Check the new version here

Popular channels

23 cosas que las películas de miedo arruinaron nuestra vida







1. Las duchas - “Psycho”, 1960



Un ejemplo clásico de cómo un maestro del cine puede tomar algo común y corriente, como el acto de tomar una ducha, y convertirlo en algo verdaderamente horroroso. De hecho, la actriz Janet Leigh estaba tan asustada después de participar en la escena que “dejo de tomar duchas y toma baños, solo baños”.
Lo que nos lleva a …



2. Las bañeras - “A Nightmare on Elm Street”, 1984



Claro, tú ya estás familiarizado con la metáfora de una húmeda y decrépita bañera en las películas de terror: hay algo acerca de asearse que se ha profanado. Eso es aterrador. Pero aún más aterrador es una bañera de clase media superior, impecable, brillante y nueva, que de todos modos esconde horrores debajo del agua. Otros ejemplos notables: “Fatal Attraction”, 1987 y “What Lies Beneath”, 2000.



3. Las televisiones viejas - “Videodrome”, 1983



Espera mucho más de Cronenberg en esta lista. El tipo es brillante al combinar miedo a la tecnología, los televisores en este caso, con horror corporal y la creación de algo que es irregular y carnoso, cubierto de cables y que palpita en silencio en un rincón de tu sala de estar.



4. Los televisores ligeramente más nuevos - “The Ring”, 2002


No hay nada más aterrador que un televisor oscuro en un cuarto oscuro. Excepto quizás un televisor con una chica muerta enojada arrastrándose fuera de él.



5. Los muñecos - “Child’s Play”, 1988



¿Qué mejor manera de retratar el miedo y el asco de la inocencia corrompida que con un juguete de la niñez poseído por el espíritu de un asesino en serie? Después de todo, un muñeco es esencialmente un recipiente para la imaginación de los niños. Sus frías y vacías miradas y sus sonrisas permanentes reflejan lo que sea que necesites de ellos.



6. Los hoteles - “The Shining”, 1980



Mirando a lo largo de un pasillo de hotel vacío, no puedes dejar de pensar en todas las cosas que no se ven detrás de esas puertas. ¿Qué tipo de mujeres asesinadas por maniáticos o visiones fugaces de películas de pago de Adam Sandler siguen ahí?



7. Los teléfonos - “Scream”, 1996



Nunca contestes el teléfono. Podría ser un asesino psicótico que acaba de destripar a tu novio o a un agente de telemercadeo.



8. Los desagües del alcantarillado - “It”, 1990



Sería demasiado fácil decir que lo que nos hizo tenerle miedo a los payasos fue Pennywise, de “It”, pero aceptémoslo. Muchas personas ya estaban muy aterrorizadas de los payasos antes de que esta adaptación llegará a las pantallas de televisión. Un temor más específico que surgió de “It” es un miedo a algo tan común y corriente como el desagüe del alcantarillado al lado de la carretera en un bonito, agradable y pequeño barrio ya que nunca pensarías que algo así pueda ocultar algo tan horrible, peligroso y malvado. Como por ejemplo, un payaso con unos dientes terroríficos que se alimentan de la pequeñez e inocencia.



9. Pero, claro. También los payasos…



Obviamente. Son aterradores, incluso en las películas donde se supone que no deben dar miedo.



10. Los niños pequeños - “Pet Sematary”, 1989



Gage es tan lindo y eso es lo que hace que esta película funcione. Es un niño adorable y una víctima de su propio derecho… y quiere matar a la gente que más lo ama. Va en contra de nuestro instinto innato de proteger a los pequeños y a los vulnerables, a sacrificarse por aquellos que más confían en nosotros. Perturbar eso con tanta violencia no es sólo terrorífico, es desgarrador.



11. Los niños - “Village of the Damned”, 1960



Basada en “The Midwich Cuckoos”, la película cuenta la historia de un pueblo cuyos habitantes pierden la conciencia en masa: un incidente que de alguna manera da lugar a que las mujeres queden embarazadas y den a luz a los niños al mismo tiempo. La descendencia resultante es extraña, por decir lo menos. El horror aquí no es solo que una pequeña ciudad sea invadida por niños con una mirada lechosa de pesadilla (pasa todo el tiempo), sino que algo que tú hiciste, que creció en tu interior y que debe ser parte de ti, pueda ser tan ajeno a ti y que te odie con tanta frialdad. Otro ejemplo notable: “The Omen”, 1976.



12. Los vecinos - “Rosemary’s Baby”, 1968



Por supuesto que gran parte del horror de”Rosemary’s Baby” se encuentra en el temor de crear algo extraño dentro de ti, el mismo miedo que se respira en “The Omen” y en “Village of the Damned”. El embarazo puede ser un concepto aterrador incluso para las personas que se mueren por tener hijos. Pero la película también es sobre el miedo a los vecinos, los no tan extraños que están al tanto de tu vida cotidiana, que conocen tus hábitos y rutinas, que saben exactamente de qué lado de la cama de acuestas por las noches. Están justo allí, al otro lado de la pared, escuchando y conociendo. Y convenciendo a tu marido imbécil para que le deje dar a luz al engendro de Satanás.



