Canales populares

El Buenos Aires que se fue. Capítulo II

Sin la pretensión de hacer una recopliación exhaustiva de situaciones, anécdotas o lugares, este post solo trae algunos relevantes relatos del Buenos Aires que pasó, y que muchos no llegamos a conocer, o tener idea sobre hechos sucedidos .



A solicitud de "la platea", en esta entrega te traigo algo de deportes,y algunas curiosidades más que espero te agraden. 



Estoy seguro que debe haber muchos merecedores de nombrar, y si te acordás de algun otro te invito a que lo agregues.

LAS FAMOSAS DELANTERAS DEL FÚTBOL ARGENTINO

Las delanteras famosas en el fútbol argentino brillaron en equipos grandes y chicos, provocando el deleite de los espectadores que, evidentemente, disfrutaban de las jugadas numerosas, que se sucedían en los 90 minutos.



San Lorenzo de Almagro ganó el campeonato de 1946 con la participación del “Trío de Oro”, integrado por Armando Farro, René Pontoni “la Chancha” y Rinaldo Martino.



Integraron una de las mejores delanteras del fútbol argentino y ocuparon la primera posición a 4 puntos de Boca Juniors y a 5 de River Plate. De los 89 goles logrados, Pontoni marcó 22, Farro 18 y Martino 16.



Elegancia, habilidad y eficacia, fueron los atributos que distinguieron a “La Máquina”, una de las delanteras más famosas del fútbol argentino.



El River Plate campeón de 1941, 1942 y 1945, brindó un espectáculo de suprema calidad, a través del malabarismo y precisión de Juan Carlos Muñoz, José Manuel Moreno, Adolfo Pedernera, Ángel Labruna y Félix Lousteau.



Jugaban con precisión de relojero y fue una definición del periodista de “El Gráfico”, Ricardo Lorenzo, “Borocotó”, quien los denominó “La Máquina”, toda una referencia a una época de River.



Esos futbolistas excepcionales, dejaron un recuerdo inolvidable en quienes tuvieron la oportunidad de verlos.



El clima que se vivía en el estadio era muy especial, a pesar que en muchas oportunidades los resultados aparecían tardíamente, lo que motivó la denominación de “Los Caballeros de la Angustia”.



Todo lo podían hacer, y lo hacían bien. Si la delantera era una atracción, Félix Lousteau, el extremo izquierdo, era un espectáculo aparte, único en su estilo.



Bernardo Gandulla y Raúl Emeal jugaban juntos desde 1930 en las divisiones inferiores de Ferro Carril Oeste.



Al llegar a la Primera división, integraron una delantera histórica en el fútbol argentino, con el agregado de Juan J. Maril, Luis Borgnia y Jaime Sarlanga, “Los Mosqueteros”.



Para otros “La Pandilla Verdolaga”, una línea ofensiva de primer nivel. Este excelente quinteto se desempeñó entre 1937 y 1938, ya que los integrantes fueron adquiridos por otros clubes.



 Maril a Independiente, Borgnia a San Lorenzo de Almagro y Sarlanga, Gandulla y Emeal a Boca Juniors y todos, integraron la Selección Argentina.


El “Dúo Mágico” estaba integrado por Herminio “Masa” Masantonio y Emilio “Perita” Baldonedo, proveniente éste del semillero de Huracán. Jugaron juntos entre 1935 y 1943, y se decía que Baldonedo era el socio ideal de Masantonio, porque eran una máquina de hacer goles.





Esta dupla dejó un recuerdo imborrable por su efectividad, que condujo a los grandes triunfos de Huracán. Era en la época en la que una publicidad de los Cigarrillos 43, mostraba con el título de “Los 7 Grandes”, al representante de los cigarrillos, rodeado de quienes representaban a los 6 grandes: Boca, River, San Lorenzo, Independiente, Racing y Huracán.



