Check the new version here

Popular channels

El 2000 imaginado en 1900

¿Cómo imaginaban el mundo del siglo XXI los artistas y científicos de fines del XIX? Estas imágenes ofrecen una pequeña muestra.

El paso del siglo XIX al XX no fue tan traumático como el tránsito del 999 al 1000, donde los "terrores del milenio" estuvieron a la orden del día. Tampoco se dieron en ese momento las especulaciones de todo tipo (Y2K incluido) que se vieron ante el advenimiento del año 2000.

Si los hombres que vieron morir el primer milenio trataron de calmar la ira divina levantando catedrales a mayor velocidad que las casas de Un Techo Para Mi País, en el año 1899 estaban más tranquilos. Solo querían soñar. Desde 1789 habían perdido el miedo a un posible castigo celestial y preferían levantar "esa monstruosidad, esa horrenda cicatriz" (como definieron los parisinos a la Torre Eiffel) antes que moles de piedra. El futuro se abría ante los ciudadanos más cosmopolitas del mundo y decidieron dejar fluir la imaginación. Y así se inventaron un futuro que algunos artistas plasmaron en unas estampas que, con el ojo del tiempo, parecen casi inocentes.

Uno de esos artistas fue Jean-Marc Côté. Bajo la influencia de su compatriota Julio Verne (que murió en 1905) dibujó un año 2000 lleno de ingenios mecánicos. Eso sí, ni celulares, ni internet ni datos ni "apps" forman parte de ese futuro dibujado. A lo sumo, puede verse algo que podría ser una videoconferencia.

Estas estampas se comenzaron a dibujar en 1899, 1900 y 1901, según recuerda el periódico ABC. Algunos pensadores las siguieron creando hasta 1910. Estas visiones de cómo se viviría en el siglo XXI tienen, además, un curioso origen: se comenzaron a distribuir en las cajillas de cigarros de una compañía de la época que, curiosamente, desapareció antes de que toda la colección se distribuyera.

Muchas de estas estampas se pudieron ver en la Exposición Universal de París de 1900. 87 de ellas han llegado a nuestros días, y algunas han sido recopiladas por The Public Domain Review y por The Smithsonian Mag.


Policías y bomberos voladores serían los 'angeles guardianes' de los ciudadanos


Videoconferencias: un pronóstico cumplido


Transforma un huevo en un pollito sería cuestión de minutos gracias a esta pesada máquina


La vida tendría interesantes posibilidades submarinas


La tecnificación del agro


Ingenios mecánicos destinados a facilitar las labores domésticas


La guerra en el aire, un vaticinio acertado (aunque se quedaron cortos)


Taxis voladores


Una curiosa máquina encargada de licuar libros y meter su contenido en los cerebros de los estudiantes


0
0
0
0No comments yet