Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?



A partir del 4 de octubre de 1957, cuando la Unión Soviética lanzó en órbita el primer satélite artificial, Sputnik 1, todo tipo de objetos han visitado el espacio. Con ayuda de un globo aerostático, cualquier persona puede enviar artefactos a los confines de nuestro planeta. Más específicamente, a una altura de 50Km. A continuación, algunas de las cosas más inusuales lanzadas a la estratósfera:

Hello Kitty

La estudiante de secundaria Lauren Rojas realizó un proyecto descomunal para su Feria de Ciencias. Diseñó un cohete a escala dentro del cual colocó una muñeca de Hello Kitty. Se elevó a una altura de más de 28,000m antes de descender y caer sobre un árbol en la localidad californiana de San José, a 76Km de Livermore, su lugar de origen.

Hamburguesa

En 2012, cinco estudiantes de la Universidad de Harvard mandaron una vieja hamburguesa, previamente barnizada, a una altura superior a los 158,000m. 

Sillón

Con el objetivo de promover una nueva televisión de pantalla plana, la compañía japonesa Toshiba contrató a la organización espacial JP Aerospace para lanzar y filmar un sillón. El asiento alcanzó una altura de 158,000m antes de descender. Se desarmó en el viaje de regreso, por suerte el equipo de filmación aterrizó sin problemas a 20km de su lugar de origen.

Grillos

En 2012, estudiantes de la escuela secundaria Indian Valley High, en Estados Unidos, lanzaron grillos, globos y uvas a una altitud aproximada de 100,000m como parte de un proyecto de ciencia. Lamentablemente para los grillos, sobrevivir el viaje les fue imposible.

Robot de juguete

Buscando crear un video de música original, el inglés James Troshy envió un robot de juguete a casi 29,000m de altura en 2010. La grabación aparece en el video musical "Edgar" del grupo Lucky Elephant. El robot cayó intacto a aproximadamente 17Km del lugar de lanzamiento.

Avión de control remoto

El sueco David Windestål, entusiasta del equipo de radio-control, envió un avión de control remoto a la estratósfera. El pequeño aeroplano alcanzóó los 30,000. A partir de esa altura, se ponchó el globo aerostático e inicio una caída libre. Windestål fue capaz de planearlo un poco antes de que aterrizara.

Tocino

En 2013, una popular receta conocida como "explosión de tocino" se elevó en el cielo a bordo de una embarcación de fabricación casera llamada Pigasus 1. Después de alcanzar una altura de casi 30,500m, la carne regreso a tierra en paracaídas. Fue recuperada, cocina y comida. 


8 - Este avatar:

5.