Check the new version here

Popular channels

El hombre contra el hombre Hiroshima





 


El esfuerzo estadounidense de ocultar el horror que habían provocado:
 

 

El ataque atómico dejo un terrible recuerdo, y todas las imágenes que se mostraron eran de la ciudad devastada, ¿pero donde estaban las victimas?. En 1946, el gobierno americano prohibió la difusión de cualquier testimonio de la masacre y se destruyeron millones de fotografías, y la presión estadounidense obligó al derrotado gobierno japonés a establecer un edicto donde hablar de “aquel hecho” era un atentado contra la tranquilidad pública y por tanto quedaba prohibido. 

Con el tiempo salio a la luz algún documento e imagen, pero lo ocurrido, comparado con las imágenes de las pilas de cadáveres de los campos de concentración alemanes que el gobierno americano difundió estratégicamente, no paso de ser un mero dato de algo que había ocurrido en la guerra y estaba en parte justificado. Los miles de victimas eran un dato aun sin rostro. 

Aquí están algunas de esas imágenes que ponen rostro a esta barbarie:
 


 

Todos los relojes se pararon a las 8:15, la hora del ataque 


 

El calor y la explosión dejaron la llamada “sombra nuclear”, aquí se ven los pilares del puente 


 

Aquí se aprecia la silueta de 2 personas que fueron pulverizados al instante 


 

A 200 metros de la explosión, en las escaleras de un banco, esta la sombra de una persona que estaba esperando sentada a que abriera las puertas. Los 2000 grados lo incineraron sobre el escalón. 


 

La bomba estallo a casi 600 metros sobre el centro de Hiroshima, 70.000 personas murieron al instante a 6000 grados centígrados, el resto murió por la onda expansiva que no dejo un edificio en pie y carbonizo hasta los árboles en un radio de 120 Km. 

Unos minutos y el hongo atómico alcanza una altura de 13 kilómetros provocando una lluvia acida que mata a miles de personas que habían escapado de la explosión inicial. El 80 % de la ciudad había desaparecido.
 


 

 

Hubo miles de casos de incineraciones súbitas, carbonizaciones y quemaduras muy graves a mas de 10 Km. de la zona del estallido. 


 

Los resultados eran devastadores, pero días después los médicos seguían tratando a los sobrevivientes como si las heridas fueran simples quemaduras, y muchos relatan el horror de comprobar que la gente seguía muriendo de forma enigmática y aterradora licuándose por dentro y muriendo. Nunca habían visto nada semejante. Los médicos inyectaban incluso vitaminas, pero la carne se pudría al contacto con la aguja. Los glóbulos blancos estaban destrozados. 


 

La mayoría de los sobrevivientes en 2 Km. quedaron ciegos, y miles de personas sufrieron cataratas por radiación como la de esta imagen, algunas aparecieron años después como una secuela. 


 

 

Hibakusha”, así llamaron los japoneses a los sobrevivientes. Hubo 360.000, aunque la mayoría con graves desfiguraciones, cáncer y deterioro genético. 

 

Estos hibakusha, eran victimas también de sus propios compatriotas que creían que la radiación era contagiosa y los evitaban a toda costa. 

 

Muchos lo mantuvieron en secreto ocultando sus secuelas (cuando era posible) , e incluso años después, si la compañía para la que trabajaban tenia conocimiento de que eran hibakushas, los despedían. 

 

En la piel estaban las marcas del tipo de ropa, incluso del color y tejido que la gente llevaba en el momento de la explosión. 

 

El 10 de agosto, un fotógrafo del ejercito japonés llamado Yosuke Yamahata llego a Nagasaki con el encargo de documentar los efectos de la “nueva arma” y camino durante horas entre los escombros de un escenario dantesco, fotografiando el lado humano del horror que allí se había vivido. 



Esto es lo que anoto en su diario:
 

 

“Un viento caliente comenzó a soplar – explicó años después – En todos lados se veían pequeños incendios, como antorchas apagándose: Nagasaki había sido totalmente destruida… prácticamente tropezábamos con cuerpos humanos y de animales que yacían a nuestro paso…” 

 

“Era en verdad el infierno en la tierra. Aquellos que apenas pudieron sobrevivir la intensa radiación -con los ojos quemados y la piel calcinada y ulcerada- deambulaban apoyándose en palos para poder sostenerse esperando ayuda. Ni una sola nube amortiguaba los rayos del sol de ese día de agosto, brillando inmisericorde en ese segundo día después del estallido”. 

