Check the new version here

Popular channels

Gaudi y La Sagrada Familia

La obra que este genio de la arquitectura no pudo terminar...
GAUDI - Historia de la sagrada familia

La Sagrada Familia es la obra más famosa de Gaudí, a la que dedicó toda su vida hasta el extremo de que vivió dentro del recinto para seguir más de cerca la construcción. A señalar, que es el único gran templo actualmente en construcción en todo el mundo.

La iniciativa:
De quien surgió la idea de la construcción del templo de la Sagrada Familia?. El promotor fue Josep Maria Bocabella i Verdaguer, un librero devoto y muy culto que en el año 1866 fundó "La Asociación Espiritual de Devotos de San José" una entidad que pretendía colaborar en la difusión del Catolicismo en una época en que la religiosidad tradicional se veía enfrentada a las nuevas ideas que los cambios sociales originados en la Revolución Industrial propugnaban. Se trataba pues de un planteamiento más bien de ideología conservadora.
La actividad que Josep Maria Bocabella desarrolló para impulsar su idea lo llevó en el año 1872 a hacer una visita al Santo Padre de Roma para ofrecerle en nombre de la Asociación una imagen en plata de la Sagrada Familia. De vuelta visitó la población de Loreto, dónde a la vista de su iglesia, se inspiró para construir en Barcelona un templo expiatorio. Esta idea sin embargo no prosperó y finalmente encargó al arquitecto Francesc de Paula y Villar el proyecto de un templo que no fuera la copia servil de ningún otro.

Primeros pasos:
Bocabella fue muy activo en la realización de su sueño. A partir de 1876 se pone a buscar un solar en Barcelona para levantar el templo, cosa esta que planteaba muchos problemas, porque el presupuesto era escaso.
Finalmente, en el año 1881 se adquirieron los terrenos limitados por las calles de Mallorca, Provenza, Marina y Cerdeña, con una superficie total de 12.800 m2,en que hoy se levanta el templo, por un precio de 172.000 Pesetas de la época (1.034 €). Este importe Bocabella lo guardaba bajo las baldosas de su tienda, por miedo de que fueran robadas en las frecuentes revueltas de la época.
La obra se inició siguiendo un estilo neogótico convencional en el año 1882 por el mencionado arquitecto F. Villar y Lozano. El día de San José de este año, el obispo Morgades puso la primera piedra.
Muy pronto se origina un conflicto entre Villar y el arquitecto Martorell que representaba a la Junta y que también intervenía en las obras. Villar envió una carta a Bocabella diciéndole que si no se seguían sus instrucciones dimitiría de su cargo. Bocabella aceptó la opinión de Martorell, que representaba un ahorro importante en el coste de la obra, en efecto, se trataba de hacer el interior de las columnas de mampostería en vez de construirlas macizas con sillares.
Para sustituir a Villar la Junta, a propuesta de Martorell, aceptó a Gaudí - que sólo tenía 31 años - como nuevo arquitecto del templo.

Incorporación de Gaudí y cambio de proyecto:
Gaudí asume la dirección en 1883 proyectando sobre la cripta ya empezada, a la que añadió un foso alrededor para que pudiera disponer de luz directa y ventilación natural. Gaudí también modificó los capiteles, objeto de la disputa con Villar. Todo esto después de abandonar su idea inicial de construir el templo en diagonal al solar, cosa que fue imposible, precisamente porque la cripta ya estaba empezada.
Antes de plantearse la iglesia en su conjunto, Gaudí todavía tuvo que acabar la capilla de San José que se inauguraría el día 19 de marzo (San José) de 1885 y a la que corresponden sus primeros planos como director de las obras, que había firmado en diciembre de 1884 .
A partir de aquí, Gaudí se replanteó todo el proyecto y desarrolló una idea en la que a partir de los pocos elementos ya construidos, se proponía construir un templo grandioso con planta de cruz latina en el que fue depositando todos sus conocimientos arquitectónicos. Un plano del templo publicado por "El Propagador" en el año 1890, ya muestra como será el templo, con los doce campanarios y el gran cimborio central.

