Canales populares

El mundo de antes era mejor

Bienvenidos a mi nuevo Copy&Crap


Buenas tardes linces, hoy les traigo algunas imágenes e historias del pasado, para que vean que el mundo es más divertido antes.


¿Te montarías aquí? Electric Gun: una locura de atracción, en 1919

Según afirmaron sus creadores: “Aunque, a primera vista, pueda parecer imposible construir un artilugio de atracciones tan atrevido como éste, un poco de reflexión mostrará que no es tan imposible en absoluto”.




A principios del siglo 20 los parques de atracciones no eran conocidos precisamente por su seguridad. En diciembre de 1919 dos inventores de Nueva York presentaban para la revista The Electrical Experimenter esta loca atracción que nunca llegó más allá de la mesa de dibujo. Según afirmaron sus creadores: “Aunque, a primera vista, pueda parecer imposible construir un artilugio de atracciones tan atrevido como éste, un poco de reflexión mostrará que no es tan imposible en absoluto”.



La idea era que los atrevidos pasajeros de la atracción, sujetos en sillas giratorias sobre una suspensión cardán y en el interior de una cápsula con la forma de una gigantesca bala, fueran disparados por un enorme cañón (al que denominaban como “Electric Gun”) hacia una estructura, de 30 metros de altura, de la que partiría un enorme tobogán de agua para caer finalmente en un lago artificial. A través de un sistema de guías y una cinta transportadora las cápsulas podían volver al punto de partida donde estarían disponibles para el siguiente viaje, si es que sobrevivían al primero… Los inventores no parecían decidirse entre usar un cañón accionado por aire comprimido, pólvora o impulsos electromagnéticos y finalmente todo quedó en el olvido.

_____________________________________________


Atracciones de feria del pasado

Un recorrido fotográfico con 29 impresionantes fotografías por las ferias y atracciones del pasado siglo.



Hombre bala en la feria de Topsfield, 1934. Leslie Jones. Boston Public Library (un antepasado de herni)

Un hombre bala es una persona que sale disparada como una bola de cañón desde un dispositivo especialmente diseñado para ello. El impulso es proporcionado por un muelle elástico o un resorte de aire comprimido y se suele utilizar la pólvora para proporcionar efectos visuales y auditivos. El primer hombre bala no fue un hombre, fue una muchacha llamada “Zazel” (Rossa Matilda Richter), de tan solo 14 años de edad, en 1877. Un cañón de resorte inventado por George Farini la lanzó, en un espectáculo creado por el Circo Barnum.


Singular actuación en Boston, 1922 Leslie Jones. Boston Public Library

Las ferias se originaron durante la Edad Media, en Europa, como un fenómeno económico y social. Se trataba de una confluencia organizada de mercaderes en una localidad cuya posición geográfica representara alguna ventaja que permitiera establecer tratos comerciales durante varios días y con periodicidad normalmente anual. Se solían celebrar a las puertas de las murallas, en explanadas abiertas que la expansión posterior de las ciudades terminó convirtiendo en plazas cerradas con edificios alrededor (plaza de mercado), muchos de ellos con función comercial estable. En las ferias se sofisticaron las prácticas comerciales y financieras que están en el origen del denominado capitalismo comercial.



Posteriormente, el término feria evolucionó, pasando a designar desde exposiciones de ganado para la venta hasta cualquier otro tipo de evento comercial y el término se ha extendido para incluir eventos festivos y culturales, con puestos de venta de artículos variados y atracciones.


Galen Gouch “Miracle Strong Man”. Washington, 1923. Herbert A. French. Libreria del Congreso

El héroe de guerra Galen Gouch, después de recuperarse de las graves heridas de metralla que sufrió en la cabeza, durante la guerra, descubrió su nueva faceta como artista y se exhibía en ferias y circos realizando actuaciones de habilidad y resistencia como ésta, en la que soporta el peso de un automóvil durante su actuación de Washington, en 1923.


Una peculiar vivienda aparcada en la feria de Brockton, en 1928. Leslie Jones. Boston Public Library

Dos veteranos discapacitados, Frank Shea de Brooklyn, Nueva York, y William Burke de Passaic, Nueva Jersey, conducían esta extravagante casa rodante, de nombre “Checkers”, con la que recorrieron miles de kilómetros, de costa a costa y de feria en feria de los EEUU. Estuvieron seis veces en México y visitaron también todas las provincias de Canadá.


Payaso y acróbata de un circo. Boston, 1925. Leslie Jones. Boston Public Library


La “mujer barbuda” en el Society Circus, Long Branch, en 1908. George Grantham Bain. Librería del Congreso


Final del concurso de pasteles en la feria de Cimarron en Kansas, 1939. Lee Russell. Librería del Congreso

El ganador de la final en la competición de pasteles levanta, agotado de tanto comer, la mano para celebrar su victoria. Uno de los que están a su derecha, con camiseta blanca, parece a punto de vomitar. Feria de Cimarron en Kansas, 1939.


