Check the new version here

Popular channels

David Lynch: el señor de los freaks









David Lynch - Biografía


      David Keith Lynch, nació el 20 de enero de 1946 en un pequeño pueblo de Montana llamado Missoula, Estados Unidos. Su infancia transcurrió en ambientes naturales, casi siempre magníficos por su belleza pero en ausencia de amigos de su edad. Sólo en compañía de sus dos hermanos menores. Su padre, científico, trabajaba para el servicio forestal (Ministerio de Agricultura) y su madre maestra de domicilio, y debía trasladarse continuamente por parques nacionales y reservas forestales. En 1961, Lynch y su familia se mudaron del noroeste a Alexandria, Virginia. Según el director, "En una ciudad grande me di cuenta de que había mucho miedo. Viniendo del noroeste, eso te golpea con la fuerza de un tren."





      "Creo que era un chico completamente normal," recuerda. "Por supuesto, a todos nos gusta pensar que uno es diferente y único... Según mis recuerdos, tuve una infancia feliz, sin demasiados problemas. Pero los chicos tienen los sentidos particularmente alertas, los ojos muy abiertos, las orejas muy atentas, y el mundo les manda una catarata de informaciones y sensaciones... Los chicos perciben las cosas de manera muy fuerte, pero tienen también una imaginación que puede amplificar los acontecimientos más insignificantes, los detalles más ínfimos. Agrandado por la imaginación de un niño, un pequeño acontecimiento puede convertirse en la más bella o la más horrible de las historias. Cuando era chico esta percepción de las cosas podía ser formidable, pero, al mismo tiempo, turbadora e inquietante. Por ejemplo, poder entrar a una casa y, sin buscar nada en particular, sin imaginarte nada de nada, sentir que hay algo raro en esa casa. Como una nube malvada que flota en el aire y te indica de manera confusa que en esa casa algo anda mal. Hay gente adulta, todo parece normal, pero sentís que hay algo escondido, que en la casa reina un cierto malestar subterráneo que los que viven ahí no quieren que los demás vean... En mi casa todo era muy tranquilo, muy normal. Mis padres nunca se pelearon, hasta tal punto que a veces hasta me habría gustado que se pelearan un poco, que hubiera en la casa un poco de movimiento. Pero jamás pasó nada. Nuestra casa era un lugar sólido, estable, tranquilizador. Quizá cuando desde el principio se posee una estabilidad tan grande, un fundamento bien sólido, uno se encuentra más inclinado a salir de sí mismo. Mientras que si uno crece en la inseguridad, después busca desesperadamente la seguridad, sin arriesgarse tanto. Desde ese punto de vista, creo que tuve suerte."





      "Cuando era un adolescente, intentaba divertirme 24 horas al día. No empecé a pensar hasta que tuve 20 o 21. Hacía cosas estúpidas y comunes. [...] No sucedió mucho en el piso de arriba hasta los 19. Mi madre se negó a darme libros para colorear cuando era niño. Probablemente me haya salvado, porque si lo piensas, lo que hace un libro para colorear es destruir completamente la creatividad."





      Así hasta que cumplió 19 años. O sea, edad en la que comenzó su ir y venir por diferentes escuelas de arte, las cuales abandonaba. En el año 1965, sin embargo, ingresó a la Pennsylvania Acadamy of Fine Arts (PAFA), de Philadelphia. "Era un tiempo magnífico para estar en la Academia," asegura. "Las escuelas tienen olas, y sucedió que yo le pegué a una ola creciente y gigante. Había tanta gente buena en la escuela. Y ese fue el comienzo de todo. Se me aclararon las cosas en términos de pintura, y mi estilo encontró su camino."





      "La casa a la que me mudé quedaba frente a la morgue, al lado de Pop's Diner. El área tenía un ambiente grandioso -fábricas, humo, autopistas, diners, los personajes más extraños, las noches más oscuras. La gente tenía historias cinceladas en sus rostros, y yo veía imágenes vívidas -cortinas de plástico sostenidas con curitas, harapos rellenando ventanas rotas- mientras atravesaba la morgue camino a un negocio de hamburguesas."





