Check the new version here

Popular channels

Donde vive el ébola: las imágenes del virus que atemoriza al

El virus del Ébola continúa propagándose por África Occidental: hasta ahora los casos de infección se han registrado en Liberia, Sierra Leona, Guinea, Nigeria, la República Democrática del Congo y Senegal. Según datos hechos públicos el pasado tres de octubre por la Organización Mundial de la Salud, el número de muertes por ébola asciende a 3.431 personas y 7.470 personas están infectadas. Por el momento no existe una vacuna eficaz contra el virus.

El lunes se informaba sobre el primer caso de contagio por ébola en Europa. Se trata de una enfermera que atendió al misionero Manuel García Viejo, el primer europeo fallecido por el virus, en el hospital La Paz-Carlos III de Madrid.



Trabajadores sanitarios vestidos con un uniforme protector realizan labores de asistencia a la población en un distrito de Monrovia, Liberia.



Trabajadores sanitarios retiran un cadáver de un enfermo de ébola del mercado de Duwala en Monrovia.



Miembros del personal sanitario de un hospital liberaniano empujan en una ambulancia a un paciente infectado con el virus del Ébola que escapó de la cuarentena.



Un hombre espera para ser atendido por el personal médico de un hospital de Monrovia ante un posible contagio del mortal virus.



Una mujer liberiana reacciona después de conocer la muerte de su marido supuestamente a causa del virus del Ébola.



Un grupo de trabajadores sanitarios se ocupan de un posible infectado por el virus del Ébola.



Personal de la Cruz Roja liberiana busca personas muertas a causa del ébola en la ciudad de Monrovia.



Una casa en Dakar, capital de Senegal, en la que 33 personas están en cuarentena debido al brote del virus del Ébola.



A los pacientes sospechosos de Ébola es necesario tomarles muestras de sangre para realizar con ellas un análisis especial.



El número de muertes por ébola ha superado las 3.000 personas.



Incluso los bebés tienen que someterse a las pruebas médicas en Kouremale, Malí, en la frontera con Guinea.



La vigilancia en las fronteras entre los países es clave para que no se propague el virus. Sin embargo, Malí no ha cerrado sus fronteras pese a que Guinea, donde comenzó el brote actual, es país limítrofe.



Un trabajador sanitario mide la temperatura de una mujer que entró en Malí desde Guinea a través de la frontera de Kouremale el pasado dos de octubre.



Los peatones liberianos caminan junto a un mural en la ciudada de Monrovia que explica los síntomas del virus del Ébola.



Se sospecha que esta mujer embarazada de la ciudad de Freetown, Sierra Leona, también puede tener ébola. Los trabajadores sanitarios la trasladan en camilla a una ambulancia. Cuando se descubrió por primera vez el virus en 1976 se constató que muchas de las víctimas mortales del mismo eran mujeres embarazadas.



Los trabajadores, que visten un traje especial de protección que cubre todo el cuerpo desde la cabeza hasta los pies, se preparan para enterrar los cuerpos de las víctimas mortales del virus.



Recientemente Sierra Leona informó de la muerte de 121 personas por ébola en un solo día.



Los trabajadores de salud atienden a los enfermos, como esta mujer liberiana que se sospecha que tiene el virus. Hasta el momento la Organización Mundial de la Salud informa de más de 7.000 casos de la infección en Guinea, Liberia y Sierra Leona.



Los hospitales están repletos y, en ocasiones, los pacientes enfermos son rechazados en la puerta. Otros enfermos tienen miedo de acudir al hospital. Por estas razones, entre otras, los cadáveres se encuentran a veces en los lugares públicos como éste, en Liberia.



Las autoridades de los países más afectados por el virus pidieron a los ciudadanos que les comunicaran las muertes a causa del ébola. Equipos de entierro en trajes de protección visitan los hogares de personas sospechosas de haber muerto por el mortal virus para recoger los cuerpos.



Los trabajadores de salud retiran el cuerpo de un hombre de 29 años que murió por el virus del Ébola en Monrovia, Liberia.



Una mujer liberiana observa desde una ventana cómo un grupo de trabajadores sanitarios se preparan para recoger un cuerpo abandonado de un mercado en la ciudad de Monrovia.]
0
0
0
0
0No comments yet