Canales populares
  1. Arte y Cultura
  2. »
  3. Otros

Confesiones de un Detective Privado

Las historias, hechos y lugares son verídicos aunque para proteger la identidad de nuestro investigador voy a preservar su nombre real,  el cual de ahora en adelante lo identificaremos como "Jack". Hace más de cuarenta años que busca amores, amantes y diversas clases de estafadores, y dice que las mujeres son más perseguidas.

Confesiones Detective Privado

En nuestra ciudad no contamos con detectives como Philip Marlowe, no obstante sí se realizan investigaciones, Jack es el hombre que no se deja ver.

Confesiones Detective Privado

Detrás de un árbol, bajo algún sombrero o leyendo el diario, puede estar siendo los ojos de otro, para confirmar sospechas, o desecharlas, ocasiones estas últimas que pueden ser llamativamente las más difíciles de digerir.

Confesiones Detective Privado

Este expolicía decidió llevar a cabo esta actividad que lo apasionaba desde chico y comenta  los pormenores de su actividad llevada a la ficción innumerables veces, puesto que la idea surgió a partir de un gusto propio, ya que desde pequeño le gustaba ver a Kojak y a Columbo, y  también leía las historietas de la revista El Tony en donde aparecía otro famoso sabueso de ficción llamado Rip Kirby.

Confesiones Detective Privado

Cuando habla de los tipos de trabajo más solicitados no duda en afirmar:

"¡Infidelidades, por lejos!; luego seguimientos a empleados infieles o a parientes (hermanos, hijos, nueras, yernos), también por robos,estafas, y hasta secuestros  extorsivos.

Confesiones Detective Privado

En todos los casos se realiza siempre una custodia encubierta, yes es un trabajo que requiere paciencia, formación y dedicación".

Confesiones Detective Privado

"Cuando me llaman por teléfono la gente vacila un poco, tiene temor a que se sepa lo que está pasando. A veces son cuestiones embarazosas, pero yo les trasmito confianza.

Confesiones Detective Privado

"No puedo hacer un seguimiento de envergadura con un solo vehículo, si debo seguir a un empleado desleal, en sus cargas y descargas, debo tener gente en cada lugar para saber si utiliza parte de la mercadería para beneficio propio.

Confesiones Detective Privado

Hay que tener en cuenta que las herramientas que utilizamos son costosas: relojes, cámaras fotográficas y de filmación, largavistas, micrófonos especiales".

Confesiones Detective Privado

"Antes de realizar un seguimiento debo comunicar a la policía que estaremos trabajando en tal barrio, es necesario avisar por si surge alguna sospecha de los vecinos al ver un auto estacionado; en ocasiones hemos sido nosotros mismos quienes alertamos de casos sospechosos a la policía".

Confesiones Detective Privado

Primer Caso

"El Tano" Gasparetto llama desde Italia. Había estudiado y vivido en Palermo hasta la crisis del 2001, pero una noticia lo hace pensar en volver al país.

Confesiones Detective Privado

El marido de su vecina había fallecido hacía más de un año, y creía que era el momento oportuno para hacer lo que nunca se había atrevido: declararle su amor a la vecinita.

Confesiones Detective Privado

Como solo sabía su nombre, y que se había mudado, lo llamó a Jack. Y Jack fue. Tocó timbre en toda la cuadra y una vecina, otra vecina, le facilitó el teléfono del hijo de la mujer que buscaba "el Tano". Jack llamó.

Confesiones Detective Privado

Habló, mintió un poco, consiguió un dato: la mujer trabajaba en un criadero de perros. Fue y se hizo pasar por un cliente.

Confesiones Detective Privado

Preguntó por algunos animales y desde afuera, le tomó fotos. A la semana, "el Tano" Berardi se aparece por el lugar con un ramo de flores. Hoy, desde hace dos meses, viven juntos en Italia.

Confesiones Detective Privado

Segundo Caso

Un tripulante chileno regresa antes de su viaje y entra a su casa de Santiago de Chile. Su mujer y mamá de su hija estaba con otro hombre. Hay una pelea.

Confesiones Detective Privado

A los pocos días, el tripulante vuelve a viajar, por trabajo. La mujer, argentina, mete en valijas todo lo que puede y se va con la nena a su La Plata natal. El chileno regresa, no entiende nada, y lo llama a Jack.

