticos.

Un día de 1952, un lechero de la localidad le comentó el desagradable olor que desprendía su camioneta, debido a la leche derramada y, posteriormente, fermentada. Y lo molesto que resultaba para él estar toda la jornada conduciendo acompañado por aquel olor.

Sämann ideó un ambientador que camuflaba los malos olores al mismo tiempo que desprendía un agradable aroma que recordaba los pinos canadienses. Consistía en un pedazo de cartón fino impregnado en un aceite de esencia de pino y recubierto de celofán, del que sobresalía un cordón para poder ser colgado.

Inicialmente lo diseñó con la forma de una exuberante pin-up, ya que su destino iba a ser el retrovisor del vehículo y pensó que era un diseño agradable para la vista.

El producto triunfó entre los transportistas.

Pero resultaba que el producto se consumía con cierta rapidez porque el celofán se caía con cierta facilidad, así que se decidió a cambiar el diseño por otro que alargase la vida útil del producto al impedir que el celofán que lo recubría se desprendiera.

Y se decidió por la forma de pino, que era adecuada para que los usuarios fueran desprendiendo el celofán poco a poco y el ambientador pudiese durar hasta un máximo de siete semanas.

En 1954 presentó la patente, creó la empresa Car-Freshner y en muy poco tiempo se popularizó entre todo tipo de automóviles y conductores.

El gato negro y la superstición



Dicen que los gatos negros dan mala suerte, dicen que si uno se cruza en tu camino es señal de mal agüero, dicen… en realidad se dicen muchas cosas.

Esta creencia supersticiosa tiene un curioso origen, que veremos a continuación. Hagamos un poco de historia.

El gato estaba muy bien considerado en la Edad Antigua. Textos de más de dos mil años de antiguedad hablan del papel de estos felinos en las diferentes civilizaciones de la época.

En Egipto se le tenía en muy alta estima por su porte, su carácter independiente y altivo, su habilidad para la supervivencia, y sus dotes como cazador. Y fue esta habilidad del gato como cazador de ratones la que hizo que, alrededor del año 3000 a.C.,comenzase el proceso de domesticación del animal por parte de la cultura egipcia.

Su gran utilidad para mantener los silos de grano limpios de roedores —grano que de otra manera se habría malogrado— junto a otras cualidades, contribuyó a que la religión egipcia le incluyera entre sus símbolos sagrados y se le considerara como reencarnación de los dioses. La belleza del animal sirvió para que la diosa Bastet, —guardiana del hogar, defensora de los hijos y representante de la dulzura maternal y la abundancia— fuese representada con cabeza de gato.

Fue tal la adaptación del gato a la vida cotidiana de los egipcios, que su muerte era motivo de duelo familiar; Herodoto, en Los nueve libros de la Historia, manifiesta que los moradores de la casa se rapaban las cejas en señal de duelo. Tras su muerte, su cuerpo se embalsamaba y momificaba en locales sagrados, y en el lugar de su enterramiento se colocaba junto a ellos ratones embalsamados. En 1890 fueron halladas en la ciudad de Bubastis amplias necrópolis con más de 300.000 momias de gatos.

La pena de muerte era el castigo para quien matase a un gato. Diodoro de Sicilia —historiador del siglo I a.C.— asegura haber visto en Egipto asesinar a un pobre infeliz por haber dado muerte a un gato.

Los griegos introdujeros su uso como animal domesticado en Europa y asimilaron la diosa Bastet a su diosa Artemisa, afirmando que ésta había creado al gato para ridiculizar a su hermano Apolo. Los celtas creían que los ojos de los gatos eran las puertas de entrada al reino de las hadas. En Japón se les utilizaba para proteger los manuscritos sagrados en las pagodas de la voracidad de los ratones. Se dice que el filósofo chino Confucio tenía un gato como animal de compañía y que el profeta Mahoma, en pleno sigloVII, gustaba de predicar con uno en sus brazos.

El gato gozó de ese status divino hasta que la Iglesia Católica, hacia mediados del siglo XIII, inició una persecución contra ellos al considerarlos como símbolo del diablo y sirvientes de las brujas. Ocurre que el gato estaba presente en multitud de ritos y creencias paganas que había que erradicar y, por ello, se magnificaron los aspectos negativos del animal: puede ver en la oscuridad, es esquivo e independiente, despiadado cazador, con innata tendencia al robo, gusta de la noche, pupila vertical…

Incluso el Papa Clemente, cuando decidió acabar con la Orden de los Caballeros Templarios en el siglo XIV, les acusó de homosexualidad y de adorar al demonio en forma de gato.

Pero ése no fue el único motivo, también tuvo un gran peso el hecho de su excesiva proliferación en las ciudades, lo que suponía un incordio. Los gatos callejeros, alimentados por ancianas solitarias, pululaban por doquier y muchos vieron en ello algo diabólico, lo que se agravaba si el gato era negro y de pelaje corto. También se decía que las brujas se transformaban en enormes gatos negros; así se dijo en Salem, en la colonia inglesa de América del Norte.

