Excéntricos, hasta la muerte.