Canales populares

Así es La Dieta de los Atletas En Los Juegos Olímpicos

La dieta de los atletas durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro será un desafío culinario de proporciones épicas. Veamos lo que comerán los deportistas.



Para millones de personas, los Juegos Olímpicos que tendrán lugar este año del 5 al 21 de agosto en Río de Janeiro, serán el mayor festival deportivo del planeta.



 Pero tal como señala el profesor David Russell, cuya empresa fue contratada para supervisar la elaboración y distribución de comidas en la edición de Londres 2012, las Olimpiadas son también “el evento culinario más grande del mundo”.



En Río de Janeiro habrá 10.500 atletas de más de 200 países, unos 7.000 miembros de equipos deentrenamiento y 8 millones de espectadores.



 Se espera que en el restaurante de la Villa Olímpica se sirvan unas 60.000 comidas diarias, lo que supone 250 toneladas de alimento al día.


Los ocho principios fundamentales que guían la operación de alimentos y bebidas en Río comienzan con un fuerte compromiso con la seguridad. 



El equipo de catering, con 2.500 miembros, trabajará de forma permanente para garantizar que todos los productos sean saludables, seguros y no tengan tóxicos alimenticios naturales o químicos ilegales. “La pureza de los alimentos es la prioridad”, afirma el profesor Russell. “Cuidar el bienestar de los atletas demanda horas de nuestro tiempo”.



El siguiente desafío consiste en la compleja tarea de responder a las necesidades nutricionales de competidores de todas las formas y tamaños imaginables.



 “Cada uno entrena su cuerpo para rendir al máximo. Todos tienen sus propias necesidades nutricionales y la dieta de cada uno es diferente durante, antes y después del evento”, asegura Russell.


Con un área de 24.700 metros cuadrados, el restaurante de los atletas en Río será testigo de un gran despliegue, con 10 islas temáticas. Igual que en los últimos Juegos Olímpicos, los nutricionistas estarán cerca para dar sus recomendaciones.


Flavia Albuquerque es la encargada de la organización de alimentos y bebidas en Río 2016. Tiene muy claro el reto que representa responder a las necesidades nutricionales de los atletas. “Los alimentos incluirán información sobre calorías, proteínas, carbohidratos, grasas y sal”, comenta.



 También se indicará contenido de gluten y lactosa, y habrá opciones libres de éstos para aquellos que tengan intolerancia a estos componentes. Albuquerque agrega que: “No añadiremos picante a las preparaciones, pero lo ofreceremos aparte”.



 Un evento de esta naturaleza es una gran oportunidad para que el país anfitrión muestre su propia cocina. “Ofreceremos una interesante variedad de los mejores sabores de Brasil”.



Junto a opciones de cocina italiana, asiática, “internacional”, halal y kosher, también se podrá encontrar el tradicional bife brasilero (carne asada).



 Los atletas también tendrán la oportunidad de probar pão de quijo (bolas de pan al horno rellenas de queso), brigadeiro (un dulce clásico brasileño) y el saludable açaí, una fruta amazónica muy popular entre los atletas por su alto contenido energético.


Cualquiera de los platos que se ofrezcan en Río no estarán presentes por casualidad. Los organizadores de cualquier Olimpiada hablan con las federaciones deportivas sobre sus necesidades específicas. Los competidores pueden ir al evento con la certeza de que si la quinoa o el queso feta son importantes para ellos, allí estarán.



Entre todas las semejanzas que comparten los atletas olímpicos de dos y cuatro patas, existe una gran diferencia: los caballos no creen que comer sea una actividad social. Pero para los atletas humanos, tanto los comedores de la Villa Olímpica de Río de Janeiro como otros lugares de las instalaciones, son puntos donde se juntan y relacionan.



Estos espacios comunes donde comparten comidas funcionan como grandes niveladores, con ganadores de medallas de oro y deportistas del montón esperando juntos su turno para comer, o compartiendo mesa. “Es un ambiente único”, afirma la jugadora de hockey británica Anne Panter. “No importa si es una superestrella, es igual que cualquier otro atleta preparándose para competir”.
0No hay comentarios