      "Yo vivía en la calle 13 y Wood. Es un lugar muy industrial. A las 5:00 ya no hay nadie en el barrio. Nadie vive ahí. Y me gusta mucho eso. Es hermoso, si lo ves de manera correcta."





      "Vivíamos barato, pero la ciudad estaba llena de miedo. Un nene fue baleado en nuestra calle y las marcas de tiza que rodeaban el lugar en el que había yacido quedaron en la vereda durante cinco días. Nos robaron dos veces, nos dispararon a las ventanas y nos robaron el auto."





      Entre sus obras de la época había una compleja y entretenida mesa de pool eléctrica y una serie de "mujeres mecánicas", esto es, claro, mujeres que se convertían en máquinas de escribir.





      Es allí donde encontró su verdadera vocación. Disfrutó muchísimo esa etapa junto a otros con inquietudes artísticas. Su inclinación por la pintura se hizo manifiesta.





      Tras pasar por escuelas de arte, en 1965 Lynch y un amigo, Jack Fisk, viajaron a Europa para estudiar con el pintor expresionista Oskar Kokoschka en Salzburgo, Austria. Viajaron a París, y finalmente a Atenas, Grecia, pero regresaron a los Estados Unidos a los 15 días. "No me gustó Europa," asegura. "Pensaba todo el tiempo, aquí es donde voy a pintar. Y no había ningún tipo de inspiración allí para la clase de trabajo que quería hacer. [...] Tenía la intención de quedarme tres años. En cambio, ¡me quedé 15 días! Me acuerdo de estar acostado en un sótano en Atenas con lagartos que trepaban a las paredes, y pensaba en que estaba a 7.000 millas de McDonalds!"





      De vuelta en Alexandria, consiguió (y perdió sistemáticamente) una serie de trabajos: en una cigarrería, en una tienda de arte, en una oficina de ingeniería y en una marquería, cuyo dueño se llamaba, apropiadamente, Michelangelo.





      "Cuando era despedido, eso me llevaba a otra parte, a nuevas experiencias. Cada vez que me echaban, ¡estaba feliz de la vida!", recuerda. "Pero después de limpiar un baño tapado (un trabajo que nadie más quería) por cinco dólares, habría ido a cualquier parte con tal de salirme de ahí."





      Se casó cuatro veces y tuvo una hija con su primera mujer (Peggy Lentz, 1967-1974), un hijo con su segunda mujer (Mary Fisk, 1977-1987). Su tercera mujer fue la productora y editora de sus films, Mary Sweeney (2006), con quien tuvo un hijo en 1992.  Su ultimo matrimonio se celebró el 26 de febrero de 2009 con Emily Stofle, actriz que aparecía brevemente en INLAND EMPIRE y quien dio luz en 2012 a una niña, el cuarto hijo de Lynch, cuyo nombre es Lula Boginia Lynch.






David Lynch - Filmografía


      Comenzaba su época de los cortos experimentales, como ocurre en la vida de todo director: "Six Men Getting Sick" (1967), "The Alphabet" (1968), "Grandmother"(1970) y "The amputeé"(1974). Cortos asombrosos que no hacían otra cosa que, demostrar las diversas inquietudes que lo atormentaban y aquello que identificará a sus obras. Pero su verdadera etapa profesional comenzó recién en Los Angeles, cuando filma "Eraserhead" ( cabeza borradora -1976) con su fiel amigo Jack Nance. Una impactante película en blanco y negro. Fundamentada en elementos propios e irracionales. Aquellos elementos inexplicables volverían a aparecer tarde o temprano como maldiciones de su inconsciente.





      Mientras filmaba, realizó distintos trabajos para subsistir. Desarrolló su facilidad para los trabajos manuales (carpintería, plomería). Ya se manifestaba su pasión por el diseño y la fabricación de muebles. Al finalizar los '70, firmó contrato con la productora de Mel Brooks para dirigir en Londres "The Elephant Man" ( El hombre elefante -1980) con Anthony Hopkins en el papel de un médico dispuesto a tratar las horribles malformaciones de un hombre pobre (John Hurt) en la cruel época victoriana. En el '80 la película recibió 8 nominaciones al Oscar pero no ganó ninguno. El peor desastre de toda su carrera llegó a continuación, con "Dune"(1984), una epopeya futurística que, en la versión para TV, se negó a firmar como director y apareció con el vergonzante "Alan Smithee". La crítica fue implacable y bochornosa, la respuesta de los espectadores no fue menor, se trata de una película basada en la novela de Frank Herbert.





