Descargá la app
Danos tu opinión
Anuncie en Taringa!
Sobre nosotros
Ayuda
Reglas de la comunidad
Desarrolladores
Denuncias
Reportar Abuso - DMCA
Términos y condiciones
Reportar un bug
  1. Arte y Cultura
  2. »
  3. Otros

En1936 la Av. 9 de Julio no existía, y así se hizo.

Desde su inauguración en 1937 sufrió múltiples cambios. Se extendió, ensanchó y perdió áreas de estacionamiento. Para llegar a ser lo que hoy es se derrumbaron manzanas completas, calles y edificios. Esta es su historia.



La idea de construir la Avenida 9 de Julio data desde 1925, en donde el gobierno del General Justo decide poner en marcha un vasto plan de obras públicas para los festejos del aniversario de la primera fundación de Buenos Aires.





Según el plan, la zona de expansión metropolitana no podía llevarse a cabo sin una reestructuración radical, dado que ya se habían producido varias demoliciones dejando espacios baldíos que se alternaban con edificaciones abandonadas dando un aspecto de degradación a la zona central.



En 1932 se comienza a levantar el Ministerio de Obras Públicas (a la altura de la Avenida Belgrano) contemplando el paso de la futura Avenida Norte-Sur, y en septiembre de 1934 se lo inaugura.



Unos años después (1937) un lapidario informe elaborado el Director de la Oficina del Plan de Urbanización, planteaba el peligro que resultaba esa propuestas vanguardista y utópica llevada a cabo en la ciudad , por lo que se estudiaba la posibilidad de mudar el edificio “sobre rieles” y “con los empleados trabajando”, a otro lugar. La solicitud es desoida y todo queda en la nada.





Las discusiones continían aduciendo la necesidad de abrir espacios libres y arbolados dentro del “paisaje” céntrico, y por esta razón, el Ingeniero Carlos María Della Paolera, confecciona un proyecto donde planea expropiar la totalidad de las manzanas (110 m de ancho) dejándolas sin edificaciones remanentes, configurando el proyecto como una “avenida parque”.







Finalmente, la Avenida Norte-Sur fue inaugurada el 12 de octubre de 1937 por el presidente Agustín P. Justo, aunque solo en un tramo de 500 metros, que posteriormente llevaría el nombre de Avenida 9 de Julio.





La Plaza de la República sería el nuevo centro para la refundación de la ciudad, y allí convergerían las futuras avenidas Diagonal Norte, Corrientes (en proceso de ensanche) y el flamante corredor Norte-Sur, con lo cual se crearía un foco que quitaría peso al eje histórico de la Avenida de Mayo.



Para tal proyecto se comenzó con la demolición de la iglesia de San Nicolás de Bari, con entrada por Carlos Pellegrini y costado sur por Corrientes.



Esta modificación permitiría iniciar la construcción del último tramo de la Diagonal Norte, y el lugar elegido no era cualquier sitio, puesto que allí se había izado por primera vez la bandera nacional en la ciudad de Buenos Aires.



En febrero de 1936, una vez finalizada la rotonda de cruce entre las nuevas avenidas, el intendente Mariano de Vedia y Mitre propone erigir allí un obelisco como símbolo del cuarto centenario de la primera fundación de Buenos Aires, y el arquitecto Alberto Prebisch, aceptó inmediatamente el encargo que resuelve con celeridad.




El nuevo obelisco de 67 metros de alto poseería inscripciones en honor a las dos fundaciones de la ciudad (1536 y 1580), a la designación de Buenos Aires como Capital Federal (1880) y a la primera vez que se izó allí la bandera nacional.


La obra se inicia inmediatamente y el proyecto es apoyado por agrupaciones vanguardistas, que defendían la abstracción y la pureza del nuevo monumento.



Durante 60 días, 1.500 operarios trabajaron en la obra que finalmente pudo ser inaugurada el 23 de mayo de 1936.


Finalmente, en marzo de 1937, un decreto del intendente Mariano de Vedia y Mitre ordena la apertura de la avenida, entre las calles Bartolomé Mitre y Tucumán.



Las obras del primer tramo fueron inauguradas por el presidente Agustín P. Justo el 12 de octubre de 1937, entre las calles Bartolomé Mitre y Viamonte, con solo 500 metros de extensión, y la nueva avenida porteña era 70 metros más de ancha que la parisina Champs Elysées, y en la parquización se plantaron jacarandás, ceibos y mil cerezos donados por el Japón, y hasta se trasladó un palo borracho de 14 toneladas, desde el Hospital Rivadavia hasta Cerrito y Tucumán.





La flamante Avenida 9 de Julio tendría ahora 140 metros de ancho, grandes estacionamientos subterráneos (una modernidad técnica sin precedentes) y 6 calzadas a nivel para el tránsito vehicular, separadas entre sí por fajas arboladas.








Sin embargo, las innovaciones introducidas anulaban su principal fuente de financiación prevista en la ley de 1912: la venta gradual de los terrenos sobrantes, y los trabajos recién empezaron el 20 de abril, con el comienzo de las demoliciones necesarias, que duraron 40 días.



Ese 8 de mayo la Asesoría Letrada Municipal comenzó los juicios de expropiación de las propiedades que afectaban la traza, y los escombros se utilizaron como subcalzada de la Avenida Juan B. Justo y para rellenar la Costanera Norte.







Sin embargo, las controversias generadas por su apertura, las discrepancias de proyecto, el enorme gasto público y la falta de transparencia en las contrataciones directas hicieron que la construcción se detuviese en 1940, aunque no pasó mucho tiempo y las obras de ampliación de la Avenida 9 de Julio retomaron su cauce.





Con los años, la 9 de Julio creció por partes, hasta que finalmente en 1976 un proyecto presentado y ejecutado durante la intendencia del brigadier Osvaldo Cacciatore dió paso a el plan de autopistas urbanas.





Su proyección contemplaba una red de autopistas con peaje atravesando la ciudad de Buenos Aires, sumando 74 kilómetros de vías rápidas.





Lamentablemente por falta de presupuesto muchas obras quedaron inconclusas, como la traza de la Autopista 3, que con el correr de los años quedaron abandonados, abriendo la posiblilidad a una serie imparable de asentamiento.







Si este te gustó y querés ver las otras publicaciones anteriores relacionadas, aquí te dejo la dirección.





+366
74
0
74Comentarios