 

Y una casualidad, exactamente 20 años después, otro 6 de agosto, Yamahata enfermó súbitamente y le diagnosticaron cáncer de duodeno en fase terminal por los efectos de aquel paseo donde saco las fotos. El fotógrafo descansa en el cementerio de Tama en Tokio

Como curiosidad, la carta que Albert Einstein remitió al anterior presidente Roosevelt, donde contaba la posibilidad de usar el uranio como arma de considerable poder, y explicaba los pasos para poder conseguirlo. 



Carta de Albert Einstein al Presidente Roossevelt antes de la bomba atómica 


Señor: 

Algunos recientes trabajos de E. Fermi y L. Szilard, los cuales me han sido comunicados en manuscritos, me llevan a esperar, que en el futuro inmediato, el elemento uranio puede ser convertido en una nueva e importante fuente de energía. Algunos aspectos de la situación que se han producido parecen requerir mucha atención y, si fuera necesario, inmediata acción de parte de la Administración. Por ello creo que es mi deber llevar a su atención los siguientes hechos y recomendaciones. 

En el curso de los últimos cuatro meses se ha hecho probable -a través del trabajo de Loiot en Francia así como también de Fermi y Szilard en Estados Unidos- que podría ser posible el iniciar una reacción nuclear en cadena en una gran masa de uranio, por medio de la cual se generarían enormes cantidades de potencia y grandes cantidades de nuevos elementos parecidos al uranio. Ahora parece casi seguro que esto podría ser logrado en el futuro inmediato. 

Este nuevo fenómeno podría ser llevado a la construcción de bombas, y es concebible -pienso que inevitable- que pueden ser construidas bombas de un nuevo tipo extremadamente poderosas. Una sola bomba de ese tipo, llevada por un barco y explotada en un puerto, podría muy bien destruir el puerto por completo, conjuntamente con el territorio que lo rodea. Sin embargo, tales bombas podrían ser demasiado pesadas para ser transportadas por aire. 

Los Estados Unidos tiene muy pocas minas con vetas de uranio de poco valor, en cantidades moderadas. Hay muy buenas vetas en Canadá, la ex-Checoslovaquia, mientras que la fuente más importante de uranio está en el Congo Belga. 

En vista de esta situación usted podría considerar que es deseable tener algún tipo de contacto permanente entre la Administración y el grupo de físicos que están trabajando en reacciones en cadena en los Estados Unidos. Una forma posible de lograrlo podría ser comprometer en esta función a una persona de su entera confianza quien podría tal vez servir de manera extra oficial. Sus funciones serían las siguientes: 

a) Estar en contacto con el Departamento de Gobierno, manteniéndolos informados de los próximos desarrollos, y hacer recomendaciones para las acciones de Gobierno, poniendo particular atención en los problemas de asegurar el suministro de mineral de uranio para los Estados Unidos. 

b) acelerar el trabajo experimental, que en estos momentos se efectúa con los presupuestos limitados de los laboratorios de las universidades, con el suministro de fondos. Si esos fondos fueran necesarios con contactos con personas privadas que estuvieran dispuestas a hacer contribuciones para esta causa, y tal vez obteniendo cooperación de laboratorios industriales que tuvieran el equipo necesario. 

Tengo entendido que Alemania actualmente ha detenido la venta de uranio de las minas de Checoslovaquia, las cuales han sido tomadas. Puede pensarse que Alemania ha hecho tan claras acciones, porque el hijo del Sub Secretario de Estado Alemán, von Weizacker, está asignado al Instituto Kaiser Guillermo de Berlín donde algunos de los trabajos americanos están siendo duplicados. 

Su Seguro Servidor, 

A. Einstein
 


(Carta de Einstein enviada al presidente Roosevelt)
 



Los dibujos que los sobrevivientes hicieron:
 

 

Los recuerdos de los sobrevivientes, las imágenes que pasan por su mente cuando cierran los ojos y que los han acompañado como una pesadilla todos estos años. 

