Aprende a lavarte las patas lince, entra y toma nota



1

Restriégate los pies. Es algo obvio, pero no será suficiente con solo frotarlos rápidamente con agua en la ducha. El objetivo es eliminar todas bacterias y las células muertas de la piel de las que se alimentan las bacterias. Así que cuando te laves los pies, exfolia toda la superficie del pie con una toallita, un cepillo o cualquier otra cosa que sea abrasiva, además usa jabón antibacteriano. No olvides frotarte bien entre los dedos del pie.




2

Sécate los pies. Cuando los seques, sécalos completamente. La humedad, ya sea por el agua o por el sudor es lo que hace que haya un campo fértil para que salgan las bacterias. Tómate el tiempo para secarte bien los pies y no descuides el espacio que hay entre los dedos.



3

Usa gel desinfectante de manos. Puede sonar raro, pero un gel de manos perfumado (o sin perfume) puede matar las gérmenes de los pies e inhibir el crecimiento de baterías.



4

Usa antitranspirante. El mismo tipo de antitranspirante que usas para las axilas puedes usarlo para los pies. Pero asegúrate de tener uno separado para cada zona donde lo uses. Aplícalo en los pies limpios y secos por la noche, luego ponte los calcetines y los zapatos como de costumbre en la mañana. Esto ayudará a mantener tus pies secos y frescos durante el día.

En realidad el antitranspirante reacciona con los electrolitos en el sudor para formar "tapones de gel" que bloquean los conductos del sudor. Debido a que cada uno de los pies tiene más de 250.000 glándulas sudoríparas (más glándulas sudoríparas por pulgada que cualquier otra parte de tu cuerpo) un poco de desodorante puede ayudar mucho.
No los aplique justo antes de salir, o te resbalaras y te deslizarás en tus zapatos.




5

Mantén una mezcla de mitad vinagre común y mitad alcohol isopropílico . Usa un chorrito diariamente (con un gotero) por encima y entre los dedos, también ponlo sobre la piel irritada de los pies y espárcelo. Ninguno de estos ingredientes daña la piel, pero el vinagre mata los hongos y el alcohol elimina a las bacterias. También ayuda que sepas eliminar los hongos de las uñas de los pies al contacto.

Puedes remojar tus pies en una solución de mitad vinagre y mitad agua como una forma de evitar los malos olores. Añade algunas cucharadas de bicarbonato de sodio y algunas gotas de aceite de tomillo. Ambos ingredientes también ayudan a eliminar los malos olores.




6

Frota los pies con uno o más de los siguientes polvos. Úsalo también entre los dedos. Esto es lo que la mayoría de los polvos para pies y los sprays contiene para combatir el mal olor:

Polvo de talco. Es astringente, así que secará los pies.