Popular channels

Cruda, Triste y Asesina Verdad

Somalia, uno de cada 10 niños está en riesgo de morir de inanición


El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) alertó hoy que la malnutrición en el sur y centro de Somalia alcanzó el nivel más alto en el mundo, lo que está llevando a los niños "al borde de la muerte".

En Somalia se está consumando "el más grande desastre humanitario del mundo". De acuerdo con el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), 10 millones de personas en Somalia tienen urgente necesidad de auxilio.

El CICR, uno de los pocos organismos humanitarios con acceso a las regiones más damnificadas de Somalia, incluso en las zonas tradicionalmente agrícolas del país casi 11 por ciento de los niños menores de 5 años padece desnutrición aguda severa. Esto implica que corren riesgo de morir de hambre y las tasas serían mucho mayores en otras regiones.


CRUDO TRISTE PERO MUY REAL












NO PONGO MAS IMAGENES POR QUE DE VERDAD ME PONEN MUY MAL.


Bueno y para al que realmente le interese le dejo la nota completa


Tragedia. Un niño somalí con severa desnutrición es atendido en un campamento de refugiados en Mogadiscio.





Una semana después de que la ONU declarase el estado de hambruna en el sur de Somalia, la emergencia no ha hecho reaccionar a la comunidad internacional con la misma rapidez que lo hizo con Haití hace año y medio. El llamado Cuerno de África —que comprende Somalia, Yibuti, Eritrea, y el sur de Etiopía y Kenia— padece la peor sequía en 60 años, dejando a once millones de personas al borde de la hambruna.

La situación es crítica en el sur de Somalia, territorio desolado por dos décadas de conflicto entre diferentes señores de la guerra y controlado en la actualidad por la guerrilla Al Shabab, sucursal de Al Qaeda en el Cuerno de África, donde lucha por instaurar un estado islámico. Los islamistas boicotean todo intento de que organizaciones humanitarias permitan que la ayuda llegue a los 2.8 millones de habitantes, que se mueren de hambre, ya que consideran que se trata de “propaganda” de los “infieles occidentales”. Las mujeres y niños que aún tienen fuerza —los hombres son reclutados por la guerrilla— emprenden un penoso éxodo durante días por el desierto , hasta llegar a los campamentos de refugiados en la capital, Mogadiscio, o cruzan la frontera a la vecina Kenia para tratar de colarse en los hacinados campamentos de la ONU, como el de Dadaab, el mayor del mundo, con más de 400 mil personas que esperan ansiosas la ayuda internacional.

“Han muerto ya miles”. La subsecretaria general adjunta para Asuntos Humanitarios de la ONU, Catherine Bragg, dijo ayer que están tratando de convencer a los islamistas de que “han muerto ya miles de personas y no podemos permitir que la situación se deteriore aún más y mueran muchas más personas”.

“Nuestro único interés son sus necesidades humanitarias. Les vamos a explicar a Al Shabab que no tenemos otros intereses, que nuestra ayuda es completamente neutral, imparcial e independiente y que tras ella no hay motivos políticos algunos, sólo la voluntad de salvar cuantas más vidas podamos”, indicó.

“Tenemos que movilizar nuestros recursos masivamente. No podemos permitir que los somalís sigan muriendo ante nuestros ojos”, advirtió Bragg, quien dijo que la ONU ha estado alertando “durante un año” de una situación que no ha aparecido “en dos semanas” y que ahora necesita de una actuación “acelerada”.

La responsable de la ONU apremió así a la comunidad internacional a actuar lo antes posible porque la situación podría “tocar fondo en cuestión de un par de semanas”.

Retraso y saqueos. El Programa Mundial de Alimentos de la ONU (PMA) pospuso ayer para hoy la apertura de un puente aéreo de ayuda alimentaria a Somalia y lamentó que las trabas burocráticas hayan impedido que esta operación para salvar vidas haya comenzado ya.

El retraso, explicó David Orr, vocero del PMA, “tiene que ver con trámites de aduana, aeropuerto y cargamento. Son suministros que proceden de Francia y han de atravesar unos trámites para embarcarlos para Mogadiscio”.

La falta de comida también afecta a Mogadiscio, que en los últimos dos meses ha recibido a cien mil desplazados que buscan en la capital somalí refugio de la guerra y la sequía, ha desembocado en saqueos y enfrentamientos entre la población afectada, según ha denunciado también la ONU.

Mientras tanto, los 15 miembros del Consejo de Seguridad mostraron ayer su “seria preocupación” por la hambruna en Somalia y exhortaron a todos los Estados miembros del organismo a contribuir con urgencia al fondo de ayuda para el país africano.

Naciones Unidas calcula que se necesitan 1,600 millones de dólares en los próximos doce meses para hacer frente a la emergencia humanitaria que vive el país africano.

By Vamper5v


0
0
0
0No comments yet