La “fundación UCLA” de ayuda psicológica a los sobrevivientes, les pidió en un estudio que reflejaran en papel y tinta una imagen que recordaran de aquel día, y con los trabajos realizo una exposición que si alguna vez vas a Hiroshima podras ver expuesta en el “Hiroshima Peace Memorial Museum” . 

Estos son solo algunos de ellos, bajo cada dibujo esta en este orden: el nombre del autor, la edad que tenia aquel fatídico 6 de agosto y lo que representa el dibujo


 

Tasaka Hajime-15- una madre pide agua desesperadamente para su hijo, ambos quemados y con la piel colgando. 


 

Takeda Hatsue-15- gente quemada y con el cabello aun ardiendo corre despavorida por la calle. 


 

Jamabe Shoji-42-ruinas de una barbería con un esqueleto aun en la silla. 


 

Nakano Kenichi-47-cadáveres alrededor de un autobús, solo uno ha sobrevivido y pide agua. 


 

Kojiri Tsutomi-4-quitando los gusanos que aparecen en las heridas. 


 

Masao Kobayashi-45-gente caminando con los brazos al frente como una procesión de fantasmas. 


 

Tsutomo Kojiri-4-La cúpula y la puerta sintoísta es lo único en pie de la antigua ciudad. 


 

Amano Katsuko-14-soldados incineran cadáveres. 


 

Ishibasi Sinko-6-pilas de cadáveres , la mayoría con los ojos aun abiertos. 


 

Ogawa Sagami-28-Cadáveres quemados en el interior de un tanque de agua. 


 

Akiko Takakura-19-Una mujer sedienta abre la boca para intentar atrapar algunas gotas de la lluvia negra. 


 

Yamashita Masato-20-El cuerpo quemado de un niño de 4 o 5 años apunta al cielo. 


 

Kihara Toshiko-17-Un soldado ayuda a cruzar el río al autor del dibujo y a sus 2 hermanos mientras miles de cadáveres púrpura flotan en el río. 


 

Yamagata Yasuko-17-Mientras los cadáveres se apilan en un tanque de agua, una mujer con el cuerpo carbonizado deambula con bebe muerto en brazos. 


 

Michitsuji Josiko-20-Gente sale de sus casas envueltos en llamas. 


 

Ikegame Haruo-20-A varios kilómetros de la explosión, gente deambulando con el cuerpo quemado y la piel colgando. 


 

Yamashita Masato-20-El dibujo representa al hermano del autor que murió a los pocos días echando sangre por la nariz y la boca y sin cabello. 


 

Ishikawa Fumie-16-niños muertos en la escuela, uno de ellos con un paraguas abierto. 


 

Takahashi Akihiro-14-El autor corriendo por un puente con un amigo, segundos después el cuerpo del amigo se inflamó y acabó envuelto en llamas. 


 

Takeda Hatsue-15-Estudiantes de la escuela femenina rodeadas de cadáveres de compañeras, observan por la ventana Hiroshima envuelta en llamas. 


 

Usagawa Yoshikata-14-Un bebe intenta subir por el cadáver de su madre. 


 

Suga Yoko-14-Cientos de personas tratan de escapar de las llamas saltando al río sin saber nadar, cientos se ahogan y el resto trata de aferrarse a lo que flote. 


 

Kihara Toshiko-17-Un caballo agoniza rodeado de cadáveres en un tanque de agua y otros que intentaba llegar a ese tanque para beber, entre ellos una madre y su bebe aun con vida. 


 

Yamashita Masato-20-Un mar de fuego rodea los cuerpos quemados de gente a la puerta de sus casas. 


 

Sumimoto Sueko-37-cadaveres de estudiantes flotando en el río mientras una madre grita el nombre de uno de ellos. 


 

Mijayi Tomiko-34- Cuando la lluvia negra comenzó a caer ,la gente abría la boca tratando de calmar su sed, otros bebían de los charcos que formaba. 


 

Yokohama Yoshihisa-32-Esa misma noche en la ribera del río, cientos de hogueras que no eran mas que cadáveres aun en llamas. 


 

Ishikawa Fumie-16-Soldados cargando en carretas los cadáveres que colapsaban los caminos. 