En las décadas del 30′ y del 40′, Huracán alternaba su posición con los punteros del campeonato. En 1941, el “Dúo Mágico” se transformó en trío con la inclusión de Norberto “Tucho” Mendez.



El trío jugó durante 3 años, hasta 1943, cuando Masantonio se alejó del club. Pero en esos tres años, su destreza y eficacia, posicionó a Huracán en sitios de privilegio.



Un quinteto excelente fue el de “Los Carasucias”, aparecido en el San Lorenzo de 1964, y quienes lo integraban eran Narciso Doval, Fernando Aréan, Victorio Casa, Roberto Telch y Héctor Veira.



 Provenían de las divisiones inferiores del club, y pese a su juventud, descollaron muy pronto en la Primera División. Estos cinco referentes, integraron posteriormente el equipo de “Los Matadores”, el primer campeón invicto del fútbol argentino en 1968.


El club Independiente se destacó en 1952, por presentar a una delantera fabulosa integrada por Rodolfo Micheli, José Cecconato, Carlos Lacasia, Ernesto Grillo y Osvaldo Cruz, que se complementaban a la perfección.

Pero más importante aun, fue su convocatoria por parte de Guillermo Stábile para integrar el ataque de la Selección Argentina de 1953, cuando enfrentó a Inglaterra en el estadio de River. Jugaron 30 partidos. Luego Lacasia fue reemplazado por Ricardo Bonelli, con quien jugaron 50 encuentros más.


A pesar de la eficacia de esa delantera excepcional, entre 1952 y 1956 no pudieron alcanzar el título de campeón, luego de marcar 356 goles.


LA SAETA RUBIA

Al comienzo de su carrera futbolística, Alfredo Di Stéfano fue llamado “La Saeta Rubia” y 1945 debutó en Primera División jugando sólo un partido.



En 1946 jugó a préstamo en el club Huracán regresando a River en 1947. Ese fue el año de su consagración cuando le tocó reemplazar al Maestro Adolfo Pedernera, un habilidoso jugador con el manejo de ambas piernas y muy potente en los remates.



La “Saeta” era imparable, y el taponazo esperado, se producía en el momento justo, provocando una gritería ensordecedotra, que hacía temblar el cemento del “Estadio Monumental”.



Inicaba una carrera vertiginosa hacia el arco contrario, eludiendo a la carrera a los defensores que iban apareciendo. Al llegar al borde del área, disparaba uno de sus “taponazos” inolvidables, que se transformaban en gol.



 Esta maniobra de como llegaba al gol, se repitió muchas veces durante ese año 1947, a tal punto, que cuando recibía la pelota en el centro de la cancha, la hinchada en la tribuna se paraba comenzando a gritar el gol, que aún, no se había producido.



Jugó 23 partidos y 12 en 1949, cuando se desató un conflicto en el fútbol argentino que motivó el alejamiento de Di Stáfano junto con más de 50 jugadores, quienes se incorporaron , en su mayoría, al fútbol de Colombia.



Di Stéfano lo hizo en el Club Los Millonarios, donde permaneció 4 años, y a partir de 1953 comenzó su período europeo en el Real Madrid. Nos dejó para siempre el 7 de julio de 2014. Su habilidad, su velocidad y su capacidad goleadora quedaron estampadas para siempre en el gran River Plate





ÁRBITROS INGLESES EN EL FÚTBOL ARGENTINO

En el año 1948, la AFA contrató árbitros ingleses para dirigir los encuentros de primera división y mejorar la equidad de los arbitrajes locales.



La incorporación de un plantel completo de árbitros ingleses fue un hecho insólito pero efectivo, ya que la normalidad en las canchas fue casi total. La decisión fue la consecuencia de un cuestionamiento a los árbitros locales por sus malos arbitrajes, ya que por estar suspendidos, no podrían dirigir por un tiempo prolongado.