Confesiones Detective Privado

Le cuenta la situación, le envía fotos de la nena y le señala una zona, la del Estadio Único. Le encarga una misión: saber si su hija está bien, porque había hecho la denuncia y no tenía noticias.

Confesiones Detective Privado

Jack busca a la salida de los jardines de la zona, pero no la encuentra. Le pregunta al verdulero y a un kiosquero y llega a la casa de la tía de la nena. A los meses, después de la intervención del Juzgado, el padre obtuvo la tenencia de la nena.

Confesiones Detective Privado

Tercer Caso

El empleado de la línea de colectivos entra al consultorio. Llevaba meses con parte de enfermo, cobrando gracias a la ART.

Confesiones Detective Privado

Pero el doctor le ve las manos y le llaman la atención. Tenía grasa. Como que se había limpiado y no había salido del todo. Se lo cuenta al patrón y el patrón lo llama a Jack. Y Jack lo espera en la puerta de su casa y lo sigue hasta un taller mecánico.

Confesiones Detective Privado

A los días, pincha el tanque de aceite de una moto y entra al taller.

Confesiones Detective Privado

Entre sus ropas hay una cámara oculta que filma al empleado con parte de enfermo recibiendo la moto, contando cómo se llama y los horarios en que puede encontrarlo en el taller. A los días, el telegrama estaba en la casa del mecánico y ex colectivero.

Confesiones Detective Privado

Cuarto Caso

"Nos daban seis días para resolver el caso. Se trataba de una pareja que estaba separada, pero que tenía un principio de reconciliación.

Confesiones Detective Privado

El padre del muchacho dudaba de ella; el plazo correspondía con un viaje que debía hacer el hijo por motivos laborales.

Confesiones Detective Privado

Primer día: nada. Tras eso, una sucesión de días con el mismo resultado: ninguna noticia. Hasta el último día. Mi gente la venía siguiendo diariamente cuando se dirigía al estacionamiento de un supermercado, ella dejaba su coche y se iba caminando a hacer las compras.

Confesiones Detective Privado

Pero, pero... el auto quedaba abierto y el amante se escabullía en el asiento de atrás, se tiraba sobre la alfombra.

Confesiones Detective Privado

Luego la mujer volvía con sus bolsitas y se retiraba a su casa, tenía -por cierto- un garaje interno. Nadie los podía ver entrar y salir.

Confesiones Detective Privado

También, Jack, detecta estafas. Como la del profesor de salsa boliviano que decía ser cubano y enamoraba a sus alumnas extranjeras y luego les pedía miles de dólares para viajar a visitarlas y nunca lo hacía.

Confesiones Detective Privado

O a mujeres que contactan hombres por grupos de chats, hacen confianza y con el tiempo les piden giros para pagar internet y el teléfono, y así seguir poder hablando.

Confesiones Detective Privado

Jack descubrió que una mujer de La Plata lo hacía, y no era precisamente la de la foto: pesaba el triple que la mujer que aparecía en sus fotos de perfil.

Confesiones Detective Privado

"Cuando me llaman por teléfono la gente vacila un poco, tiene temor a que se sepa lo que está pasando. A veces son cuestiones embarazosas, pero yo les trasmito confianza.

Confesiones Detective Privado

Si quieren que se lleve a cabo una investigación deben brindarme detalles de la rutina del sujeto a seguir. Siempre aclaro que necesito que me digan toda la verdad, caso contrario no puedo realizar la investigación.

Confesiones Detective Privado

En un caso de infidelidad debo saber todos los horarios del sujeto y si se duda de un tercero (la supuesta nueva pareja) también me lo deben decir, ya que se procede a seguirlo también".

Confesiones Detective Privado

Suena el celular de Jack y seguramente estará negociando otro caso en puerta, Yo "como haciéndome el distraído" me levanto del escritorio y me acerco a una pequeña biblioteca llena de vistosos y muy cuidados libros. Tomo uno de ellos, y no podía encontrarme con otra cosa. "El sabueso de los Baskerville" de Arthur Conan Doyle.

Confesiones Detective Privado

NOTA; Las fotografías que acompañan el post son puramente ilustrativas y no condicen ni reflejan los hechos expuestos.

7Comentarios