      Lynch continuó e ingresó como historietista al diario Los Angeles Reader, con su tira "The angriest dog on the world". Una ácida y sarcástica visión de la sociedad, fue publicada desde 1983 hasta 1992.





 Cuatro cuadros que se repetían "siempre" y en donde sólo cambiaba el texto. Una colaboración que duró casi 9 años y que funcionó como una poderosa vía de escape de su rabia interior.





      Las ilustraciones siempre son las mismas, y una leyenda a la izquierda siempre dice lo siguiente: “El perro que está tan furioso que no se puede mover. No puede comer. No puede dormir. Él simplemente sabe gruñir, tan sumamente tenso y furioso que se aproxima al estado de rigor mortis.”





      Lynch la califica como perversa porque el humor en la tira se basa, según el, en el estado lamentable de la gente infeliz y de la miseria. Los cuatro cuadros incluyendo los globos con observaciones por el joven (invisible) de la cuenta, de Sylvia, de Pete y de Billy de la familia que se encuentra en el interior de la casa.





      En cuanto a la dirección de películas, después del fracaso con “Dune”, se propuso hacer algo “suyo”, introdujo en su película castigo físico y sexo; fetichismo y violencia verbal; rostros viciosos y asesinatos; actuaciones soberbias y drogas. La sorprendente "Blue Velvet" ( terciopelo azul -1986) fue el remezón que necesitaba la industria. Dennis Hooper, Isabella Rosselini y Kyle MacLachlan, eran los protagonistas de un triángulo amoroso que sufría las obsesiones, pasiones y delirios de una relación enferma pero difícil de terminar. La película castigaba visualmente y sin embargo fue ovacionada en los festivales europeos, lo que supuso para Lynch un nuevo éxito. Le seguiría el corto, "The Cowboy and the Frenchman"( el vaquero y el francés -1989), que le sirvió de precalentamiento para su film con Nicholas Cage y Laura Dern (Blue Velvet). El resultado fue explosivo. "Wild at Heart"( corazon salvaje -1990) ganó la Palma de Oro como mejor película en Cannes y su nombre "David Lynch" volvió a brillar .





      Junto a Angelo Badalamenti, con quien había trabado amistad desde Blue Velvet, editaron material discográfico. También crearon "Industrial Symphony Nº1", en el marco del “Festival de la Nueva Era” (fundado por los músicos: Laurie Andreson y David Byrne).





      Lynch necesitaba crear algo nuevo, así es cuando nace la serie de TV "Twin Peaks" un culebrón en el que consta de 30 episodios y el hilo principal que lo mueve es saber quien mató a Laura Palmer.





      En 1990 comenzó la emisión de “Twin Peaks” en España precedida por un enorme éxito en EEUU, y en todos los países en los que se había comenzado a emitir o se encontraba en emisión en aquellos momentos. Tele5, se volcó en ella como su serie estrella durante las tres temporadas en las que fue emitida. Durante ese período, entre 1990 y 1992, la serie se mantuvo entre los programas mas vistos, después de haber ganado números premios( incluso la campaña publicitaria de Tele5, ganó varios premios en diferentes festivales de publicidad).





      La serie fue dirigida por varias personas (entre las que destacan los creadores de la serie, David Lynch y Mark Frost, o la actriz Diane Keaton), e interpretada por un excelente grupo de actores, la mayoría de ellos desconocidos antes de la serie y estrellas hoy en día (Joan Chen, Lara Flynn Boyle, Sheryl Lee...), Otros ya eran conocidos (Kyle MacLachlan, Piper Laurie...), por no decir que supuso las primeras apariciones en pantalla de gente como Heather Graham, David Duchovny o el propio David Lynch.