Los resultados de la actuación de los ingleses se apreciaron en la posición de los equipos en la tabla, ya que los árbitros comenzaron a cobrar penales que los argentinos dejaban pasar, y a pesar de las dificultades con el idioma, impusieron la autoridad del juego aplicando el reglamento con equidad.



La primera rueda tuvo un desarrollo sorprendente ante la aparición de los equipos “chicos” en los primeros puestos. Durante 10 años los pitos ingleses manejaron el destino de cada club marcando diferencias con los árbitros argentinos, pero también fueron discutidos y rechazados.





LA HUELGA FUTBOLÍSTICA DE 1948

En Noviembre de 1948, los futbolistas argentinos se declararon en huelga tan pronto de finalizar la fecha Nº 25 del campeonato con Racing puntero. El Sindicato de jugadores, Asociación de Futbolistas Agremiados, declaró la huelga, y fue la primera durante el primer gobierno peronista.



Faltando 5 jornadas para la finalización del campeonato, el Sindicato encabezado por Fernando Bello y Adolfo Pedernera declararon la interrupción del campeonato, como protesta por varios motivos: mejorar las condiciones contractuales, situación de los pagos atrasados a los jugadores, salario mínimo y reconocimiento oficial del Sindicato.



Se pretendía mejorar la situación de los jugadores más modestos. Los jugadores estrella se negaron a jugar, pero sí lo hicieron los juveniles, a fin de completar el campeonato. En Mayo de 1949, el Ministerio de Trabajo impuso un salario tope de 1500 pesos, hecho que provocó un éxodo sin precedentes de los jugadores más importantes.



57 jugadores los que decidieron probar suerte en Colombia, entre los que se encontraban Alfredo Di Stéfano, Adolfo Pedernera, Nestor Rossi, René Pontoni, Julio Cozzi, Oscar Sastre, Alfredo Báez, algunos de los célebres nombres.


Además de aquel éxodo, Juan Domingo Perón, presidente argentino, se negó a que nuestro país jugara la Copa del Mundo en Brasil, para el año 1950, además de haberse deteriorado las relaciones deportivas con los “brasileños”, a raíz de una batalla campal entre las dos selecciones en un partido amistoso



CURIOSIDADES


FECHAS DE FUNDACIÓN DE CLUBES DE FÚTBOL ARGENTINO

La práctica organizada del fútbol en la Argentina es de las más antiguas y de mayor tradición del mundo; es así que la gran mayoría de los clubes que compiten en los torneos de todas las divisiones superan largamente los 100 años de vida.


Las fechas de fundación de algunos de los clubes más antiguos que perduran hasta el presente son:

· Club Mercedes: 12 de mayo de 1875
· Club de Gimnasia y Esgrima La Plata: 3 de junio de 1887*
· Quilmes Atlético Club: 27 de noviembre de 1887
· Club Atlético Rosario Central: 24 de diciembre de 1889
· Lobos Athletic Club: 3 de julio de 1892
· Club Atlético Buenos Aires al Pacífico: 23 de diciembre de 1892
· Club Atlético Banfield: 21 de enero de 1896 · Club Atlético Pacífico: 1 de noviembre de 1896 · Club Atlético Estudiantes: 15 de agosto de 1898
· Club Atlético Argentino de Quilmes: 1 de diciembre de 1899
· Club Atlético Concepción (Concepción de la Sierra, Misiones): 17 de agosto de 1900
· Club Atlético River Plate: 25 de mayo de 1901
· Club Atlético Tigre: 2 de agosto de 1902 · Club Atlético Tucumán: 27 de septiembre de 1902 · Gimnasia y Tiro de Salta: 29 de noviembre de 1902
· Racing Club: 25 de marzo de 1903
· Club Ferrocarril Roca (Las Flores): 30 de agosto 1903
· Club Atlético Newell's Old Boys: 3 de noviembre de 1903
· Club Atlético San Telmo: 5 de marzo de 1904
· Club Atlético Barracas Central: 5 de abril de 1904
· Club Atlético 9 de Julio (R): 9 de julio de 1904
· Club Ferro Carril Oeste: 28 de julio de 1904
· Asociación Atlética Argentinos Juniors: 15 de agosto de 1904
· Club Atlético Uruguay: 1 de septiembre de 1904
· Club Atlético Atlanta: 12 de octubre de 1904
· Club Atlético Independiente: 1 de enero de 1905
· Club Atlético Belgrano (C): 19 de marzo de 1905
· Club Atlético Tiro Federal Argentino: 29 de marzo de 1905
· Club Atlético Boca Juniors: 3 de abril de 1905
· Club Everton: 9 de abril de 1905
· Club Atlético Colón (SF): 5 de mayo de 1905
· Club Atlético Platense: 25 de mayo de 1905
· Club Atlético de la Juventud Alianza: 14 de junio de 1905
· Club Estudiantes de La Plata: 4 de agosto de 1905
· Club Atlético Sarmiento de la Banda: 16 de abril de 1906
· Club Atlético Chacarita Juniors: 1 de mayo de 1906
· Club Atlético Defensores de Belgrano: 25 de mayo de 1906
· Club Atlético Talleres (RdE): 1 de junio de 1906
· Club Atlético Argentino (MJ): 9 de julio de 1906
· Club Atlético Argentino (M): 30 de agosto de 1906
· Club Atlético Central Córdoba (R): 20 de octubre de 1906

ORIGEN DE LOS NOMBRES DE LOS CLUBES DE FÚTBOL ARGENTINOS

Aldosivi: El club de la costera Mar de la Plate tomó la dirección telegráfica del Puerto local que eran las dos primeras sílabas de los ingenieros y propietarios de la empresa constructora: Allard, Doulfus, Sillard y Wiriott. Como se podrá apreciar, el nombre debería ser Aldosiwi, pero como la letra "W" no se utilizaba en las direcciones telegráficas, se lo cambió por la "V".


All Boys: El nombre quiere decir “todos jóvenes”. Y es que, como en la mayoría de casos, los clubes argentinos eran fundados por gente muy joven. La traducción al inglés fue, simplemente, por la tendencia que había en aquélla época.


Almirante Brown: Club Atlético Brown y Guillermo Brown Willian Brown fue el primer almirante irlandés nacionalizado argentino de la fuerza naval de Argentina. Luchó en muchas batallas navales defendiendo a su país de adopción. A pesar de haber fallecido en 1857, da el nombre a, al menos, tres clubes de fútbol argentinos. 


Argentinos Juniors Fundado con el nombre original de Asociación Atlética y Futbolística Argentinos Unidos de Villa Crespo, al encargar el sello el fabricante sugirió uno más corto. En ese instante se decidieron por Asociación Atlética Argentinos Juniors.


Arsenal: Fundado por los hermanos Grondona, cuentan que su nombre proviene del arsenal ubicado en el actual territorio del estadio. Curiosa es la historia de sus colores. Celeste por Racing y rojo por Independiente, archirrivales.


Atlanta: Su origen tiene dos variantes. Sin embargo, parece más lógica la que cuenta que decidieron ponerle el nombre, de la ciudad estadounidense, en solidarización por un terremoto ocurrido, semanas antes, en dicha ciudad. La otra se debe al nombre de un barco de guerra, procedente de la propia ciudad, que arribó a Buenos Aires con motivo de la proclamación de Manuel Quintana como presidente de Argentina.

At. Rafaela: Rafaela es una ciudad argentina, provincia de Santa Fe. El nombre de la ciudad se lo dedica el fundador, Guillemo Lehmann, a Rafaela Rodríguez de Egusquiza, esposa de su amigo Félix Egusquiza.


At. Tucumán: Tucumán es una provincia argentina. La más pequeña. Los orígenes de la palabra "Tucumán" tienen distintas teorías procedentes de distintos idiomas.