Plenitud del trabajo de Gaudí:
Gaudí se plantea bien pronto cómo tendrá que construir el templo, si lo hará por fragmentos horizontales o verticales y piensa que: "no le es posible acabar el templo a una sola generación; dejemos pues una vigorosa muestra de nuestra huella, que las generaciones venideras sientan el estímulo de hacer el resto y no nos atemos para el resto de la obra". Siguiendo este razonamiento, Gaudí mientras acaba la cripta empieza la construcción del ábside y mientras acaba este, empieza la fachada de la Natividad. Gaudí no hacía planos completos sino que partiendo de unas cotas esenciales, va fijando los diferentes elementos de la construcción en grandes fragmentos.
En el año 1892 se empiezan los cimientos de la fachada de la Natividad, el claustro y el ventanal del crucero norte.
El año 1899 se acaba el Portal del Rosario dentro de la fachada de la Natividad.
Los estudios que Gaudí hacía de cada fachada eran muy detallados y se plasmaban en maquetas a escalas 1:25 y 1:10 .
De la fachada de la Pasión hizo tres estudios, el definitivo del año 1911, publicado en 1917, pero no hizo una maqueta.
Hizo también los cálculos de los cimborios, pero no el estudio completo. De la fachada de la Gloria, sólo hizo una maqueta y un estudio detallado de la imaginería.
Gaudí dedica los últimos años de su vida al estudio completo del interior del templo con maquetas a escala 1:10, con las columnas, bóvedas, ventanales, cubiertas y fachadas de enlace entre portales.

Actos religiosos en el templo y muerte de Gaudí:
En el año 1920 con ocasión de la celebración de la "Año Jubilar de San José" se organizan una serie de actos en la Sagrada Familia, procesiones, peregrinaciones, misas, etc. se inician los trabajos de las columnas del crucero y en un acto de excepcional importancia se reúnen mil cantantes de orfeones venidos de toda Cataluña bajo la batuta del maestro Lluís Millet para cantar el Aleluya de Händel.
El 30 de noviembre de 1925 se acaba el campanario de San Bernabé de la fachada del Nacimiento.
El 10 de julio de 1926 muere Gaudí que había sido atropellado por un tranvía tres días antes. Es enterrado en la Cripta de la Sagrada Familia el día 12 en un acto multitudinario en que toda la ciudad se vuelca para homenajear a Gaudí.

Las obras tras Gaudí:
Se hace cargo de la dirección de las obras el arquitecto ayudante de Gaudí Domènech Sugranyes con la ayuda de otros arquitectos como Francesc Quintana. En el año 1930 se acaban el resto de los campanarios y poco después el ciprés central y las linternas de la Fe y la Esperanza los años 1933 y 1935 .
La guerra civil 1936-1939 tiene funestas consecuencias para el templo puesto que se quema la cripta y el taller en que se encontraban los dibujos de Gaudí y las maquetas y se profanan las tumbas de la familia Bocabella aunque por suerte no la del arquitecto. Acabada la guerra, Francesc Quintana restaura la cripta (1940) y el obispo de Barcelona nombra miembros de la Junta a los arquitectos Lluís Bonet i Garí e Isidre Puig i Boada que realizan la ímproba tarea de recoger todos los restos de las maquetas y reconstruirlas, para poder seguir con la construcción del templo.

La polémica de la continuación de las obras:
El 9 de Enero de 1965 se publicó una carta abierta al director del diario "La Vanguardia" de Barcelona, firmada por un importante grupo de intelectuales y artistas entre los que figuraban el entonces decano del Colegio de arquitectos y el Presidente del FAD (Fomento de las Artes Decorativas).
Este colectivo expresaba su punto de vista en contra de la continuación de las obras del Templo por razones diversas entre las que se mencionaban la carencia de planos originales de Gaudí y la inadecuación del templo para las necesidades religiosas de una sociedad moderna.
La carta originó una importante polémica ciudadana con posiciones muy enfrentadas.
Por las razones que sean, el enfrentamiento fue perdiendo virulencia y las obras continuaron y continúan hasta ahora.

Evolución de las obras desde los años cincuenta (ver también cronología):
El 1 de Julio de 1948 se empieza a montar el ventanal del crucero sur.
Con ocasión del Congreso Eucarístico Internacional de Barcelona se realiza la escalinata de la fachada del Nacimiento.
En el año 1954 se empieza la construcción de los cimientos, muros y campanarios de la fachada de la Pasión, tras el voto de la Junta que se produjo en 1953 .
El Gremio de carpinteros de Barcelona rehace la puerta del claustro del Rosario.
En 1959 se empieza la columna del crucero dedicada a Barcelona.
En el año 1958 se acaba la capilla del Baptisterio de la cripta.
En el año 1962 se inicia el Museo Gaudí en la cripta de la Pasión.
La totalidad de las cuatro torres de la fachada de la Pasión con sus pináculos se acaban el 9 de noviembre de 1976 .

