Como es el Funeral Tibetano

Funerales Tibetanos


En colinas cercanas a los pueblos tibetanos existen zonas sagradas en las que se lleva a cabo una manera diferente de deshacerse de los restos humanos.


Aquí tiene lugar el funeral


En la mayoría de las culturas lo habitual es el enterramiento o la cremación, sin embargo la escasez de leña y la dureza del suelo ha hecho que en los tibetanos busquen una alternativa.
La cremación se utiliza en el caso de los lamas o monjes importantes, pero lo más habitual es la práctica de los llamados funerales celestes.

Cuando una persona fallece, un lama acude a su vivienda, y recita oraciones del Libro Tibetano de los Muertos o Bardo Thodel, durante 24 horas.
Esto ayudará a que el alma del difunto atraviese los diferentes bardos o estados que existen entre la muerte y la reencarnación.



Al tercer día el cuerpo es bendecido y trasladado al lugar del funeral. Los encargados de llevar a cabo el proceso se llaman rogyapas.
Lo primero que hacer es cortar el pelo del fallecido. Luego trocean el cuerpo con hachas y cuchillos.
Los buitres se abalanzan sobre la carne y en pocos minutos, sólo quedan los huesos. Estos son machacados y mezclados con harina,y los buitres los hacen desaparcer también.




Restos de los utensilios utilizados para el “despiece”

Sin embargo, todo este proceso no es un momento de tristeza. Se supone que el alma ya ha abandonado el cuerpo y este es sólo una carcasa que ya no es necesaria.
De hecho, mientras los rogyapas realizan su trabajo, no es raro que estén charlando o incluso riéndose.

Fuente