Todo ello hizo que un animal que había gozado de gran prestigio pasase a ser considerado un animal despreciable. La consideración de animal de mal agüero, hizo que se diera muerte a miles de gatos y, el aniquilamiento fue de tal magnitud que, cuando la peste negra azotó Europa en el siglo XIV, causando más de veinticinco millones de muertos, apenas sí quedaban ejemplares para luchar contra las ratas, principales propagadores de la enfermedad. Y sin ninguna duda, la plaga fue tan devastadora debido al desenfrenado exterminio de los gatos. La Iglesia alentó de tal forma la persecución de estos animales, que llegó a convertirse en espectáculo la quema de estos pobres felinos en las hogueras de la noche de San Juan.

En Francia, durante el reinado de Luis XIII era tan frecuente este tipo de barbaridades que el rey tuvo que poner fin a la matanza de gatos negros. En el año 1400, la especie estuvo a punto de extinguirse en Europa. Su existencia se reivindica a partir del siglo XVII debido a su habilidad para la caza de ratas, causantes de tan temibles y desoladoras plagas en el pasado.

En los años posteriores, el gato vuelve a conquistar parte de su antiguo prestigio.


Carreteras imposibles

La próxima vez que te quejes del estado de alguna carretera, deberías echar un vistazo a las que vienen a continuación.

Carreteras realmente peligrosas y únicas.



La carretera del túnel de Guoliang se encuentra en China, en la provincia de Hunan, y atraviesa las montyañas Taihan.






La carretera de Yungas se encuentra en los andes bolivianos, a 70 km de La Paz. Tiene una altitud de 3.600 metros y está rodeada de profundos barrancos que en algunos casos alcanzan los 800 metros de profundidad.



La carretera Stelvio Pass Road se encuentra en los Alpes orientales, en Italia.



La carretera Hindustan-Tíbet es una vieja vía comercial que atraviesa las montañas entre precipicios imposibles.


¿Por qué es desagradable el ruido del roce de unas uñas sobre una pizarra?



¡Qué grima! ¡Qué dentera!

¡Qué desagradable el sonido de una uña al arañar la superficie de una pizarra!

Pero, ¿por qué se nos ponen los pelos de punta? ¿por qué nos resulta tan repelente? ¿por qué nos produce esa desazón en la boca del estómago?

Como reacción instintiva hay que buscar el motivo en los inicios de la Humanidad, cuando no existía el lenguaje como hoy en día conocemos y cuando la vida de nuestros ancestros dependía de mantenerse alejado de los animales peligrosos.

En el reino animal los sonidos de alta frecuencia son señales de advertencia. Muchas clases de monos advierten a sus congéneres del peligro con gritos estridentes.

El primitivo Homo sapiens tenía muy en cuenta estas advertencias por la cuenta que le traía, y reaccionaba con presteza y alarma ante el posible peligro.

Por otro lado, el oído humano solamente percibe unas determinadas frecuencias, y aquellos sonidos de alta frecuencia cercanos al umbral resultan desagradable, e incluso dolorosos.

Así pues, el cerebro no solamente percibe el estímulo auditivo, sino la sensación de desagrado y de dolor como una reminiscencia atávica.


Nota sabionda: Un oído sano y joven es sensible a las frecuencias comprendidas entre los 20 Hz y los 20 kHz. No obstante, este margen varía según cada persona y se reduce con la edad.

Bueno despues de que se interesaron tanto en leer esto


Ahora un par de chistes para divertir














En el cine:
-Oiga señor, está es la 5ª vez que compra el ticket.
-Es que el cabron de la puerta me lo rompe cada vez que se lo doy.

¿Qué cosa mide 18 centímetros y puede hacer que una mujer grite de placer?
Un billete de 500 euros.

Un loco pinta el piso de azul, se lanza y se rompe la cabeza y otro le dice:
-¿Cómo está el agua?
-Tirese más allá que acá hay una piedra.

-¡No estaba tan borracha!
-¿No? Pero si aplastaste mi tortuga y empezaste a gritar:
¡Soy Super Mario Bros!

Había un grupo de cuarenta monjas que esperaban para confesarse. Pasa la monja número uno, y le dice al sacerdote:
Padre me he reído en misa.
La monja número dos dice lo mismo, y así sucesivamente hasta llegar a la monja número treinta y nuevamente confiesa lo mismo.
Al llegar a la última monja, el sacerdote le dice:
Ya sé hermana, se ha reído en misa.
Y ella le contesta:
¡No padre, yo fui la del pedito!

Y no puede no Faltar Peter Capusotto

link: https://www.youtube.com/watch?v=M7G6-37OiV8



link: https://www.youtube.com/watch?v=7Hb0sxIsT-g

y finalizando este post les dejo un par de imagenes para que las utilizen tambien en los suyos o en los comentarios





0No comments yet
      GIF
      New