Check the new version here

Popular channels

Fotos que arruinaron las vidas de sus protagonistas




Hay imágenes que quedan grabadas en nuestras retinas, que llevan a la fama a sus protagonistas o a los fotógrafos que las captan. Pero muchas veces esas instantáneas contribuyen a destrozar la vida de los que se han hecho un nombre con ellas.


Qutubuddin Ansari



El fotógrafo Arko Dutta tomó esta fotografía de un sastre indio durante los disturbios de Guyarat en 2002, y apareció en distintos medios de comunicación repartidos por el mundo. Los extremistas que provocaron los disturbios acusaron a Qutubuddin Ansari de haber posado a petición del fotógrafo para difamar a los hindúes, por lo que tuvo que huir de su ciudad.



Eddie Adams



El jefe de la policía survietnamita, Nguyen Ngoc Loan, descargó su pistola contra un miembro del Vietcong en una calle de Saigón. El fotoperiodista Eddie Adams captó el instante en el que el general disparaba a quemarropaen la cabeza de Nguyen Van Lem. Adams se sintió como si hubiera disparado al policía con su cámara, imagen con la que ganó el Pulitzer en 1969, pero poco después dejó de ser corresponsal de guerra para retratar a famosos, "que no te arrebatan nada tuyo".



R. Umar Abbasi



Un hombre empujó a otro a las vías de la estación de Times Square, en Nueva York, instantes antes de que el tren entrara en la estación. R. Umar Abbasi, reportero freelance, decidió fotografíar el momento después de intentar ayudar a subir al hombre de 58 años que iba a ser arrollado. La imagen fue portada del New York Post, no sin un titular que censurara el comportamiento del fotógrafo, que se intentó defender de las críticas generadas por la imagen alegando que utilizó el flash para alertar al conductor del convoy.



Neda Soltani



Neda Soltani (izquierda) era una profesora de inglés que ejercía en Irán. A Neda Agha Soltan (derecha) le dispararon en 2009 en una manifestación de Teherán, y su muerte fue viral en Internet. Los medios de comunicaciónlas confundieron por su parecido y su nombre similar, y la profesora empezó a aparecer en todos los informativos. Eso le llevó a que la acusaran de ser una agente de la CIA o del gobierno de Irán que quería ensuciar el nombre de la mujer asesinada, o de ser ella la verdadera Neda Agha Soltan y haber fingido su propia muerte.
Su novio y sus amigos decidieron alejarse de ella, y en 12 días huyó a Alemania, donde le dieron asilo.



Kevin Carter




El ganador del Pulitzer gracias a esta imagen captada en Sudán decidió suicidarse poco después de recibir el premio en 1994, y de paso, un montón de críticas por haberse dedicado a enfocar y hacer la foto, en vez de salvar al bebé de una muerte segura... O no tanto: el buitre no atacó al pequeño, que se recuperó de la malnutrición severa que sufría.
Tristemente, no pudo superar la fiebre ymurió, pero en 2007.



Gelya Markizova



La niña posó con Stalin en 1936, y la foto fue titulada 'Amigo de los niños'. Durante los días posteriores a la toma de la instantánea, la pequeña recibió las atenciones de todos los rusos. Pero poco tiempo después, fiel a su particular forma de ser, Stalin acusó al padre de Gelya de conspiración y mandó que le fusilaran, y a su madre la asesinaron.




Caroline de Bendern



Esta joven se hizo famosa durante las protestas estudiantiles de Mayo del 68 en París. Llevaba todo el día caminando, y cansada, le pidió a su amigo que si podía subirse a sus hombros. En un momento alguien le dio una bandera del Vietcong, y posó como si fuera la protagonista de la pintura 'La libertad guiando al pueblo'. La imagen llenó las portadas de las revistas de todo el mundo, captada por el fotógrafo Jean-Pierre Ray.
Lo que destrozó la vida de Caroline fue que su abuelo, un aristócrata inglés, la desheredó al ver la foto: 7,5 millones de libras menos en su cuenta corriente.



Reinhilt Weigel



A esta alemana la secuestró el Ejército de Liberación Nacional cuando viajó a Colombia en 2003. Estuvo retenida durante 10 semanas junto a algunos compatriotas y gente de otras nacionalidades. Esta foto se la tomó comoprueba de vida antes de su liberación. En la imagen aparece junto a un guerrillero del ELN, y junto a Asier Huegun, un vasco con el que compartió cautiverio.
La instantánea fue malinterpretada en el país de origen de Reinhilt, donde pensaron que estaba a favor de los secuestradores.
0No comments yet