Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
Bendito microondas, aún me acuerdo cuando tenía que calentar la leche en una cazuela y a veces se te olvidaba y empezaba a derramarse… que tiempos aquellos. Sin embargo, los microondas también son un arma de doble filo con la que todos nos hemos cortado alguna vez.