Canales populares

Algunos de los mejores chistes de la ácida Joan Rivers







La comediante estadounidense Joan Rivers, quien murió este jueves a los 81 años, ha sido reconocida a lo largo de su carrera por la creación de joyas del humor cáustico, dirigidas hacia otras celebridades o hacia sí misma, como aquellas en las que se mofaba de su propia tendencia a pasar por el quirófano del cirujano plástico.
Una vez dijo: "Nunca tengas miedo de reírte de ti misma, podrías estar dejando pasar el chiste del siglo".

Sobre la cirugía plástica

"Me gustaría tener una hermana gemela para saber cómo me vería yo sin cirugías plásticas".
"Me hice tantas cirugías que cuando muera donarán mi cuerpo a Tupperware".
"¡Este año sí o sí miraré los Emmys! Mi equipo de maquillaje está nominado por Mejores Efectos Especiales".
"Verse de 50 está genial; si una tiene 60".
"La única forma en que consigo que me toque un hombre a esta edad es en la cirugía plástica".

Sobre envejecer

"¿Sabes por qué me siento vieja? Fui a comprar lencería sexy y de inmediato me la envolvieron para regalo".

"Le dije a mi marido 'se fueron mis pechos, se fue mi vientre, di algo sobre mis piernas'. Y él dijo: 'El azul va con todo'".

"Una sabe que llegó a la madurez cuando quien te dice que vayas más despacio es el médico en vez de la policía".

"Debo admitir que me preocupa llegar a tener Alzheimer. Una vez que comience, puedo decir mi mejor chiste y nunca saber que lo hice".

"Las revistas de moda están sugiriendo que las mujeres vistan ropas 'apropiadas para la edad'. Yo tendría que usar una mortaja"



Sobre otras celebridades

"Elizabeth Taylor estaba tan gorda que, cuando viajaba a Londres en un vestido rojo, 30 pasajeros intentaban abordarla".
"Quiero que en mi funeral Meryl Streep llore con cinco acentos distintos".

Sobre las relaciones


"Le pregunté a mi marido '¿por qué no dices mi nombre cuando estamos haciendo el amor?'. Él dijo: 'Es que no te quiero despertar'".

"Hoy en día el mejor método anticonceptivo para mí es simplemente dejar las luces encendidas".

"Mi marido se suicidó. Fue mi culpa. Estábamos haciendo el amor y me quité la bolsa de la cabeza".

"Confía en tu marido, adora a tu marido y pon todo lo que puedas a tu nombre".

"Mi hija y yo somos muy cercanas, hablamos todos los días y la llamo todos los días y le digo lo mismo: 'levanta el teléfono, sé que estás allí'".

"Cuando nací mi madre le preguntó al médico: '¿Vivirá?'. Él dijo: 'Sólo si usted le quita el pie del cuello'".

0
0
0
0No hay comentarios