Banfield: Situada al sur del área metropolitana bonaerense, la localidad de Banfield nace a raiz de la creación de una estación de ferrocarril. Dicha estación recibe el nombre del primer gerente de la empresa de ferrocarriles, Edward Banfield.


Belgrano La institución cordobesa recibe ese nombre por el general Manuel Belgrano, creador de la bandera argentina. La reunión para crear el club se llevó a cabo un día antes de un aniversario de la creación de la bandera, por lo que decidieron dedicarle el nombre del club a dicho general.


Boca Juniors: Boca es un barrio marginal de Buenos Aires. Para darle una nota más abierta a la imagen del barrio, los fundadores le otorgan la palabra inglesa "juniors".


Colón: Como bien hace pensar, su nombre se debe al descubridor de América, Cristóbal Colón. Sin embargo, su procedencia tiene un carácter divertido. Un grupo de amigos decidió fundar un club de fútbol. Cuando fueron a casa de uno de ellos, la madre les dijo que su hijo (Juan Rebechi) estaba estudiando historia y no podía salir. Así, uno de ellos recordó que el maestro les había mandado estudiar "los viajes de Cristóbal Colón", y de ahí surgió la propuesta del nombre que fue aceptada rápidamente por los fundadores.


Comunicaciones: Fundado por empleados de Correos y Telégrados, tuvo durante sus primeros 22 años de vida el nombre de Club Atlético Correos y Telégrafos, pero en 1953 lo cambiaría por Club Comunicaciones. Posee los colores amarillos, relacionados internacionalmente con el departamento de Correos.


Chacarita Juniors: Chacarita es el nombre del barrio bonaerense que da origen a dicho club. El nombre del barrio viene del diminutivo de Chácara (o Chacra), voz quechua que significa "granja".



Deportivo Español: Fue fundado un 12 de octubre por un grupo de españoles con la intención de agrupar a los españoles (o descendientes) jugando al fútbol.

Deportivo Merlo: Merlo es el nombre de la localidad a la que representa. Dicha ciudad fue fundada por el sevillano Francisco de Merlo.


Estudiantes: Un grupo de aficionados al fútbol, miembros del Club de Gimnasia y Esgrima, decidieron salir del mismo al prohibirles jugar al fútbol. Fue entonces cuando decidieron crear un nuevo club. Así nació el Estudiantes de La Plata. Sus socios fundadores eran, en su totalidad, estudiantes universitarios, por lo que decidieron identificar al club con su 'status'.


Ferro Carril Oeste: Como no podía ser de otra manera, el Ferro Carril Oeste, fue fundado por un centenar de empleados de la compañía Ferrocarril Oeste de Buenos Aires, con el afán de cimentar el ejercicio físico y el fútbol en particular.


Gimnasia y Esgrima La Plata: Club polideportivo de la ciudad de La Plata, las primeras actividades deportivas que formaban parte de la nómina del club fueron la gimnasia y la esgrima, por lo que mantienen dicho nombre desde su fundación en 1887.


Godoy Cruz Recibe el nombre de la ciudad, situada en la provincia de Mendoza, a la que representa. A su vez, dicha localidad toma como nombre los apellidos de Tomás Godoy Cruz, político argentino, quien fuera gobernador de Mendoza entre 1820 y 1822.


Huracán: Su primer nombre fue "Verde esperanza y nunca pierde". Sin embargo, cuando fueron a encargar un sello para el equipo vieron que el nombre era demasiado extenso. En la librería, vieron que había un calendario con la leyenda "El Huracán", por lo que los integrantes del nuevo club se decidieron por ese nombre.


CA Independiente: Los dueños de una tienda del barrio de Monserrat crearon el Maipú FC. Sus empleados más jóvenes debían de pagar una cuota mensual para ver al equipo, pero no les dejaban jugar en él. Por ello, éstos decidieron fundar un nuevo club y, para expresar su independencia del Maipú, decidieron el nombre de Independiente.


