Check the new version here

Popular channels

¡3 Historias de terror cortas que te dejarán helado!



 
Con tan solo unas simples frases se puede dejar a alguien sin aliento y transmitir alguna historia o suceso aterrador que logre mantener despierto a alguien durante la noche sin poder dormir tras haberlos oído… Hoy os traemos tres espeluznantes relatos cortos que seguramente te causarán miedo y te perturbarán.
 A continuación  dejamos tres historias de terror cortas que te dejarán [email protected] ¿Te atreves a leerlas? ¡No te las pierdas!
1.Un hombre decidió pasar el día explorando unos bosque que nunca había visitado. Cuando empezó a anochecer, su sentido de orientación ya no funcionaba bien y cada vez se empezó a adentrar más y más en el bosque. Tras horas andando sin rumbo y de noche, encontró una cabaña entre varios árboles. Al golpear la puerta, no recibió respuesta y como estaba abierta decidió entrar.
Al ver la cama, pensó que lo mejor sería ir a dormir y si alguien venía explicar lo que había pasado. Una vez estirado, se dio cuenta de que había muchas pinturas extrañas: eran rostros deformados con ojos rojos que le miraban. Intentó ignorarlos, cerró los ojos y se durmió. A la mañana siguiente, despertó aterrorizado al darse cuenta de que no había pinturas en la cabaña, solo ventanas…
 2. ¿Alguna vez has visto un vídeo en el que te piden que mires algo, o sigas algo específico a lo largo del vídeo? Al final te revelan que mientras lo observabas, algo grande e intrusivo se movió a tu alrededor a plena vista y ni siquiera te habías dado cuenta. Por ejemplo: ahora me acabo de mover desde el pasillo hasta tu habitación mientras leías esto.
3. Una noche, cuando tenía unos 6 años, estaba en mi cama durmiendo con mi hermana, mi madre estaba en el baño y mi padre estaba trabajando. Desde mi cama podía ver toda la cocina y de repente vi una figura negra con forma de hombre sentada en la mesa, saludándome durante un buen tiempo y sin emitir ningún ruido. Me giré y me tapé con la sábana, pero tenía mucha curiosidad y cuando volví a mirar todavía estaba ahí, en la misma posición, mirando hacia donde yo estaba, saludando…
Entonces fui corriendo al baño y me encerré con mi madre. Desde entonces empecé a oír a eso de las ocho de la mañana una taza golpeando la mesa de la cocina. Pensé que me estaba volviendo loco hasta que hace unos años hablé con mis padres sobre ello y me dijeron: “¿Tú también escuchabas eso?”.

 
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New