Check the new version here

Popular channels

Esta es la Iglesia más tenebrosa del Mundo ¿Entrarías?





La historia que te voy a contar en esta ocasión es escalofriante, pero también demuestra que los seres humanos podemos superar muchas adversidades cuando usamos nuestro ingenio y nuestro talento.


La Iglesia de San Jorge se encuentra en el pequeño pueblo de Luková, en la República Checa.





Esta iglesia medieval data del siglo XIV, siendo terminada en 1352. En 1968, durante un servicio funerario, parte del techo de la iglesia colapsó, y la gente empezó a decir que la iglesia estaba maldita.





Algunas personas pensaron en restaurar la construcción, pero se dieron cuenta de que sería muy costoso hacerlo.





Pero el Departamento de Diseño y Bellas Artes de la Universidad de Bohemia Occidental tuvo una idea.





Como parte de un proyecto de tesis de grado, se le pidió a varios estudiantes que crearan e instalaran obras de arte en distintas iglesias de la región, las cuales estaban en ruinas.





La Iglesia de San Jorge le fue asignada al estudiante Jakub Hadrava, quien tuvo la idea de crear varias figuras de yeso.





Estas figuras de yeso parecen imágenes fantasmales, y se mantienen sentadas en los bancos o inclinadas en los reclinatorios.





Las estatuas de yeso adornan los muebles y pasillos de la iglesia, recordándole a todos los visitantes que este lugar una vez fue muy concurrido.





Esta iglesia ha sido testigo de muchos eventos a través de su historia. Fue reconstruida varias veces, pero fue abandonada en 1968 cuando el techo empezó a colapsar.





El régimen comunista de Checoslovaquia no tenía ningún interés en restaurar edificios religiosos, así que la iglesia se mantuvo en ruinas hasta la actualidad.





Todo lo que había dentro de la iglesia fue robado o dañado. Las pinturas y las estatuas se perdieron, la campana fue robada, el órgano fue dañado…





Sin embargo, el proyecto artístico del joven Jakub ha suscitado mucho interés, atrayendo a una buena cantidad de turistas a la iglesia.





El antiguo templo se ha convertido en un sitio de interés turístico, muy buscado por fotógrafos de diversas partes del mundo.





Algunos de los que han visitado la iglesia han dicho que las estatuas son un recordatorio de lo frágil y fugaz que es la vida.





Pero Jakub dice que cada quien experimenta el arte de forma distinta. “Yo las hice para representar las almas de los alemanes que fueron expulsados de aquí después de la 2da Guerra Mundial”, señala.





Pero para otros, las estatuas son la representación de las personas que solían asistir a misa en la iglesia desde hace siglos.





Lo cierto es que gracias al dinero que se está recaudando con la llegada de los turistas, la iglesia podrá ser restaurada y volverá a ser lo que una vez fue. ¡No te pierdas este video!




Sin duda, fue una forma muy ingeniosa de llamar la atención de todo el mundo sobre la necesidad de restaurar las iglesias antiguas. Estos templos son un patrimonio arquitectónico y cultural que debe ser preservado.
0
6
0
3
6Comments