Lanús: Proviente del apellido del comerciante Anacarsis Lanusse. En Argentina, se tradujo su apellido a "Lanús". Anacarsis fundó un pueblo (dentro del área metropolitana de Buenos Aires) con su nombre donde creció dicho club de fútbol.


Newell's Old Boys: Su nombre es en honor al docente inglés Isaac Newell. Newell fundó en Rosario el Colegio Comercial Anglicano Argentino, que daría origen al CA Newell's Old Boys. Su hijo Claudio fue fundador del club. Convocó a profesores y alumnos del colegio antes de morir su padre. Para homenajear la vida y obra de Isaac, decidieron añadir "Old Boys" al apellido de Isaac. El significado que le querían dar era el de "viejos alumnos de Newell", ya que serían antiguos alumnos los primeros integrantes del equipo de fútbol.


Nueva Chicago: Es originario del barrio bonaerense Mataderos. Adoptó su nombre por la manera en que era conocido dicho barrio en 1911, fecha de su fundación. En él se instaló un matadero de ganado vacuno, que haría popular al barrio por su similitud con la ciudad estadounidense de Chicago, centro de la industria de la carne.


Olimpo toma el nombre por el monte homónimo que la mitología griega señala como "cuna y morada de los Dioses". Otras propuestas fueron Libertad y River Plate.



Platense: Un grupo de amigos apuesta dinero por un caballo del stud "Platense". El caballo gana la carrera y deciden invertir el dinero obtenido en formar un equipo de fútbol con el nombre que hoy se le conoce.

Quilmes: Ciudad a la que representa. El nombre de Quilmes viene del pueblo originario que se vió forzado a trasladarse, a 1.200 km a pie, a esta zona, desde Tucumán, en el siglo XVII.


Racing Club Tras la creación de un primer club, y una posterior escisión, se decidió unificar ambos clubes para ser más potentes. En dicha reunión se encontraba una revista de fútbol francés que hablaba del histórico Racing Club parisino, por lo que decidieron optar por tomar dicho nombre.

River Plate Toma el nombre, en versión inglesa, del río que desemboca en la ciudad de Buenos Aires, el río de la plata.

Rosario Central¨: Es el conjunto del nombre de la ciudad que representa, Rosario, y "central", que procede del Ferrocarril Central Argentino, cuyo club fue fundado por trabajadores de dicha compañía.


San Lorenzo de Almagro: El nombre originario debía ser Los forzosos de Almagro. Almagro era el barrio donde residía la mayoría de los miembros. El padre Lorenzo Massa se negó al nombre inicial, por lo que escogieron "San Lorenzo" en su honor, en lugar de "los forzosos". Por principios, Massa se negó, pero terminó aceptando en honor al santo y a la Batalla de San Lorenzo.


San Martín: debe el nombre en honor a uno de los libertadores más importantes de Sudamérica. José Francisco de San Martín fue un militar argentino. San Martín luchó por las independencias de Argentina, Chile y Perú.


Sportivo Desamparados: Los estudiantes que fundaron en el club se encontraban, en el momento que decidieron formar un flamante club de fútbol, en el distrito de Desamparados.


Tigre: recibe el nombre de la ciudad a la que representa. Tigre se encuentra en la provincia de Buenos Aires.


Unión: Un grupo de amigos, miembros del Santa Fe FC, deciden reunirse y formar un nuevo club. Así, nace el Club United, que tiempo después castellanizó su nombre por el actual Club Atlético Unión.



Vélez Sarsfield El nombre deriva de una estación de ferrocarril donde se originó la idea de crear un nuevo club de fútbol. Sin embargo, Vélez Sarsfield procede de los apellidos de una persona. De nombre Dámaro Simón Dalmacio. Conocido por Dalmacio Vélez Sarsfield, fue un abogado y político, autor de Código Civil argentino en 1869.

