Asi eran las computadoras por dentro en 1998