asi comienzan los malos entendidos