Dubai demuestra que la perfección es posible









Desde que Dubai se ha consolidado como uno de los lugares más lujosos y caros de medio oriente, decenas de hoteles y atractivos turísticos emergieron allí.







Entre ellos, se destaca este magnífico hotel catalogado como uno de los mejores del mundo: el Burj Al Arab. Se destaca a la lejanía por su forma de vela sobre el agua.





Y ofrece diversas maneras de llegar, sea por tierra, mar o incluso por aire a través de su famoso helipuerto.





Al entrar ya se puede apreciar la belleza del edificio decorado especialmente con estructuras de marmol y grandes espacios capaces de deslumbrar a cualquier huésped.





A pesar de su tamaño, el hotel sólo cuenta con 202 habitaciones con un valor que comienza en US$ 1790 la noche





Y ofrece a su huépedes innumerables servicios que rozan lo extravagante.





Desde mayordomo privado para cada uno de los huéspedes hasta el alquiler de autos de lujo entre los que se ofrecen Ferrari y Aston Martin y lamborghini.





Además, como si fuera poco, el hotel también pone a disposición de los turistas helicópteros para llevarlos ida y vuelta al aeropuerto.





Por último, el Burj Al Arab cuenta con 9 restaurantes de lujo que ofrecen variedad gastronómica y gran calidad de servicio





Un spa de primera categoría con innumerables tratamientos para todos los huéspedes del hotel



Cuatro piscinas de todo tipo y hasta una playa privada y exclusiva





Así que si estabas pensando en unas vacaciones ideales este debería ser el destino elegido, aunque probablemente no lleguemos a disfrutarlo sin muchos (pero muuuchos) años de ahorros.