PRIMER PARTIDO TELEVISADO DEL CAMPEONATO ARGENTINO

El 18 de noviembre de 1951 la televisión argentina se metía por primera vez en una cancha de fútbol.



Con esas imágenes pioneras de San Lorenzo y River Plate comenzaba una unión que se convertiría en inseparable.







EL REPARADOR DE PELOTAS DE FÚTBOL

El reparador de pelotas de fútbol de cuero, es un antiguo trabajo que ha desaparecido definitivamente, ya que las pelotas de fútbol de cuero, tenían un costo no accesible a la mayoría de los aficionados.



 Existían dos modelos: el más antiguo, la pelota con tiento, reemplazada posteriormente por la sin tiento., y las diferencias eran notables.


La primera, fabricada con cuero grueso, encerraba una cámara de goma color rojo, rematada en un tubo flexible por donde se inflaba.



Luego el tubo se ataba fuertemente con un trozo de piolín, se doblaba y se ubicaba por debajo del tiento de cuero, que cerraba la pelota.



El tiento constituía una zona rugosa que podía provocar molestias al cabecear ya que los gajos estaban cosidos con piolín encerado, y se inflaban con un adaptador.



“El pico”, que se colocaba en un pequeño orificio correspondiente a la entrada de la válvulam y con el inflador se introducía aire hasta lograr la dureza deseada.



Estas pelotas fueron reemplazadas por las sin tiento, de 12 gajos, marca “Superbal”, o la de 16 gajos, marca “Criolla”, más livianas y más lisas.



El reparador de las pelotas de fútbol era un conocido personaje del barrio, experto en tareas de talabartería, y la reparación de los gajos de cuero, dejaban a la pelota como mueva, lista para alegrar a los no tan pibes, quienes tenían la posibilidad de adquirir una.



Las pelotas eran de larga duración y se las cuidaba, engrasando el cuero con frecuencia, mediante un trozo de grasa de vacuno, obtenido gratuitamente en la carnicería del barrio.





Inclusive, se le daba tratamiento de zapato, colocándole pomada y lustrándola.



Pero un partido en día de lluvia o con la cancha mojada, dejaba a la pelota en malas condiciones.





LOS SEIS DÍAS DE BUENOS AIRES

Se llamaba “Seis días de Buenos Aires”, a una carrera de ciclismo en pista desarrollada en el estadio Luna Park, y la primera edición se corrió en noviembre de 1936, triunfando la pareja española Antonio Prior y Rafael Ramos.



Se construía una pista de 145 metros a la que se llamó “el anillo embrujado”, que era recorrida durante seis días consecutivos, sin interrupción.


Los ciclistas participaban por parejas, de modo que mientras uno corría, el otro dormía o descansaba pero siempre, uno de ellos, se deslizaba por la pista.

 

Las jornadas eran muy duras y los participantes tenían poco descanso, y el público presente en las horas de espectáculo, aplaudía cada sprint.



El primer argentino que ganó la competencia fue Remigio Saavedra, en el año 1939, en dupla con Camiel Dekuysscher, repitiendo en 1943, junto a Mario Mathieu.



Eran 8 a 10 horas de verdadera competición mientras las restantes se empleaban para dormir por turnos.



La figura argentina en “los seis días” fue, indudablemente, Jorge Bátiz, quien anotó su nombre en 5 oportunidades: 1958, 1959, 1961, 1962 y 1963. Posteriormente se transformó en el entrenador del equipo argentino.



Las puertas del Estadio Luna Park permanecían abiertas durante los seis días de competición.



Eran seis días con ciclistas pedaleando permanentemente, en uno de los circuitos más peligrosos del mundo, durante las décadas del 40, 50 y 60. La última edición se corrió en el año 2000.


Si este te gustó, y querés ver el anterior post relacionado, aquí te dejo la dirección.

22Comentarios