Bingo en la feria del estado en Donaldsonville, Louisiana, en 1938. Lee Russell. Librería del Congreso

Bingo en la feria del estado en Donaldsonville, Louisiana, en 1938. Los números son cantados, a través del micrófono, por la operadora que en este momento se encuentra hablando con un viejo amigo que acaba de llegar a la feria.


Atracción “Whirl of the Whirl” en Luna Park. Coney Island, Nueva York en 1905. Detroit Publishing Co. Librería del Congreso.

Atracción “Whirl of the Whirl” en Luna Park de Coney Island, Nueva York, en 1905. El nombre del parque de atracciones “Luna Park” se utilizó en Coney Island por primera vez y, tras hacerse famoso, pasó a ser utilizado en muchos parques de atracciones de todo el mundo, convirtiéndose en un nombre genérico para las atracciones de feria.


Un elefante parado junto a una antigua señal de tráfico, en Pennsylvania Avenue, Washington, en 1923. Herbert A. French. Librería del Congreso


Un elefante, durante un desfile, parado junto a una antigua señal de tráfico, enfrente del Hotel Willard en Pennsylvania Avenue, Washington, en 1923. Esta antigua señal de stop parece ser precursora de los semáforos, por un lado indica “Stop” y el signo perpendicular indica la marcha. El paraguas servía para proteger de la lluvia o del sol al policía de tráfico que operaba la señal.


Una barraca en la feria estatal de Donaldsonville en Louisiana, 1938. Lee Russell. Librería del Congreso

Lanzamiento de anillas en una barraca de la feria estatal en Donaldsonville, Louisiana en 1938. Rodea el objeto que deseas con una de las anillas para conseguirlo como premio.



Sammy Mason del Circo del Aire durante una actuación en California, 1948. Life

El piloto acrobático Sammy Mason, del Circo del Aire, en una arriesgada acrobacia a baja altura y casi rozando un árbol, durante una actuación en California, 1948.


Un momento de relax. Boston, 1932. Leslie Jones. Boston Public Library

El “hombre mas alto del mundo” y “el mas bajito” jugando a las cartas durante un descanso de sus actuaciones, como curiosidades humanas, del circo de Boston, en 1932.




Actuación en la feria de Brockton, en 1932. Leslie Jones. Boston Public Library

Ray Grant y Peewee Cullum de Portland, Oregon, llevan a cabo una peligrosa actuación con su motocicleta en la feria de Brockton, en 1932.




Circus Parade, 1912. George Grantham Bain. Librería del Congreso



Descansando en la Feria de Tunbridge en Vermont, 1941. Jack Delano. Librería del Congreso


Dreamland at Night, 1905. Detroit Publishing Co. Librería del Congreso

Dreamland, la Tierra de los sueños, era un ambicioso parque de atracciones de Coney Island en Brooklyn, Nueva York, desde 1904 hasta 1911. Fue un gran parque, con una elegante arquitectura que tenía fama de tener mas de un millón de bombillas que iluminaban y delineaban sus edificios, una novedad en aquella época. Entre sus atracciones figuraba un ferrocarril que corría a través de un paisaje alpino, canales que imitaban los de Venecia con góndolas y un “Pueblo liliputiense” con 300 habitantes enanos. Para la temporada del año 1911, se hicieron muchos cambios y los edificios, todos pintados de blanco, se recrearon en colores brillantes. Una noche antes de la apertura de esa temporada, la atracción “Puerta del Infierno”, un paseo en barco por un canal que corría a través de oscuras cavernas, estaba en reparaciones y una fuga de agua se selló con brea. Alrededor de la 1:30 de la madrugada del 27 de mayo de 1911, las bombillas que iluminaban la atracción comenzaron a estallar, tal vez debido a un fallo eléctrico. En la oscuridad, un trabajador dio una patada a un cubo de brea caliente, y pronto la atracción estalló en llamas. El fuego se extendió rápidamente por todo el parque, debido a que muchas atracciones estaban realizadas en madera y fibras de cáñamo, el caos se desató y algunos de los animales del zoo del parque escaparon aterrorizados. Un león llamado Black Prince se lanzó a la calle, entre una multitud de curiosos, y fue abatido por la policía. Dreamland se redujo a una montaña de cenizas, fue abandonado después del incendio y nunca se reconstruyó.



Acróbata del Circus Girl de la Universidad de Florida, 1952. Loomis Dean, Life



Tobogan The Big Shoe. Cleveland, 1905. Detroit Publishing Co. Librería del Congreso

The Big Shoe fue un tobogán gigante que terminaba en toboganes dobles, del Luna Park de Cleveland, Ohio, en 1905. “Venta de entradas por un solo centavo”. En el interior, probablemente no contenía nada más que una escalera para subir a lo alto del tobogán. Al lado del encargado, que está sentado a la derecha de la fotografía, se puede ver lo que parece ser una pila de alfombras probablemente utilizadas para deslizarse por los




Adivino en la Feria Estatal de Donaldsonville en Louisiana, 1938. Lee Russell. Librería del Congreso

Stella May, te adivina el futuro por tan solo 10 centavos. Cuando y con quién te casarás, tu salud y tu fortuna. Feria estatal de Donaldsonville, Louisiana, en 1938.



