Entra y lee esta frase de 1920.


Ayn Rand