      Twin Peaks esta repleta de simbolismo (cosa habitual en el mundo Lynch) y sabiendo utilizar el medio televisivo, ya que en la pequeña pantalla puede usarlo de manera repetitiva, alcanzando así una dimensión mucho mayor.





      Llegó a convertirse en serie exitosa, pero finalizada la segunda temporada fue cancelada en EEUU (por la cadena americana ABC). Tampoco esa vez la explicación fue clara, ya que el motivo dado fue que era “Muy absurda” o que no era de su gusto ya que era dificil “seguir el hilo”, así que decidió terminar con la serie con el film posterior “Twin Peaks: Fire Walk with Me” (1992), no llegó a conmover como con los episodios pero al menos pudo satisfacer a los que no pudieron enterarse del desenlace final, o del origen de ciertos personajes. En “Twin Peaks : Fire Walk with Me” ( fuego camina conmigo) nos muestra la vida de Laura Palmer. En realidad se movía, como todas sus películas, entre el pasado y el futuro, desvelando algunos misterios, creando otros y manteniendo vivo el interés por la saga.





      "On the Air" (1992), serie de TV de seis episodios que en España sólo se ha podido ver en Canal + y que según Lynch: “la cadena ABC sólo llegó a emitir tres y cambiados de orden” siendo 7 episodios.





      Luego de su truncada serie "Hotel Room"(1993), lo estimuló a picotear en otras áreas buscando respuestas. Días de muchas pintura y exposiciones. Incluso en la conocida galeria “de Leo Castelli”, donde sólo llegan los "grandes". Su renombre como laureado director le abrió las puertas de un mundo que paga muy bien:, la publicidad, será otro camino alternativo para expresarse. Uno que además le proveerá dinero en forma rápida. Perfumes, video-clips, marcas deportivas, autos.





      Pero no sólo de publicidad y pintura vivió, y mientras filmaba una historia que traía en su cabeza desde su años en Philadelphia, incursiona en el diseño de muebles, pasión que nunca olvida del todo. Expone en el "Salón del Mueble" de Milán. Es allí, en el exclusivo recinto italiano, donde suma una nuevo título a su carta de presentación:, "diseñador de muebles".





      Un año después, "Lost Highway" ( carretera perdida-1996) es presentada en sociedad y una nueva oleada de elogios moja sus pies. Bill Pullman, Patricia Arquette y Robert Blake, componen este thriller terrorífico y violento (para algunos "un film noir del siglo 21", que urge en el surrealismo freudiano los detalles más secretos de nuestra atormentada personalidad. Gracias al apoteósico soundtrack, del que participan Marilyn Manson y Trent Reznor entre otros, se incorpora, a su ya gran nube de fanáticos, un público veinteañero con ganas de más tensión para sus ojos y oídos.





      La gente es insaciable. Lynch tardó un par de años en darles algo para engullir. En aquel periodo fundó su propia compañía, "Picture Factory". Ahora también era "productor ejecutivo". El alimento llegó. Provenía de una historia real. En pocas palabras, "The Straight Story" (una historia verdadera –1999) trata de un hombre septuagenario que decide visitar a su hermano enfermo que residente a una gran distancia. Como le falla la vista y no tiene licencia de conducir, se anima a hacer el viaje conduciendo un cortacésped. Como usualmente ocurre con los directores independientes, sus obras tardan en convencer a los estudios. Con "The Straight Story", Lynch finalmente es considerado por el "establishment" como un director que ha llegado a la madurez y ha dejado los comportamientos rebeldes para los más jóvenes. La Disney se arriesgó con él y terminó complacida. Obviamente muchos de sus nuevos fans se sintieron defraudados. El clima sórdido se esfumó, no hay violencia, ni sangre, ni sexo, ni drogas.





      Lynch con el rostro bañado en seriedad y seguridad, afirmaba que su premisa de rebeldía estaba más presente que nunca en el personaje del viejo Alvin Straight. "Sería erróneo interpretar el film como un barómetro de mi estado de ánimo", señaló.





      Con un talento en la espalda que es traspasado a los hombres con cuentagotas, Lynch, el cineasta y artista oriundo de Montana, sabe que tal vez deberá empezar de nuevo desde cero.