Relación de arquitectos colaboradores de Gaudí a la Sagrada Familia:
- Francesc Berenguer i Mestres
- Josep Maria Jujol i Gibert
- Cèsar Martinell i Brunet
- Joan Rubió i Bellver

Relación de arquitectos continuadores de Gaudí en la Sagrada Familia:
- Domènec Sugrañes i Gras
- Francesc Quintana Vidal
- Isidre Puig Boada
- Lluís Bonet i Garí
- Francesc de P. Cardoner i Blanch

Otros colaboradores de Gaudí:
- Carles Mani i Roig
- Joan Martí i Matlleu
- Llorenç Matamala i Piñol
- Joan Matamala i Flotats
- Ricard Opisso i Sala

Situación actual de las obras (mayo de 2005):

Zonas del templo acabadas: Cripta / fachada del Nacimiento.
Zonas en obras: Fachada de la Pasión, muy adelantada, sólo falta el cubierto de sobre del pórtico / ábside / claustro / nave principal ya cubierta / crucero, transepto y presbiterio en fase de cobertura / fachada de la Gloria, justo empezada / coros.
Zonas no empezadas: Sacristías / baptisterio y capilla de la Penitencia / cimborios / obeliscos / capilla de la Asunción.

Extracto de los últimos informes del Arquitecto Director de las obras Jordi Bonet i Armengol a Diciembre de 2004 y Mayo de 2005:

A diciembre de 2004 y según un informe del arquitecto director de las obras Jordi Bonet i Armengol, que extractamos en términos muy generales, el estado de las obras actualmente en marcha es el siguiente:
Cripta: Obras de restauración y de acabado.
Ábside: Se están realizando las bóvedas de las capillas centrales del ábside, las columnas están a una altura de 30 metros. Se colocan los capiteles de las columnas de San Pedro y San Pablo y los capiteles de las ocho columnas de soporte de la bóveda hiperbólica de la aguja de la Virgen.
Fachada de la Pasión: Los muros de los patriarcas y los profetas se levantan por encima de la cornisa de basalto.
La escultura en bronce de la Ascensión de 5 metros está a punto de ser dorada antes de instalarla en su ubicación a 60 metros de altura.
Transepto y crucero: Se están cerrando las bóvedas para poder construir pronto los dos tramos que faltan del transepto.
La barandilla de 45 metros del triforio está muy adelantada y las de las bóvedas de los evangelistas Marcos y Lucas se están construyendo a 55 m. lo que permitirá levantar las bóvedas del crucero y el ábside.
En Julio se acabó el ventanal superior con el rosetón del transepto del Nacimiento obra de Vila-Grau.
Claustros: Se han instalado los cristales de cierre y el pavimento de piedra. Se prepara nuevo mobiliario.
Se ha abierto la rampa de acceso desde las calles Mallorca y Cerdeña.
Bóvedas y cubierta de la nave central: Cuatro de los pináculos ya están coronados por símbolos eucarísticos.
Fachada de la Gloria: Se ha hormigonado completamente el triforio del Jube a 9 metros sobre el suelo del templo y se han hecho otras obras complementarias

