Fotos antiguas, extrañas y divertidas...






Por lo general, cuando vemos a nuestros abuelos o a los ancianos en algún sitio publico asimilamos que se trata de personas serias, rectas y algunas veces hasta aburridas, pero si analizamos la situación, ellos también fueron jóvenes alguna vez y al igual que nosotros hicieron cosas bastante extrañas y divertidas, en realidad la percepción de que ellos siempre han sido personas serias y aburridas se debe a que tenemos la costumbre de ver el pasado a través de una lente borrosa, poniendo una distancia temporal mucho más que real.

Y es que apenas y somos capaces de darnos cuenta por nosotros mismos, que a pesar de su edad avanzada, todos guardan la esencia de un pequeño niño en sus corazones, y que de vez en cuando es este espíritu infantil el que los encamina a jugar bromas o a decir algunos chascarrillos.

Y para muestra, estas fotos que a pesar de estar en blanco y negro, nos enseñan los momentos llenos de color y alegría que algún día vivieron nuestros ancianos. Ver las fotos de esta compilación con un espíritu abierto nos permite crear un puente temporal entre nuestra forma de vida y la de nuestros antepasados para dejar de verlos como acostumbramos.

Las marcianadas de nuestros abuelos.