Actuación del equipo de la escuela preparatoria de gimnastas Woodberry Forest de Orange, Virginia, en 1915. Harris Ewing. Libreria del Congreso



Comprando baratijas en la feria de Donaldsonville, Louisiana, en 1938. Lee Russell. Librería del Congreso



La jaula de los leones con el domador P. Doelger en su interior. Long Branch, 1909. George Grantham Bain. Librería del Congreso

La jaula de los leones con el domador P. Doelger en su interior, transportada en un carro tirado por caballos y conducido por MA Rice, del Society Circus en Long Branch, 1909.




Cartel publicitario del espectáculo en la Feria de Rutland, Vermont, en 1941. Jack Delano. Libreria del Congreso


El alcalde Curley bromeando con una cebra donada por el circo al zoológico de Boston, en 1931. Leslie Jones. Boston Public Library


Tobogan Helter Skelter del Luna Park en Coney Island, Nueva York, 1905. Detroit Publishing Co. Libreria del Congreso



Personality Fat Girl, Ohio, 1938. Libreria del Congreso

La mujer mas gorda, Personality Fat Girl, en una feria del condado, Ohio, en 1938. Entradas para adultos 10 centavos, niños 5. Los artistas, Millard y Bulsterbaum, cuyos nombres aparecen en los carteles, eran muy conocidos por sus banners publicitarios de los circos y puestos de la feria de Coney Island.



Some Texas beef. Washington, 1939. Harris Ewing. Librería del Congreso

El senador Tom Conolly, Ellen Edgemon de Weatherford, subida encima del toro Hereford, y el representante George Mahcall de Texas, posan para los fotógrafos. El animal acaba de llegar a Washington en el camino a la Feria Mundial, en 1939. Los bovinos Hereford tuvieron su origen a comienzos del siglo XVIII en Herefordshire, Inglaterra, como consecuencia de trabajos realizados por Benjamín Tomkins, con ganado de su propiedad. Desde ese condado pasó a Irlanda y se extendió por todo el mundo. La raza es famosa por su carne de alta calidad y las excelentes características maternales de las hembras. Los animales Hereford son de temperamento dócil, lo que permite un manejo más fácil para los ganaderos.



_____________________________________________


BONUS CRAP



La arriesgada actuación de Benny y Betty Fox

Ni siquiera un terremoto fue capaz de interrumpir sus acrobacias sobre una minúscula plataforma a decenas de metros de altura.




“Sky Dancers”. Actuación para la Convención de Shriners en Chicago, 13 julio de 1955. John Dominis

Betty y Benny acababan de comenzar su actuación en su pequeña plataforma de apenas 45 centímetros, suspendida sobre una viga a decenas de metros de altura en el edificio del teatro Fox, y eran casi las 6 de la tarde cuando Compton, entre Long Beach y Los Angeles, recibió toda la fuerza del terremoto. “Yo no sabía lo que era. Primero pensé que se había producido una gran explosión, luego la plataforma comenzó a balancearse y creí que alguien estaba moviendo sus cables tensores. Nos fijamos en la calle y vimos a la gente gritando y corriendo en todas direcciones. Luego hubo un rugido y todo el frente del hotel en el que estábamos subidos se deslizó a la calle, matando a una docena de personas. Por toda la ciudad, en el límite de lo que podíamos ver los edificios se venían abajo como casas de cartón, fue terrible.” Betty y Benny Fox acababan de sobrevivir a uno de los temblores de toda una cadena de terremotos que sacudió California en los años 40, que dejó muchos muertos y heridos causando además miles de millones de dólares en daños a la propiedad. “Nosotros no nos vinimos abajo, nos quedamos allí y seguimos con el acto, no bajamos hasta terminar la actuación”.



“Sky Dancers”. Actuación para la Convención de Shriners en Chicago, 13 julio de 1955. John Dominis

Benny y Betty Fox fueron una pareja de acróbatas, famosos a mediados del siglo pasado por sus arriesgadas actuaciones, que a veces se anunciaban como hermanos y otras como matrimonio pero que en realidad ni siquieran estaban relacionados y Betty además no era siempre la misma persona ni siquiera era ese su nombre. Benny eligió el nombre de su pareja solo porque le gustaba el sonido de la misma. Allí donde actuaban cada centímetro de espacio disponible en la calle, cerca de la zona de actuación, era tomada por cientos de personas que se agolpaban para verlos actuar. Calles, ventanas, techos y escaleras de incendios a lo largo del perímetro se abarrotaba de personas que se preparaban para presenciar el espectáculo, desarrollado sin ningún dispositivo de seguridad.

































Benny y Betty Fox con los representantes Shriners de Chicago, 13 julio de 1955. Circusblog


_____________________________________________


Fin del crap


No te vayas sin comentar Lince.
0
0
0
0No hay comentarios