A mayo de 2005 y según un informe del arquitecto Director de las obras Jordi Bonet i Armengol, el estado de las obras actualmente en marcha es el siguiente:
Fachada de la Pasión: Como principal novedad, se ha colocado, a 60 m de altura, la imagen de la Ascensión de Jesús, obra de Josep Maria Subirachs. Es de bronce, fundido en los talleres Vila de Valls, y ha sido dorada y patinada por Jordi Abancó y Ramon Millet, respectivamente. Nos presenta la culminación del triunfo de Cristo, después de la Pasión, Muerte y Resurrección, cuando éste se despide de sus discípulos y de todos los que esperamos su retorno.
También se avanza en la preparación de la columnata y el cimacio de esta fachada, tras
haber terminado los muros que, por detrás, muestran los nombres de los patriarcas y profetas, obra de Subirachs, que ha esculpido Bruno Gallart.
Aún hay que conseguir resolver, tecnológicamente, el tallado del granito de las columnas. A este respecto, se está desarrollando el estudio, a escala natural, in situ, de la parte superior de las tres primera columnas, donde figurarán las palabras «Jesús de Nazaret, rey de los judíos».
Ábside: A punto de acabar el hormigonado de las cuatro bóvedas que faltan de las capillas absidales, se están levantando los ventanales que cierran el deambulatorio y las ramificaciones de sus diez columnas por encima de los capiteles que sostendrán las bóvedas, situadas a 30 m de altura. Se han limpiado y restaurado los interiores de las capillas absidales y el aspecto que ofrece la transición de su arquitectura neogótica a la “nueva arquitectura” gaudiniana patentiza una armonía que consideramos muy acertada. No obstante, todavía no es posible completar todo ello con plena visibilidad, a causa de los andamios que sostienen la plataforma de trabajo de las bóvedas, que representan una superficie de alrededor de 300 m2.
Avanzan, asimismo, las escaleras absidiales, pese a las dificultades inherentes al hecho de tener que enlazar la obra nueva con lo que se construyó hace más de un siglo. Además, se están estudiando los problemas provocados por el descentrado de los triforios construidos que, provenientes de la Fachada del Nacimiento, permitirán acceder, a través de dichas escaleras, a la cantoría que circunda el ábside. Estas dificultades se plantean por las diferencias de medidas de los cuatro ángulos del transepto, que han obligado a realizar diversos estudios informáticos y modelos en cera y yeso, a escala, con vistas a lograr la solución más apropiada a unos detalles de los que no poseemos los modelos originales.
Transepto y crucero: Ha quedado hormigonada la armadura de la losa que, a 45 m de altura, une todo el Transepto de Poniente. Las ocho costillas del cimborrio de San Mateo se alzan a 57 m y pronto, este mismo año, podremos ver los cuatro ventanales que faltan
para coronarlos con los símbolos eucarísticos del pan y el vino. Se están instalando, también, las armaduras del crucero de San Juan, después de haber acabado los seis hiperboloides que lo forman, y se espera que, a finales de julio, quede igualada esta parte de levante del crucero.
Seguidamente, se han colocado las plataformas de trabajo que faltaban para poder iniciar la parte perimetral de las bóvedas, de 60 m de altura.
Igualmente se han emplazado, obra de J. Vila Grau, las vidrieras de la nave central de poniente, que representan a Jesús, como luz y fuente de agua viva.
Gaudí quiso que no fueran coloreadas para que no enmascarasen los colores del ladrillo y el quebradizo, en verdes y oro, que aportan las hojas de palmera, y, por ello, se están decorando con las formas arquitectónicas que generan las rectas de los hiperboloides.
Nave central: Una vez colocados los cuatro primeros pináculos de las uvas con el cáliz, de la nave central, el escultor Sotoo está trabajando para terminar el coronamiento que representa el pan y el trigo de la Eucaristía. Hemos tenido la suerte de hallar, esculpida, a finales de año, una parte significativa del modelo original de Gaudí, a escala 1 : 10. Esto ha permitido ofrecer, con gran fidelidad, lo que éste diseñó.
Fachada de la Gloria: Se están alzando las paredes de la testera y las armaduras ya están situadas a 20 m de altura. Los quintos ventanales, dedicados a San José Manyanet y Santa Juana de Lestonac, se han iniciado con las esculturas realizadas por el japonés E. Sotoo, que, representando hojas de manzanos y perales, se completarán, más adelante, con los frutos de éstos.
Asimismo, se están preparando los encofrados de las bóvedas de la cantoría central, que unen los laterales de cada lado de las naves.
Las dos escaleras de la testera, que arrancan del plano del Templo, llegan a la altura del Jubé.
Taller de modelistas: Los trabajos en curso permiten elaborar, a escala natural, los modelos de barandillas del crucero, de las bóvedas de unión del deambulatorio con el transepto y de algunos elementos de las bóvedas del centro del crucero. Además de ello, también se está estudiando la solución a los problemas de la parte superior de las capillas absidiales, con los pináculos de las antífonas de la O que corresponden a la liturgia del Adviento y de las cubiertas del deambulatorio, así como del soporte del gran hiperboloide que coincide con el centro del presbiterio y del ábside. También se está analizando la unión entre los ventanales que rodean el cimborrio de la Virgen María, el
desagüe de las aguas pluviales y el enlace, muy complicado y difícil, de los tramos de bóveda que cierran el espacio entre las columnas dedicadas a los apóstoles Pedro, Pablo, Mateo y Santiago el Menor. Finalmente, se están preparando, con modelos a escala, las cubiertas de los transeptos de levante y poniente.
Hay que añadir, entre los trabajos realizados, la ayuda prestada en el montaje de las maquetas que figuran en las diversas exposiciones en que se ha colaborado, Bremen y Rotterdam.
Oficina técnica: Una vez acabado el cursillo del nuevo programa informático Catia, se han incorporado a la Oficina cuatro arquitectos, que participaron en un periodo de prueba, para ampliar el personal especializado que se precisa para avanzar en el proyecto del crucero, del ábside, de la sala que se construirá entre los 60 m y 85 m de altura, y en otras tareas de investigación que son muy necesarias.
Se está trabajando en las soluciones de unión entre la obra vieja y las nuevas formas gaudinianas, y se continúa estudiando las soluciones de las bóvedas irregulares del deambulatorio y otras labores que ya se mencionaban en el último informe de obras.
A todo ello, se elabora la definición del proyecto ejecutivo de diversas partes: costillas y frontones de los Evangelistas, cantoría y bóvedas, de 30 m, de la Fachada de la Gloria, cubiertas de la nave central y otras.
Otras novedades: El descubrimiento, en el Archivo Municipal, de los únicos planos existentes del Templo, firmados por Gaudí a finales de 1916, con la silueta del conjunto vista desde ocho puntos diferentes, ha permitido conocer las alturas de los cimborrios de la Virgen María y de los Evangelistas. Concretamente, ha mostrado que Gaudí siempre concibió, con una altura de 120 m, la aguja dedicada a María, ligeramente más baja que las de los Evangelistas.
Es preciso subrayar que el conjunto compuesto por los cinco cimborrios del crucero y el cimborrio central, que coronará la Cruz y está dedicado a Jesucristo, amén de los cuatro de los Evangelistas, representa a Jesús y expresa su palabra, por lo que no es extraño, en consecuencia, que dichos cimborrios no deban ser sobrepasados, en altura, por el del ábside, dedicado a Santa María.
Tan sólo algunos dibujos, hechos con posterioridad, habían previsto levantar, hasta lo más alto, este cimborrio, que Gaudí había proyectado más bajo. La reducción de su altura, en 20 m, es importante, ya que permite no tener que recalzar los cimientos del ábside, construidos por el arquitecto Villar, para un proyecto diferente.
Asimismo, es interesante informar que los textos publicados en lengua alemana, en el catálogo de la exposición de Bremen, aportan nuevos aspectos sobre el interés que Gaudí despertó entre algunos de los arquitectos germánicos que lo trataron durante los últimos años de su vida. Son facetas poco conocidas de Gaudí, que nos lo muestran comunicativo y afable, como una persona que, en las conversaciones, planteaba ideas innovadoras y que, autocrítico, era capaz de explicar, con claridad conceptual, el porqué de lo que hacía en el Templo, a la vez que abrir su visión a las muchas realidades de la vida.
Fuente





















