Check the new version here

Popular channels

14 rincones curiosos de Chile que tal vez desconocías



14 rincones curiosos de Chile que tal vez desconocías




Un lago que parece sacado de un mundo de fantasía (¿La Tierra Media tal vez?), una increíble
formación rocosa en medio de un lago, un paisaje de bosque y montaña que parece conservado
del Jurásico, un lago rojo, un cielo estrellado perfecto, y tanto más….Hemos seleccionados
los que son algunos de los rincones más curiosos de Chile, y este es el resultado:



1. Un lago que parece sacado de la Tierra Media.

Antes de rodar la saga de El Señor de los Anillos, el equipo de producción estuvo relevando
lugares posibles de filmación. Y como potenciales escenarios, bien se podría haber
incorporado éste lugar. El lago Pehoé se encuentra en un entorno junto a los cuernos del
Paine, y siempre acompañado por un clima cambiante que genera una visual única a cada
momento. Los efectos con el agua turquesa, las nubes, la niebla, y el sol, suelen ser
espectaculares



















2. Una catedral natural de roca en un lago (Catedral de Mármol)

En las costas del Lago General Carrera, la erosión por miles de años del agua ha modelado una
formación rocosa que en tiempos de agua baja, se pueden recorrer por su interior. Se trata de
una serie de islotes y cavernas accesibles en embarcaciones pequeñas desde la localidad de
Puerto Río Tranquilo. Al bautizarla, nadie pudo evitar hacer la analogía con el parecido a
pequeñas capillas, y hasta a una catedral de Mármol.
















3. Un bosque que parece del Jurásico (Nahuelbuta)

No sólo se trata de ejemplares de árboles que tienen (algunos de ellos) unos 2.000 años.
También en la cordillera de Nahuelbuta se encuentran en cantidad las llamadas araucarias,
árboles que han sobrevivido por miles de años como especie, con su particular forma. De
hecho, en cualquier ilustración de los tiempos de dinosaurios encontraremos ésta especie como
fondo. Pero en el Parque Nacional Nahuelbuta nada hay de fantasía, a pesar de que no parece
real.















4. La noche más bonita del mundo

existen numerosos puntos del planeta donde observar un “cielo nocturno bonito”. Pero tal vez,
el más recomendable de ellos, sea el cielo de la noche atacameña: es una de las regiones más
privilegiadas del planeta para observar el cielo nocturno no sólo por su casi nula
contaminación lumínica, sino también por la ausencia de nubes.



















5. Una laguna roja.

A tres mil quinientos metros de altura en el norte de Chile (cerca de Camiña), el paisaje se
interna en una atmósfera irreal. En tierras aisladas, aún perduran rincones apenas conocidos
que ni siquiera figuran en un mapa. La Laguna Roja posee un líquido de un color tan intenso
que parece tinta, o sangre, mientras sus aguas termales permanecen eternamente calientes.

















6. Un glaciar que parece “pintado” (Glaciar Grey)

Por sus matices, por sus tonos, por el entorno y las situaciones de luz, el Glaciar Grey
parece una obra de arte abstracto. Parece un paisaje pintado, más allá de lo imponente que ya
resulta un paisaje como lo es un glaciar. El Glaciar Grey está dentro del Parque Nacional
Torres del Paine y es otra de sus maravillas


















7. Un lago donde se puede “levitar” (Laguna Cejar, Chile)

También cerca de San Pedro de Atacama, se encuentra Laguna Cejar, una cavidad en el desierto
tapada de agua de altísima salinidad donde al intentar sumergirnos flotaremos con una inusual
facilidad. Rodeada de cristales de sal y volcanes, el agua turquesa invita a disfrutar del
efecto de flotación, incluso superior al que se produce en el Mar Muerto.



















8. Gigantes de roca que parecen de fantasía (Cuernos y Torres del Paine)

No son gigantes por su altura en comparación a otros picos andinos. Pero sí son (y se ven)
imponentes: las Torres y Cuernos del Paine sobresalen en una región de glaciares y campos de
hielo milenarios en la Patagonia. Son macizos rocosos con vistas espectaculares desde cada
ángulo. Las Torres son todo un emblema del país, mientras que los Cuernos, no dejan de pedir
protagonismo con sus cumbres de granito y roca sedimentaria en dos tonalidades





















9. La mayor duna urbana del mundo

Se llama Cerro Dragón y es una duna natural de cuatro kilómetros de largo que “amuralla” la
ciudad de Iquique en un punto donde el desierto de Atacama se encuentra con el mar. Su altura
es de 320 metros sobre el nivel del mar, y aunque estuvo amenazada por la urbanización, hoy
es un área protegida












10. Un campo de geisers (Tatio, Chile)

Son más de 80 géisers activos, ubicados al norte de Chile y a 4.320 metros sobre el nivel del
mar, el grupo más grande de géisers en todo el hemisferio sur. Debo decir que he podido
confirmar que es un sitio increíble, que se visita partiendo desde San Pedro de Atacama antes
del amanecer para poder observarlo en su esplendor:


















11. Un glaciar que da un salto al vacío

Se encuentra en la región de Aysén en el Parque Nacional Queulat, en medio de una región sin
alterar y con zonas aún sin explorar. Se conoce como Ventisquero Colgante, un campo de hielo
que se encuentra con una caída abrupta por lo que “no le queda más que dar un salto al vacío”
en forma de cascadas














12. Una laguna verde en un desierto de altura.

En el desierto de Atacama hay cantidad de lugares absolutamente curiosos e increíbles. La laguna verde es uno más, sorprendente por su colorido en un paisaje que a su vez es rojizo.
Se encuentra próxima al paso internacional San Francisco y a 4.350 metros sobre el nivel del
mar. Su color se debe a la altísima salinidad y componentes minerales en una región también
salpicada de salares y aguas termales


















13. La ciudad de las escaleras (Sewell).

En Chile, a lo largo del territorio, hay muchas ciudades que nacieron a la par de la fiebre
de la actividad minera, y que una vez agotada la extracción, murieron y quedaron abandonadas.
Sewell es un ejemplo de ellas, asociada a la extracción del cobre. Es toda una rareza por ser
una ciudad aislada en la montaña y asentada en una ladera con un desnivel tan grande que no
posee calles, sino escaleras. En decadencia desde el año 1960, hoy es un sitio en
restauración tras ser reconocido en el año 2006 como Patrimonio de la Humanidad.












14. Un valle que parece en la Luna

La zona de San Pedro de Atacama es un paraíso en versión desértica, un sitio árido donde los
parámetros paisajísticos a los que estamos acostumbrados deben olvidarse. Entre maravillas
áridas, y variantes del paisaje que cambian en pocos kilómetros, el Valle de la Luna es ideal
para conocer al atardecer, donde se acentúan sus tonalidades y contrastes con formaciones de
sal, dunas y elevaciones con formas caprichosas por demás:


























+4
0
0
31
0No comments yet