13. Los ginecólogos - “Dead Ringers”, 1988



Pregúntale a cualquier persona con una vagina (es broma, no lo hagas): ir al ginecólogo es, como mucho, una experiencia incómoda. En el peor caso, es invasivo y doloroso y te hace sentir expuesta y vulnerable. Y si el médico pasa a ser, digamos, un gemelo idéntico desquiciado cuya manía se manifiesta en la creación de “herramientas ginecológicas para mujeres mutantes” que luego procede a utilizar … Bueno. Entonces la experiencia es aún más horrible.



14. Los admiradores - “Misery”, 1990



Lo que hizo que “Misery” fuera tan exitosa es la idea de “conocer”, más específicamente, la naturaleza invasiva de un extraño sabiéndolo todo y nada de ti, y creer que eso los vincula. Después de todo, hay una línea fina y delgada entre el amor y el deseo de aplastar tus pies contra un bloque.



15. Dormir - “A Nightmare on Elm Street”, 1984



Hemos mencionado lo que esta película le ha hecho a tu capacidad de tomar un “baño de burbujas tranquilo”, pero la verdadera clave del profundo arraigo de Freddy Krueger en la conciencia colectiva es que él viene a hacerte daño mientras estás haciendo algo que necesitas para sobrevivir: dormir. (De hecho, Wes Craven se inspiró en un fenómeno real, conocido como el “síndrome de muerte súbita inesperada “). Cuando todos sus miedos, frustraciones, esperanzas y recuerdos están trabajando por sí mismos en tu subconsciente, eres mucho más vulnerable para este extraño. Especialmente si estás soñando sobre sexo.



16. Las máquinas de escribir - “Naked Lunch”, 1991

20th Century Fox





 
Sabes que puedes decir, si estás con ganas de practicar tus metáforas, que el escribir es como masturbarse, porque ambas actividades son (usualmente) solitarias y creativas… Bueno. Esta película vuelve explícita esta conexión. Y después la empapa de fluidos.
Esta película también te hará tenerle miedo a los hombres mayores bien vestidos con jaulas de pájaros gigantes en sus salas de estar, aunque realmente ya deberías tenerles miedo.



17. Los perros - “Cujo”, 1983



No le tengo miedo a los perros y, de hecho, esta imagen me da ganas de abrazar a Cujo y darle un baño mientras lo llamo “amiguito”. Pero… Eso no le resta valor a la realidad de que esta película y el libro que la inspiró, nos lleva al miedo palpable de algo que vemos todos los días, algo que amamos y que creemos que tenemos bajo nuestro control. Y seguramente eso podría ser una metáfora para los animales de otras clases.



18. Los taxis - “The Bone Collector”, 1999


No recuerdo absolutamente nada de esta película más que al asesino, un descarado conductor de taxi que le cambia las manecillas a su auto con cuchillos para que la gente no pueda salirse. Cada vez que tomo un taxi, me pregunto, aunque sea brevemente, si el desconocido al volante tal vez desee ver cómo se ve el interior de mi cara.



19. Las citas - “Audition”, 1999



¿Sabes qué es aterrador? Dejar que un extraño entre en tu vida. Sí, es menos aterrador cuando lo llamas “citas”, pero aún así… ¿De verdad llegas conocer a la persona que estás dejando entrar en tu corazón y en tu hogar? ¿Ellos de verdad llegan a conocerte? Ah, bueno. Por lo menos nunca estarás solo.



20. Los autoestopistas - “The Texas Chainsaw Massacre”, 1974

Bryanston Pictures





 
La película original es una obra maestra del horror y la comedia negra que cuenta la historia de una familia cuyo medio de vida, una carnicería, se ha vuelto obsoleto. Entonces, ¿cómo se aferran a lo que saben hacer? Al imitar a una familia nuclear típica reunida alrededor de la mesa para la cena en una imagen lo más grotesca y trastornada posible.
Agrégale a eso un autoestopista que amenaza a un grupo de bienintencionados jóvenes sin ninguna otra razón mas que, bueno, querer hacerlo. A plena luz del día. En su propio terreno. Después de que lo invitaron.



21. Los espejos - “Candyman”, 1992



Los espejos son un dispositivo que a menudo se utilizan con propósitos aterradores, jugando con el miedo de que nunca podemos realmente confiar en lo que vemos … y, peor aún, que las cosas que vemos en realidad están ahí, flotando justo por detrás de nosotros en nuestro reflejo. “Candyman” tiene bastantes cosas aterradoras, pero su legado es un juego que involucra un cuarto oscuro, un espejo y muchas cicatrices emocionales (aunque también podrían ser físicas).



22. Acampar - “Friday the 13th”, 1980



Ir a un campamento de verano puede ser una experiencia solitaria e incómoda: estás probablemente en medio de la nada, rodeado de gente que no conoces, echando de menos la familiaridad de tu propia cama y de tu vida cotidiana. ¿Qué pasa si no haces amigos? ¿Qué pasa si los monitores te ignoran? ¿Qué pasa si el niño que se ahogó en el lago del campamento y su madre loca y desconsolada siguen una juerga de matanza alimentada por la venganza?



23. El sexo - Casi todas las películas de terror



Nunca tengas sexo en una película de terror. Nunca llegues a la pubertad en una película de terror. Nunca te enamores en una película de terror. Porque morirás.




0
0
0
10
0No comments yet
      GIF
      New