Un buena explicacion

Otras obras del Genio
La Pedrera (Casa Mila)




Parc Güel




Mas imagenes ACA
+4
10
0
1
10Comments
      xellos_1

      AGUANTE LA CASITA QUE HIZO MI VECINO ESA SI FUE UNA HAZAÑA CON CUCHARA
      JEJJE

      0
      gmgapel

      yo estube en la sagrada familia, parc guell y la pedrera y es geniallllllllllll

      0
      cocho

      yo fui y es una cosa de locos, esta como para sacarse los pendejos con una pincita de
      depilar 😈

      0
      MrLINUS

      No tenian angulos rectos como los stealth 😈

      0
      locopelado

      Otro capo en lo suyo, don Amancio Williams.
      Habia impreso una imagen grande de 'la casa del puente' y se la habia regalado a una
      mina en la facultad. Nunca mas via la imagen y mucho menos la mina. 😄

      0
      Changos

      seguro que visitaron 2 veces la sagrada familia y nunca visitaron la casa del puente que es una de las
      casas mas estudiadas del siglo xx y esta en mar del plata

      0
      andreslopez1960

      esta alucinante, yo estuve 2 veces en la sagrada familia y ya quiero volver otra vez
      para subir a las torres. Excelente ciudad Barcelona, aunque algo cara.... 😕 pero
      digna de ser visitada

      0
      alienado

      si, muy lindo lo de Gaudi, pero qué me decis de los albañiles que tenian que construir
      todas esas estructuras sin 1 solo álgulo recto? ¡como lo deben haber putiado!

      0
      Dargor23

      Yo estoy alli locopelado, y la verdad...como decis vos, son impresionantes.

      0
      locopelado

      Las obras de Gaudi son impresionantes, todas.
      Cualquiera que tenga la oportunidad de ir a Barcelona no se va ha arrepentir.
      Muy bueno el informe che, gracias.

      0