 

Tanimoto Hatsuto-41-Cuerpos carbonizados de una madre tratando de proteger a su hijo. 


 

Ichida Juyi-32- Una madre llora mirando al cielo mientras sostiene a su hijo muerto en brazos. 


 

Inodue Tadao-35-Un niño de 3 años con el cuerpo quemado trata de comer un tomate . 


 

Ishizu Kashuhiro-37-Una familia con el cuerpo quemado abandona la ciudad. 


 

Kiyoyoshi Goro-48-Una hora después de la explosión el cielo estaba negro y todo envuelto en llamas. 


 

Murakami Misako-45-Estudiantes femeninas salen de la escuela con el cuerpo quemado y la piel colgando. 


 

Matsumuro Kazuo-32-Una madre busca un lugar para cremar el cuerpo de su hijo muerto que lleva a la espalda.
 




Reflexión nuclear
 


 


Entre cada átomo:
 

Muchos creen que sólo se lanzaron un par de bombas nucleares en la segunda guerra mundial y talvez algunas durante la crisis de los misiles. Pero dejen por un momento lo que ustedes creen que es verdad, y dejen que sus ojos aprecien hechos pasados: bombas nuclares lanzadas, detonadas.Y no hablo de 10, 20, 30,40 ó 50 lanzadas desde tan fatídica guerra. Miren entonces por ustedes mismos que las cifras anteriormente mencionadas son minúsculas frente a los abrumadores hechos.





Analizando los datos se ve ocurriá una explosión nuclear cada 9.6 días en 1954. Teniendo como mayor actividad el periodo de 1958 a 1962. Justo cuando se dio la crisis de los misiles entre RusiaCuba y los Estados Unidos de Norteamérica. La línea de tiempo no toma las dos pruebas realizadas en korea el 2006 y el 2009. Y apuesto que muchas más también siguen siendo un misterio para el común de las personas. Como por ejemplo las pruebas realizadas por Korea del norte/ Inglaterra y Rusia y sus prueba nucleares de “reacción en cadena” que tienen el mismo efecto que las bombas nucleares. Recordemos que los efectos de la radiacion van desde la caída del cabello hastas quemaduras de tercer grado extendias por toda la piel y órganos internos. Lamentable es también que no se midan las consecuencias de estas explosiones, ya que el viento lleva a la radiación a donde puede y existen también otras consecuencias muchas de ellas terribles y dolorosas. 

Ya se sabía –por un informe de la asociación ambientalista estadounidense Natural Resources Defense Council que Estados Unidos mantienen 90 bombas nucleares en Italia: 50 en Aviano (Pordenone) y 40 en Ghedi Torre (Brescia). Hay 400 más desplegadas en Alemania, en el Reino Unido, en Bélgica y en Holanda. Se trata de bombas tácticas del tipo B-61, en tres versiones cuyas potencias van de los 45 a los 170 kilotones (13 veces la bomba de Hiroshima). 

Esas bombas se guardan en hangares especiales con aviones de caza listos para el ataque nuclear. Entre esos aviones se encuentran los Tornado italianos, equipados con 40 bombas nucleares (las de Ghedi Torre). El informe revela que varios pilotos italianos han sido entrenados en el uso de bombas atómicas en los polígonos de Capo Frasca (Oristano) y de Maniago II (Pordenone). 

Lo anterior acaba ser confirmado oficialmente, por vez primera, en la Nuclear Posture Review 2010 . Este texto (del Pentágono) señala que «los miembros no nucleares de la OTAN poseen aviones especialmente configurados, capaces de transportar armas nucleares». ¿Lo confirmará también el gobierno italiano, admitiendo así que está violando el Tratado de No Proliferación? ¿O declarará que el Pentágono miente al respecto? 

¿Hasta donde llegará nuestra inteligencia canalizada para el odio y la destrucción?

Me pregunto también si el equipo encargado de desarrollar la bomba nuclear en 1945 hubiera desarrollado una nueva forma de energía o algún nuevo tipo de alimento o cura. Y dejenme decirles que el equipo que desarrolló esto eran un centenar de hombres y mujeres. Apuesto que si hubieran hecho algo bueno, nuestra historia tal vez hubiera sido muy diferente. 







+3
0
0
16
0No comments yet
      GIF
      New