Canales populares
  1. Arte y Cultura
  2. »
  3. Otros

9 Frases que molestan incluso a las personas más pacientes


Existen frases que a primera vista parecen inofensivas, pero pueden molestar o incluso enojar a otros. Tal vez esto sucede porque la persona que las dice te demuestra que no te está escuchando, no te entiende y muestra indiferencia hacia ti.
algunas frases que pueden provocar una verdadera catástrofe. No las uses con tus seres queridos.

“¡Te lo dije!“ / ”¡Lo sabía!"



La persona se equivocó, ¿acaso necesitas reprocharla por esto? ¿Tienes que recordarle que se lo habías advertido y, por no hacerte caso, pasó lo que pasó? ¿Para qué? ¿Para que ahora lo resuelva por su cuenta y aprenda de una vez por todas que tú eres súper inteligente y lo sabes todo?
¿Crees que esta frase funcionaría mejor en vez de mostrar apoyo? No te sorprendas de que, en vez de agradecerte por tu gran perspicacia, la persona se enoje.

"Al rato"



Si a cualquier petición contestas “al rato lo hago“ con un aspecto increíblemente indiferente, no te sorprendas si, en vez de agradecimiento, ves desconfianza. Porque ”al rato“ es una noción muy relativa: desde “algún día” hasta ”nunca".




"Perdóname, pero..."



Después de esta frase sigue algo desagradable. ¿Y por qué no? ¡Si acabas de disculparte! Es una frase muy cotidiana. No es necesario pensar en los sentimientos de tu interlocutor. ¿Por qué se ofendería?

“No te interesaría“ / ”No lo entenderías"



¿Acaso a alguien más le podría interesar algo que te interesa a ti? ¿Acaso alguien más es capaz de entenderlo? Es muy poco probable. Y no tiene caso explicárselo, es una pérdida de tiempo, ¿verdad? Y el hecho de que tu interlocutor te pregunte sucede sólo porque es tan ingenuo que desconoce la profundidad de esta cuestión. Al cabo, tú siempre sabes más.



"¡No me lo habías dicho!"



Ciertamente, puede pasar que no recuerdes algo que te habían pedido hacer. Pero ¿para qué aceptarlo? La frase: "No me lo habías dicho" significa, en primer lugar, que la petición no está cumplida, pero que tu conciencia está limpia. Y, en segundo lugar, que dudas de que tu interlocutor no esté loco.

"Ya entendí tu punto"



Tu interlocutor te cuenta algo con pasión y seguramente espera recibir cierta reacción de tu parte. Sin embargo, sólo se topa con la información indiferente de que tienes oídos y que ya lo escuchaste. No vale la pena que gastes los valiosos segundos de tu tiempo en mostrarle apoyo. ¡Que sepa que te importa un gorro!





“Cálmate“ / ”Tranquilo"



La indiferente expresión "cálmate" es capaz de provocar un efecto totalmente contrario. Con esta frase destruyes la importancia del problema y, en vez de mostrarle apoyo a tu interlocutor, sólo te pones en su lugar de manera muy fría.

"Ya vas a empezar..."



Tal vez a tu interlocutor de verdad le importa este problema. Y busca hablar de esto sin ningún resultado. Una y otra vez. Con esta frase le das a entender que no sólo no te importan sus "tonterías", sino que ya estás harto de él.



"¿Para qué necesitas esta crema tan cara? ¡Eres bella así como eres"



¿De verdad esperas explicaciones profundas para los gastos? ¿O unos remordimientos sinceros de ser un "gastón de lana"? ¿Tu interlocutor se molesta con tu pregunta? ¡Qué raro! ¡Si tú siempre sabes cómo debe gastar su dinero! ¡Qué persona tan mal agradecida si ve en tu pregunta una forma de limitar su libertad!

0No hay comentarios