Como hacer fotos infrarojas







1. Introducción


La Fotografía Infrarroja no es algo nuevo, y se ha usado durante mucho tiempo bien para fines científicos como para efectos creativos o artísticos, y antes de la era Digital ya existían las películas de Infrarrojo, películas especialmente sensibles a esa longitud de onda, tanto en versiones para blanco y negro como en las de color. La Astronomía / Ciencia ha utilizado frecuentemente este tipo de fotografía para conocer el Cosmos, hay que recordar que casi un 90% de la materia que compone el universo, no puede apreciarse en el espectro lumínico que captan nuestros ojos.

La luz es una radiación electromagnética y tiene una frecuencia de onda que se mide en manómetros (nm).

El espectro que el ojo humano puede percibir es limitado, y va desde los 400 a 700 nm(aprox), podríamos decir entonces que el ojo humano tiene una “sensibilidad espectral” que va de 400 a 700 nm.

Mas allá del espectro visible por el ojo humano esta por un lado el ultravioleta y por el otro los infrarrojos.


Soportes digitales:
En general ninguna cámara es totalmente sensible a la radiación infrarroja ya que cuentan con un filtro delante del sensor que filtra gran parte (pero no toda!) de la radiación infrarroja que llega al mismo

En el caso del silicio, que es el elemento fotosensible del sensor de las cámaras digitales, este es muy sensible a las radiaciones infrarrojas por lo que los fabricantes incorporan un filtro de corte IR en las cámaras que disminuye los infrarrojos, una cámara DSLR común su sensibilidad llega a los 790 nm (aprox). Entonces si usamos un filtro de 720nm solo estamos trabajando con un espectro que va desde los 720nm del filtro a los 790nm de la camara.

Otra forma es modificar la cámara digital quitando el filtro de corte que filtra esta radiación. Con esta pequeña operación, se consigue aumentar la sensibilidad espectral hacia los infrarrojos.

Con el uso de filtros que solo nos dejan pasar las radiaciones infrarrojas y con los software de revelado y post producción, podemos trabajar con infrarrojos casi con cualquier cámara digital moderna.

La fotografía infrarroja


Es aquella que nos permite fotografiar uno de los espectros lumínicos comprendidos entre 700 y 1.200 nanómetros, no visibles para el ojo humano. Sus aplicaciones pueden ser artísticas o científicas.

En general la mayor y única fuente de radiación infrarroja es el sol y como la radiación infrarroja esta por afuera del espectro de luz visible los resultados que obtenemos pueden ser bastante sorprendentes.

En fotografía digital usamos una cámara DSLR (sensible al infrarrojo), trípode, filtros, programas de revelado Raw y Photoshop.
Para saber si tu cámara es sensible al infrarrojo se puede hacer una prueba con algún mando a distancia apuntando a tu cámara y ver si aparece una luz roja en la pantalla de previsulización.

En caso de que tu cámara sea sensible al infrarojo, tienes que usar filtros infrarrojos que tienen como misión excluir la radiación ultravioleta y la totalidad o gran parte del espectro visible, dejando pasar a través del objetivo de la cámara solamente el espectro infrarrojo.

En el mercado se pueden encontrar diferentes tipos de filtros infrarrojo, según las necesidades. Básicamente, difieren, en la cantidad de espectro infrarrojo que dejan pasar. A mayor cantidad de espectro infrarrojo, el efecto en la película se acentuará. De las marcas más populares que comercializan estos filtros, se destacan Hoya, Tiffen y Kodak.

Se identifican por la frecuencia a partir de la cual no dejan pasar la luz.
Un filtro de 700nm filtra todo lo que sea menor a 700nm y deja pasar el resto.

Lo que cada filtro deja pasar lo podemos entender aproximadamente con esta tablita:
700nm: Bastante luz visible (rojo) e infrarrojo
720nm: (Hoya R72) Algo de luz visible e infrarrojo
760nm: Apenas algo de luz visible e infrarrojo
830nm: Nada de luz visible, solo infrarrojo
850 o masnm: Puro infrarrojo filtrando cada vez mas y mas

La fotografía infrarroja también es usada por las empresas de turismo para hacer fotos de montañas lejanas y mostrar mas de lo que el ojo humano ve gracias a la capacidad de la radiación IR de atravesar niebla y la atmósfera mas facilmente.

Proceso de realización:


Me inspire en este concepto para hacer fotos de Barcelona, Roma y Paris con un lente de 150mm y un filtro de 720 nm en un dia nublado – soleado es decir nubes que proyectan sombras sobre el paisaje.

El infrarojo es especialmente reflejado por la clorofila de las hojas lo que se aprecia en la siguiente foto:
Una foto Raw tomada con filtros IR se ve asi:



Bajando la temperatura de color al maximo pasamos a esto:



Finalmente con el mezclador de canales, en el canal rojo ponemos los valores Rojo=0 Azul=100 y en el canal azul ponemos azul=0 Rojo=100

Quedaria algo parecido a esto:
Barcelona