Armas De Fuego: SubFusil P90



El FN P90 es un subfusil automático fabricado en Bélgica por FN Herstal (Fabrique Nationale de Herstal).

El P90 entró en servicio el año 1994. Funciona por retroceso de masas con modos de disparo automático y semiautomático. Es completamente ambidiestro, con selector de disparo ambidiestro, empuñadura ergonómica y eyección de vainas hacia abajo. El P90 está diseñado con una novedosa configuración de tipo bullpup, que presenta un cargador transparente de 50 cartuchos montado sobre el arma, paralelo al cañón (con la munición dispuesta en perpendicular al cañón). La rampa circular bajo el cargador alinea cada cartucho con la recámara, diseño que hace al P90 un arma muy compacta y maniobrable, mientras que el cargador de polímero translúcido facilita la rápida comprobación de la munición disponible.




El P90 está construido principalmente en polímero, incluyendo el martillo y otros componentes relacionados. El uso de polímeros, como en el fusil de asalto Steyr AUG, hacen del P90 un arma muy ligera con respecto a las fabricadas en metal.

El arma tiene muy poco retroceso, permitiendo gran precisión en fuego automático. El retroceso del cartucho 5,7 x 28 es 1,95 kg/seg, aproximadamente la mitad del 5,56 x 45 OTAN del M16 y la mayoría de los fusiles de asalto. Además, las piezas móviles del arma están diseñadas para amortiguar el retroceso. El desmontaje básico de mantenimiento del arma se puede realizar en menos de 10 segundos sin el uso de herramientas, separando el arma en cuatro grupos: cañón y sistema óptico de apoyo a la puntería, conjunto de partes móviles, conjunto del martillo y conjunto del gatillo. El gatillo de dos etapas permite disparar en modo semiautomático cuando el selector está posicionado en modo automático.



FN Herstal fabrica una bolsa protectora del cargador con un tapón plástico antipolvo que cubre la abertura del compartimento para guardar cartuchos. Contrariamente a la creencia popular, el cargador del P90 no es propenso a bloquearse.



El cartucho 5,7 x 28 SS190 tiene una capacidad de penetración más alta que cartuchos con similar retroceso, y puede penetrar el blindaje estándar de las tropas del extinto Pacto de Varsovia (una capa de titanio y varias capas de kevlar) como se especificaba en el documento de la OTAN. Su capacidad de penetración es inferior a la mayoría de los cartuchos de fusil de asalto, pero es mejor que los cartuchos existentes de pistola, tales como .45 ACP, .40 S&W o 9 x 19 Parabellum. Se considera que es capaz de perforar cascos y chalecos antibala hasta una distancia de 100 m, la mitad que la munición de fusil de asalto, pero más que suficiente dentro del ámbito de uso habitual del arma. La FN ha diseñado una variante de la munición en que la bala, tras atravesar un blanco duro, se desestabiliza, girando y perdiendo toda capacidad de perforación. Esta característica resulta muy útil en situaciones como asaltos de la policía, especialmente con civiles o rehenes cerca, pues se evitan las balas perdidas capaces de causar víctimas inocentes tras atravesar paredes, cuerpos de blancos, etc. Esta característica, asimismo, puede conseguir una letalidad mayor con el empleo de esta munición, dado que la bala tenderá a girar sobre sí misma en el interior del objetivo (entendiendo como tal un cuerpo humano), lo cual multiplicaría el daño infligido.



Su rendimiento es similar al cartucho 4,6 x 33 utilizado por el subfusil Heckler & Koch MP7. Sin embargo, ambos cartuchos son muy controversiales. Algunos expertos son escépticos acerca de su poder de detención contra blancos sin ningún tipo de blindaje. Sin mucha experiencia en combate real, los efectos del P90 y su munición son aún indeterminados, por lo que el SAS y los U.S. Navy SEAL prefieren continuar usando sus tradicionales subfusiles de 9 mm.




















link: https://www.youtube.com/watch?v=NjlCVW_ouL8&index=29&list=FLf9nR5f7HkJ7SymkG4mhuug

GRACIAS POR COMPARTIR Y COMENTAR !!