      Ya en el año 1990 supo que había "muerto en vida" cuando vio su imagen en la tapa de la revista "Time", en ese instante, se propuso replantear su carrera profesional.


      Mas adelante hizo “dumbland” (2000) que se trata de una animación muy simple con contornos negros y el fondo blanco, absurda de contexto, este corto animado le costo mucho hacerlo ya que, según el, le costaba 60 horas de trabajo para hacer apenas 3 minutos de los dibujos, además tardaba dos o tres días para mezclarlos, el mismo, hacia todas las voces para la animación.





      Dos años después hizo “rabbits” (2002), una cámara fija que enfoca a tres personas vestidas con trajes gigantes de conejo, en una habitación rancia, de decorado barato, teniendo diálogos crípticos muy de vez en cuando (el resto del tiempo están en silencio), con la típica banda sonora de Angelo Badalamenti para las películas de Lynch, (es decir, minimalista y agobiante), y risas enlatadas.


      Solo se puede ver por internet en su pagina oficial, y pagando, consta de 8 capítulos de unos 6 minutos cada uno. En ella, cuatro de los protagonistas de "Mulholland Drive" interpretan a tres miembros de una familia de conejos. Naomi Watts hace uno de los papeles, Scott Coffey otro, y Laura Harring y Rebekah Del Rio , se turnan el último papel.


      En el 2002 se estrenó “Mulholland Drive”. El proyecto fue, originalmente, el episodio piloto de una serie de televisión para la cadena ABC que podría haber supuesto el retorno a la pequeña pantalla de David Lynch tras Twin Peaks. Pero la cadena televisiva decidió no seguir con la serie y el episodio piloto jamás fue emitido.


      El director de fotografía es Peter Deming (Scream 3 y Scream 2, Música del corazón) y la música está compuesta por Angelo Badalamenti , otra vez más, que también interviene en la película.


      Fue premiada por la Sociedad de Críticos de Estados Unidos y por el Círculo de Críticos de Nueva York.


      Se presentó en el Festival de Cine de Cannes 2001 donde David Lynch consiguió la Palma de Oro al mejor director.


      También fue candidato al Oscar 2002 al mejor director.


      Consiguió el Independent Spirit Award 2002 a la mejor fotografía.


      En “Mulholland Drive” Lynch reúne todo aquello que le ha gustado de sus películas anteriores y las plasma, como sus telones rojos, enanos, teléfonos, sueños que nos confunden con realidades, flash back, música inquietante y agobiante, sexo, misterio, violencia, locuras, abstracción, cambios de personalidad ( como ocurre en “carretera perdida”), y sobretodo esa personalidad que le caracteriza en todas sus películas.





     En el Festival de Cannes correspondiente a 2005, el cineasta anunció que durante un año había estado rodando en Polonia, por medio de técnicas digitales, su último film. La película, titulada INLAND EMPIRE (en mayúsculas) supone casi un compendio del cine de este director audaz e inquietante desde sus comienzos. La historia, retorcida y con tintes pesadillescos, desarrolla distintos niveles argumentales entremezclados, sin aclarar nunca los nexos lógicos entre ellos. Abunda en primeros planos expresionistas (especialmente de la atribulada Laura Dern), el sonido es distorsionado y envolvente, y los efectos especiales unidos a las numerosas escenas cómico-grotescas que contiene producen un gran impacto visual. El reparto de la película incluye actores habituales de Lynch como la ya mencionada Laura Dern, Harry Dean Stanton, y la protagonista de Mulholland Drive Naomi Watts, con un cameo de Justin Theroux (supuestamente uno de los actores disfrazados de conejos en la serie del mismo nombre), además de la actuación estelar del británico Jeremy Irons, y la participación de la méxico-americana Laura Harring al final del filme. Lynch describió la película como "un misterio acerca de una mujer metida en grandes dificultades”. Se estrenó en diciembre de 2006, habiendo suscitado hasta el momento entre los críticos, como en ocasión de los más recientes largometrajes del director, multitud de comentarios y opiniones enfrentadas.




0
0
0
9
0No comments yet