Check the new version here

Popular channels

10 paisajes del Altiplano que cuesta creer que existen

10 paisajes del Altiplano que cuesta creer que existen




Una gigantesca región con una altura promedio de 4000 metros sobre el nivel del mar en el corazón de Sudamérica, capaz de contener el lago navegable más alto del mundo, el salar más grande del mundo, lagos colorados, verdes, salares, paisajes que parecen lunares, y hasta islas en un “mar blanco”.



Una depresión gigantesca entre montañas y volcanes rellenada durante miles de años por materiales erosionados que conformaron un paisaje con condiciones por demás particulares: sitios extremadamente áridos donde la vida no sólo está presente en formas curiosas, sino que además sobrevive en condiciones extremas entre lagos, pantanos, salares y geisers custodiados por volcanes. Repasamos 10 paisajes del Altiplano de los Andes Centrales, una colección de lugares que cuesta creer que existen


1. Una isla entre un mar de sal (Isla Incahuasi, Bolivia)


Hay islas en lagos, en lagunas, en el mar. Pero la isla Incahuasi no entra en ninguno de tales parámetros, ya que es una porción de tierra en medio de un mar de sal (en el salar de Uyuni). Rodeada por una “marea” blanca, la isla destaca por sus cactus gigantes, de hasta 10 metros de altura y por sus vistas hacia el salar.















2. Un valle que parece lunar (Valle de la Luna, Chile)


La zona de San Pedro de Atacama es un paraíso en versión desértica, un sitio árido donde los parámetros paisajísticos a los que estamos acostumbrados deben olvidarse. Entre maravillas áridas, el Valle de la Luna es ideal para conocer al atardecer, donde se acentúan sus tonalidades y contrastes con formaciones de sal, dunas y elevaciones con formas caprichosas:
































4. Una laguna Colorada (Bolivia)


En la Reserva Nacional de Fauna Andina se encuentra Laguna Colorada, con una gran superficie entre volcanes, flamencos y lagunas que conforman un panorama increíble por su coloración, a causa de los minerales, y por su fauna, sobre todo abundante en la especie de flamencos andinos:
















5. Un campo de geisers (Tatio, Chile)


Son más de 80 géisers activos, ubicados al norte de Chile y a 4.320 metros sobre el nivel del mar, Tatio es uno de los destinos más visitados y el grupo más grande de géisers en todo el hemisferio sur. Un sitio que hay que visitar antes del amanecer para poder observar en todo su esplendor.














6. Un “mar” cerca del cielo (Lago Titicaca, Bolivia y Perú)


Un cuerpo de agua en medio de los Andes Centrales, con una altitud promedio de 3.800 metros snm y una profundidad de hasta 281 metros. Un auténtico “mar” en la altura, el Titicaca es el lago navegable más alto del planeta y además, uno de los más grandes. Una auténtica rareza en cuanto a su emplazamiento, y una belleza paisajística inusual:














7. Y un mar de sal (Salar de Uyuni, Bolivia)


La nombrada en este post, isla de Incahuasi, es una maravilla dentro de otra maravilla más grande: el Salar de Uyuni. El Salar no podría faltar en la lista, el mayor desierto de sal del planeta situado a 3.650 msnm, antiguo lecho de lagos milenarios que hoy no están, pero sí dejaron su huella blanca en la altura del altiplano:

















8. Una laguna verde (Chile)


Se llama Laguna Verde (y no es la única laguna verde del altiplano, ya que hay otra con el mismo nombre en Argentina, y otra más en Bolivia), y se encuentra próxima al paso internacional San Francisco entre Argentina y Chile. Es un paisaje que se ve inhóspito, y de hecho la vida está ausente por su clima extremo y su altísima salinidad.











9. Un oasis de altura (Salar de Tara, Chile)


El salar de Atacama es el mayor depósito salino de Chile, en la región de Antofagasta, formado en una depresión que filtra el agua desde la Cordillera de los Andes. El Salar de Tara, 133 kilómetros al norte de San Pedro de Atacama, es directamente, un paraíso en altura que parece difícil de imaginar real. Situado entre volcanes en la Reserva Nacional Los Flamencos, se encuentra a 4.300 metros de altura, un sitio donde no esperaríamos encontrar aguas de manantial que permiten una ebullición de vida con miles de flamencos:














10. Un paseo entre cerros Colorados (Purmamarca, Argentina)


La Quebrada de Humahuaca encuentra en éste sitio del noroeste de Argentina una de las más curiosas y peculiares gamas de colores, el resultado de procesos geológicos que incluyen sedimentación marina, lacustre y fluvial, con su acabado final gracias a los movimientos tectónicos. Por si fuera poco, es un sitio reconocido por sus valores culturales y paisajísticos como Patrimonio de la Humanidad.

















0No comments yet