Check the new version here

Popular channels

Cárceles del mundo que parecen hoteles

Mientras que a muchas personas inocentes no les alcanza para comprar alimentos y no se benefician de ningún programa de ayuda, algunos delincuentes cumplen condena en cárceles donde se les permiten todos los lujos que pueden pagarse.


Prisión de San Pedro, Bolivia. 

Esta peculiar prisión está situada en el centro de La Paz, capital de Bolivia. Alberga a 1.700 presos, y más que una cárcel parece una urbanización privada. Hay restaurantes, bares, peluquerías e incluso un hotel. Los niños juegan por las plazas, ya que los prisioneros pueden compartir su lugar de condena con sus familias.


Prisión de Luzira, Kampala, Uganda. 

Las cárceles africanas por lo general no son conocidas por su respeto por los derechos humanos, pero la cárcel de Luzira es una excepción. Gracias a sus programas de educación y rehabilitación, esta prisión cuenta con una de las tasas de reincidencia más bajas del mundo.



Prisión de Cebú, Filipinas. 

Esta curiosa prisión no destaca por el lujo, sino por el sistema de terapias de choque que aplica para reinsertar a los presos, basadas en bailes y coreografías. Su representación del gran éxito de Michael Jackson 'Thriller' es conocida mundialmente.


Cárcel de San Antonio, Venezuela. 

Esta cárcel, situada en la isla de Margarita, tiene capacidad para 2.000 reclusos y no destaca por la calidad de su mobiliario o el trato de los guardias. La peculiaridad de la prisión de San Antonio es que está controlada por los reclusos. En esta cárcel se hacen apuestas, se organizan peleas de gallos e incluso se comercia con el mundo exterior.

Prisión Bastoy, Noruega.
 


Esta isla localizada en el golfo de Oslo solo alberga a 100 reclusos en una prisión de mínima seguridad. La mayoría de centros turísticos tienen menos actividades recreativas que este centro penitenciario. Aquí todos los presos pueden tomar el sol, jugar al tenis, pasear a caballo e ir de pesca.








HMP Addiewell, Escocia


Esta prisión del sur de Escocia es administrada por una compañía privada. La empresa Sodexo Servicios de Justicia realmente se ocupa de rehabilitar a los presos, y no solo de mantenerlos encerrados. Solo alberga a 796 reclusos.




Otago, Nueva Zelanda. 


Esta prisión se encuentra cerca de la ciudad de Milton, en el sur de Nueva Zelanda. Este hecho, junto con el extremo lujo que esconden sus paredes, ha provocado que se conozca como Milton-Hilton. Los presos de Otago pueden disponer de su propia televisión en habitaciones individuales. En las áreas comunes hay pantallas planas y un gimnasio.

Centro de Justicia Leoben, Austria. 


Este centro cuenta con acabados en madera que lo hacen más parecido a un balneario que a una cárcel. Tiene capacidad para menos de 300 presos, cada uno de las cuales cuenta con habitación y baño privados, así como acceso a áreas comunes con cancha de baloncesto y gimnasio y la posibilidad de practicar otras actividades al aire libre.

Prisión de Champ-Dollon, Suiza.
 


Durante algún tiempo esta prisión fue una de las más criticadas por las condiciones en las que vivían los presos. A partir de entonces los dirigentes suizos decidieron construir un edificio para albergar a 100 presos más. El nuevo edificio es más parecido a una residencia estudiantil de las mejores universidades del mundo que a una cárcel.

Prisión de Pondok Bambu, Indonesia. 


Algunos países las prisiones están en buenas condiciones como consecuencia de las políticas penitenciarias de sus Gobiernos; en otros, simplemente porque hay corrupción. Ese es el caso de esta cárcel de Indonesia, donde la corrupción permite que algunos 'residentes' tengan aire acondicionado, karaoke y nevera.

Prisión JVA de Fuhlsbuettel, Alemania.
 




Estas instalaciones están pensadas para presos que cumplen largas condenas y a los que les gustan los amplios espacios. Cada celda cuenta con muchos metros cuadrados para que los reclusos se sientan a sus anchas. Además de baños privados, cada uno tiene un cuarto de lavado particular.




Prisión Sollentuna, Suecia. 


Además de todos los servicios como baño, televisión o gimnasio, esta prisión cuenta con una plantilla de unas 175 personas para cuidar de la salud de los presos, cocinarles o mantener limpias las instalaciones.


Prisión Halden, Noruega. 

Ninguna de las ventanas de este edificio tiene barrotes. Todos los presos tienen acceso a una mininevera, baño privado y una pantalla plana. Además, la cárcel cuenta con un estudio de grabación.





Prisión de Aranjuez, España, también conocida como el Centro Penitenciario Madrid VI. 

Situado a 40 kilómetros de la capital, tiene capacidad para 936 internos, aunque el número real de personas que lo habitan supone casi el doble. Es popular por tener un módulo familiar donde los condenados pueden vivir con su pareja e hijos de hasta 3 años.

Cárcel Cordillera, Santiago, Chile. 


Es cierto que en este centro está vigilado por guardias armados, pero eso es solo porque en realidad Cordillera no es una cárcel, sino un complejo de casas que incluyen piscinas, duchas privadas y asadores.




Institución Correccional Federal Butner, Carolina del Norte, EE.UU. 


Este centro es una prisión de pasillos silenciosos en los que casi no se encuentran guardias, puesto que es una cárcel de mínima seguridad.




Prisión Federal de Pensacola, estado de Florida, EE.UU. 


Situado en una estación aeronaval, este campamento ofrece a sus prisioneros trabajar como paisajistas o jardineros. Los internos pueden relajarse practicando deportes y disfrutando de noches de cine en los días libres.

Cárcel del Condado de Los Ángeles, California, EE.UU. 


Aunque la mayoría de las cárceles de Los Ángeles no tienen nada de lo que admirarse, esta prisión en particular ofrece la posibilidad de pagar por la estancia, un programa destinado a las celebridades y a otros presos ricos que quieren relajarse en un ala tranquila del centro penitenciario, como un hotel.

Institución Correccional Federal Bastrop, Texas, EE.UU.
 


Esta es una prisión federal de baja seguridad para delincuentes varones.






0
0
0
2
0No comments yet